TERRORISMO A LA CARTA

TERRORISMO A LA CARTA

Hugo Palacios (el búho)

Como para no salirse del libreto establecido en la era Bush, por estos lares también tenemos talibanes, ¿qué creen? Ya con esa publicidad ¿qué país europeo no nos va a tomar en serio? Aquí abundan los terroristas; si han sido un montón. Sobre todo en la Amazonía, tenemos terroristas hasta para exportar. Ojalá no se entere el Bin Laden, porque seguro se los ha de querer llevar para sus planes de tumbatorres.

Ahora, según la doctrina RAFARREA, el que se atreva a protestar contra sus políticas, o el que cometa la ofensa patria de defender su territorio y su vida, será considerado… tan tan tan tan…¡¡TERRORISTA!! Hasta envidia le ha de dar al Bush viendo esos alcances terroríficos de la Revolución Ciudadana. Yo creo que los gringos han  de pedir asesoramiento a este gobierno para que le dé directrices sobre cómo combatir el terrorismo in situ. Y eso que aquí no han tumbado torres, ni han secuestrado aviones ni se han graduado de kamikazes. ¡Aquí el que molesta es terrorista y punto, ya!

Apenas me enteré de que cerca de 200 indígenas y luchadores sociales han sido acusados de terrorismo, volé al Palacio de Gobierno a ver si de pronto había un cursito de teoría terrorista, de metodología del terror, de contraterrorismo, de terrorismo ciudadano, de revolución terrorífica, o algo así. Pero nada, más confundido salí. Quise entrevistarme con el Alexis, que dizque es el duro de las leyes, a ver si de pronto me aclaraba el panorama. Él, todo un versado en temas de leónterrorismo y similares, pero realmente lo que habla frente a las cámaras es de una confusión tan grande que no le entendí nada. Habla y habla, más lo que se es-mera, pero sólo le han de entender sus tres amigos abogados y sus dos amigos publicistas, nadie más.

De terror esto del terrorismo terrorífico. Los productores de Hollywood ya se han de ver enterado del terrorismo en el Ecuador; y verán que han de querer filmar una película de terror en el Palacio de Carondelet. Tienen material de sobra para hacer un peliculón. Por nombrar unitos: Los Alvarados y el Alexis; y de la Asamblea, por ejemplo, el Rodríguez y el Corcho. Ese es un elenco de terror, no tonteras. Y de extras podrían quedar el Nebot, el Vera y otritos de la misma calidad terrorífica. La mejor película de terror del año, pues.

¿Cómo será de protestar, de resistir sin que a uno le tilden de terrorista? ¿Y si después de esto, me acusan de terrorismo escrito? ¿Existirá la figura de terrorismo oral? ¿Y si los sabios de la 35 se inventan terrorismo existencial? ¡Qué terror!