Borrador Ley de Tierras: palabras de Rafael Correa y Luis Andrango

RAFAEL CORREA (07:30): “Algunos quieren definir latifundio de acuerdo a un tamaño: mas de 100 hectáreas y ¡prohibido los latifundios, la Constitución prohíbe el latifundio…! [Pero] lo importante es la propiedad y lo importante que se esté produciendo…  Primera idea de fuerza: cuidado por hacer un bien hacemos un daño mayor… Para que todos seamos propietarios partamos estos 2.000 hectáreas en 1.000 familias a dos hectáreas cada  familia. Bueno, vamos a tener 2.000 familias mas pobre que antes. La segunda idea de fuerza es la productividad. Tenemos una productividad agrícola demasiada baja. Y en la economía campesina esa productividad es desastrosa. Y parte de esa baja productividad son las pequeñas parcelas de terreno. Incluso, con el sistema capitalista, si tenemos una producción de 2.000 hectáreas y una sociedad anónima con 200 accionistas en buena hora: se está democratizando en algo la propiedad de esa tierra. Esto es que no entienden muchos compañeros. Por ahí veo proyectos de tierra, incluso del propio Consejo de Soberanía Alimentaria, que tienen solo esa visión de justicia. Cuidado, por buscar la “justicia”, entre comillas, destrozamos la eficiencia y lo que hacemos es a todos igualitos, pero igualmente miserables, igualmente pobres.” (08:34)

LUIS ANDRANGO responde (08:40): “Me parece que el Presidente de la República no conoce a profundidad el proyecto que se ha trabajado con la Conferencia de Soberanía Alimentaria. En ninguna manera la apuesta de esta ley implica retacear y parcelar y convertir en miles de minifundistas en Ecuador. Al contrario, esta es una propuesta que apunta fundamentalmente a este nuevo paradigma, este nuevo modelo de desarrollo agrario en Ecuador que es la soberanía alimentaria. Nuestra propuesta de hecho es garantizar las condiciones económicas para la productividad. Pero la productividad está en función del acceso a los recursos productivos: la tierra, el agua, las semillas, la infraestructura rural básica, espacios de comercialización. Y allí se diferencia la vieja propuesta de reforma agraria que se quedaba en redistribuir tierras. Ahora, nuestra exigencia es que el Estado tiene que reconocer el papel fundamental que cumplen los campesinos alimentando al pueblo ecuatoriano. Esa sociedad que ha sido invisibilizada, que ahora pensamos que los alimentos se producen en los supermercados. Pensamos que esos alimentos atrás arrastran a miles de hombres y mujeres que, a pesar de las condiciones de dificultad en el campo, siguen cumpliendo ese papel de alimentarnos y, además, de construir un proceso de buen vivir en Ecuador. Por que la producción alimentaria es la que menos contamina a la Madre Tierra, la Pacha Mama, que es una derecho también reconocido por nuestra Constitución.” (10:08)

Palabras del Presidente tomadas de la cadena nacional 08/11/2011, reproducido durante entrevista con Luis Andrango, presidente de la FENOCIN, en Televistazo 14/10/2001 http://www.youtube.com/watch?v=drjw8TogiOM