AUTORES DELEXPEDIENTE MANUFACTURADODE IRAK ATACAN DE NUEVO

VENEZUELA, ECUADOR Y LAS FARC

AUTORES DEL “EXPEDIENTE MANUFACTURADO” DE IRAK ATACAN DE NUEVO

Francisco Domínguez*

Los archivos de las supuestas computadoras de las FARC  que supuestamente involucran a Venezuela deben ser tomados con el mismo escepticismo que las acusaciones de las Armas de Destrucción Masiva merecieron. Un informe publicado la semana pasada arriesga repetir el error del expediente manufacturado que intento justificar la guerra en Irak.

Publicado por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS por su sigla en inglés), basado en Londres, el expediente alega que “ha examinado en detalle “las relaciones del grupo guerrillero FARC “con Venezuela y Ecuador” al evaluar los archivos que supuestamente se encontraron en las computadora incautadas por el gobierno colombiano de las FARC en 2008. Ya ha  recibido una amplia cobertura periodística en el New York Times, Times, The Guardian, Financial Times, CNN y la BBC, para nombrar algunos.

Aunque la organización policial Interpol ha explicado que la manipulación de  datos informáticos por las autoridades colombianas “No se ajustan a principios internacionalmente reconocidos” y que el análisis informático forense de los archivos no se hizo para verificarla “exactitud y origen de los archivos de usuario”, esto no ha impedido que el IISS haga todo tipo de acusaciones sensacionalistas.

Nueva distensión, renovadas hostilidades

Si el nombre IISS hace sonar las campanas de alarma, puede ser debido a que se recuerde del papel que desempeño en los acontecimientos que llevaron a la publicación del dudoso expediente para justificar la guerra contra Irak. Preocupantemente para el continente, la misma gente y la misma organización ahora parecen haber volcado su atención a América Latina. El informe fue presentado en el contexto de la intensificación de los esfuerzos de la derecha Republicana de atacar a Venezuela. La victoria electoral de los Republicanos en el Senado de EE.UU. y en las elecciones al Congreso el año pasado ha puesto a unas figuras muy derechistas a cargo de influyentes comités como el de asuntos exteriores.

Connie Mack, Congresista Republicano por Florida, ha dicho que, como nuevo Presidente de la Subcomisión del Congreso sobre el hemisferio occidental, que tratará de poner a Venezuela en la lista de estados patrocinadores del terrorismo del Departamento de Estado de EE.UU. Su compañera Republicana y Presidenta del comité de asuntos exteriores, Ileana Ros-Lehtinen, ha dado su apoyo a esta política.

Muchos temen que el momento en que se publica el informe es también para torpedear la distensión en curso entre Venezuela y Colombia. Hasta hace poco, bases militares de EE.UU. se estaban preparando en Colombia  que rodearían a Venezuela, pero este programa ha sido pospuesto. El informe del IISS puede que forme parte de una estrategia que logre provocar una nueva ronda de hostilidades entre estas dos naciones.

El IISS tiene un historial de haber jugado su parte en el esfuerzo para hacer la guerra contra Irak.

Aunque dice ser “independiente, sin tener ninguna lealtad a ningún gobierno u organizaciones políticas o de otro tipo”, el Instituto tiene vínculos con muchos neoconservadores. Entre sus patronos y miembros del Consejo Directivo se incluye a Robert D. Blackwill, ex vice-secretario de seguridad nacional de George W Bush; el Dr. John Hillen, anteriormente secretario de Estado adjunto para asuntos político-militares en el gobierno de Bush; el Dr. Eliot Cohen, ex asesor de Condoleezza Rice en cuestiones estratégicas; y el Dr. Ariel Levita, ex vice asesor de seguridad nacional. Los personajes de Gran Bretaña que están involucrados incluyen a Sir David Manning, embajador ante los EE.UU. y asesor de política exterior de Tony Blair, en el período previo a la guerra de Irak, así como Lord Powell, de Bayswater, ex asesor de política exterior de Margaret Thatcher.

Manufacturar el expediente

El papel IISS en la creación del expediente manufacturado sobre Irak es claro. En septiembre de 2002 publicó:

“Las armas de destrucción masiva de Irak: una precisa evaluación”, que hizo afirmaciones falsas sobre “la amenaza planteada por los programas de Iraq para desarrollar armas nucleares, biológicas y químicas, así como misiles balísticos”, incluyendo que “la retención de las capacidades de armas de destrucción masiva por Irak es evidentemente el objetivo central del régimen”.

Ominosamente, advirtió: “Esperar y la amenaza crecerá; atacar y la amenaza puede ser utilizada. Es evidente que los gobiernos tienen el deber apremiante de desarrollar pronto una estrategia para hacer frente de manera completa a este problema internacional único.”

El tabloide Daily Mail aprovechó para presentar  este expediente  como “la más convincente evidencia de que Irak está. . .construyendo un arsenal letal de armas de destrucción masiva” y podría estar “a solo meses ” de la construcción de una bomba nuclear. Incluso la BBC escribió en un titular “El Reino Unido celebra nuevo informe”.

Como Kim Sengupta en el diario británico The Independent explica: El expediente del IISS sobre las armas iraquíes de destrucción masiva, publicado el 9 de septiembre de 2002, fue editado por Gary Samore, anteriormente del Departamento de Estado de EE.UU., y Presentado por el Dr. John Chipman, ex asesor de la OTAN. Fue aprovechado de inmediato por los gobiernos de Bush y Blair como la “prueba” de que Saddam estaba a pocos meses del lanzamiento de un ataque químico y biológico, o incluso nuclear. Gran parte de los documentos del IISS fueron reciclados posteriormente en el ahora famoso expediente de Downing Street, publicado con un prólogo por el Primer Ministro, la semana siguiente.

Es preocupante que John Chipman ahora sea director general del IISS.

Un hilo común entre los autores del dossier manufacturado de Irak y su homólogo de América Latina es Nigel Inkster, director de amenazas transnacionales y riesgo político del IISS. Él supervisó el informe de los “archivos de las FARC”.  Inkster fue subdirector del MI6 en el período previo a la guerra con Irak. Él era “parte del equipo de vigilancia química y proliferación de armas biológicas, incluidos los intentos iraquíes de conseguir ese material”. Fue bajo su dirección como vice director que el MI6 fue instrumental en la creación de la ahora infame “dossier manufacturado” en armas de destrucción masiva para vender la guerra de Irak al público británico. Curiosamente, Inkster también trabajó en América Latina durante el oscuro período de la década de 1970 y 1980.

Repletos de neoconservadores y ex miembros de los servicios de inteligencia de EE.UU. y del Reino Unido, el IISS ciertamente no puede ser considerado como independiente. Dado que el IISS e Inkster han anteriormente participado en la producción de peligrosamente inexactos expedientes, los llamados “archivos de las FARC” deben ser tratados con una saludable dosis de escepticismo.

Muchos en los medios de comunicación harían bien en recordar esto y las consecuencias de

Su cobertura incondicional de los dudosos dossiers sobre Irak cuando consideren el análisis del estudio del IISS de los “Archivos de las FARC”. En su lugar, deberían fomentar y celebrar cómo Colombia y Venezuela  están abordando pacífica y constructivamente problemas muy complejos y de larga data.

*Francisco Domínguez es director del Centro de Estudios del Brasil y Latinoamérica en la Universidad de Middlesex, Londres, Reino Unido