BRASIL: MARCHAS SUPRIMIDAS CONVERTIDAS EN MARCHAS POR LA LIBERTAD

BRASIL: Represión une a los movimientos sociales, el sábado (18) en defensa del derecho constitucional de expresión

MARCHAS SUPRIMIDAS CONVERTIDAS EN MARCHAS POR LA LIBERTAD
Aline Scarso. Brasil de Fato <www.brasildefato.com.br>   Traducción Lalineadefuego

La marcha nacional de la libertad se presenta el sábado (18) en al menos 35 ciudades brasileñas con un objetivo común: impedir que  la represión de las manifestaciones políticas se vuelva cada vez más frecuente en Brasil. El detonante para la protesta en todo el país fue la represión de los participantes en la marcha de la marihuana en São Paulo (SP), el 21 de marzo. Ese día, las tropas de choque de la Policía Militar atacaron a los manifestantes con gas pimienta, porras y gases lacrimógenos para terminar con la manifestación para la reglamentación de la hierba. El saldo fue nueve arrestados y varios heridos más, además de dos tenientes.

En todo el país, la represión de la policía se ha convertido en factor común para silenciar a las acciones que incomodan a los gobiernos y las empresas, como ocurrió en enero de este año con los trabajadores de la represa de Jirau, en Rondonia y los movimientos de la reducción de la tarifa del autobús en Sao Paulo y Espirito Santo. La represión del movimiento estudiantil también ha aumentado desde la ocupación de la rectoría de la USP en 2007. El derecho a la libertad y a la libre expresión del pensamiento, sin embargo, están garantizados por el artículo 5 de la Constitución Federal y se clasifica como una garantía fundamental.

Renato Cinco, uno de los organizadores de la marcha de la libertad en Río de Janeiro, dijo que el rally debe agregar todo el movimiento gay y el movimiento cultural de la ciudad. “Ha habido una política de criminalización de los movimientos sociales, por lo que es natural que se produce esta reacción. Creo que los movimientos sociales, por su política de no hacer frente contra el gobierno de Lula en los últimos años, llegaron a ser letárgicos. Espero que este letargo esté pasando “, dice. No está claro si la lucha de los bomberos por mejores condiciones de trabajo y salarios se verá reflejada en el acto. Pero para el señor Renato, es claro que la sociedad está reaccionando frente a la represión.

En Natal, la marcha coincidió con la destitución del prefecto Micarla de Sousa (PV) y su adjunto, Paulinho Freire (PP), acusados de abandono  y empobrecimiento de la ciudad. Los manifestantes han acampado en la Cámara de Veedores desde el día 7, exigiendo la fiscalización de las acciones de la prefectura relacionadas a la basura, las playas y los servicios públicos. “Aquí, en Natal, vivimos una situación de basura. Esperamos que la marcha aglutine a los movimientos de protesta que ya están en la lucha por el juicio político, los partidos, las organizaciones de mujeres y otros participantes en las marchas de marzo como de los desempleados y la marihuana, ” espera Isabela Bentes, una de los organizadores de la marcha de la marihuana y también la marcha de la libertad.

Ya en Curitiba, donde la marcha de la marihuana del 21 de junio fue prohibido por decisión del juez Peter Sanson Corat a petición del representante del diputado evangélico Leonardo Paranhos, la expectativa es reunir a los diferentes grupos políticos. De acuerdo con César Fernandes, organizador de la marcha en Curitiba, además de requerir normas locales, los manifestantes  exigirán el fin de la represión de los movimientos sociales. “La persecución, la violencia policial y las detenciones arbitrarias se producen en todo Brasil desde hace muchos años. Por lo tanto, muchas ciudades están haciendo la marcha de la libertad, que sólo demuestra que nuestras demandas son nacionales “, dice.

Dijo que la marcha en Curitiba está siendo organizada por grupos de artistas independientes, partidos políticos, feministas y los grupos LGBT, anti-racistas, los ambientalistas, el movimiento estudiantil y la comunicación. “En general, se puede observar el papel de la juventud en la organización tanto de la marcha y en los movimientos que la componen”, dice.

San Pablo es la sede por segunda vez la marcha de la libertad. La primera ocurrió el día  28 (de mayo), y este se realiza bajo impedimento legal después de la represión de la marcha de la  marihuana el 21 de junio. “Este movimiento ha ganado mucha perfil debido a que las libertades en todo el Brasil se están recortando de manera descarada. Los movimientos son siempre el blanco de los gobiernos estatales cuando quieren manifestarse “, dijo Gabriela Moncau, uno de los organizadores de la marcha de São Paulo.

Joao Ricardo, quien también participa en la organización de la marcha en la capital, explica por qué se acercó al movimiento: “En Brasil no estamos viviendo una grave crisis económica, pero queremos ir a las calles para mostrar nuestro descontento con el sistema. En mi caso, se trataba sobre todo de la represión policial de la marcha de la marihuana, pero hay gente que vino para promover  la penalización de la homofobia y disputar el aumento del pasaje. Por otra parte, la inspiración de la movimiento Democracia Verdadera en España ya es muy fuerte “, dice.

Según el organizador de la reunión en Sao Paulo, André Takahashi, la marcha de la libertad ha sido una especie de paraguas para diversas luchas que quieren unirse y fortalecer a otros. “Estamos viviendo en un momento en que la gente está enojada y quiere ir a la calle, pero en realidad no sabe cómo. La marcha de la libertad sirve para que estos individuos empiecen de alguna manera. ” Según Takahashi, las dos principales redes que organizan la marcha en Sao Paulo, los miembros de la marcha de la marihuana y del Circuito Fora do Eixo, cuenta con un alcance nacional, lo que facilita la ampliación del movimiento.