CUAUTHÉMOC A LA CARTA por Hugo Palacios

CUAUTHÉMOC A LA CARTA
Hugo Palacios (el búho)

Se armó, se armó. Están cordialmente invitados todos los que sueñan con hacer dinero en éxtasis. Vayan, vayan a ver al único capaz de hacernos felices en cinco minutos. El único  motivador de peso pesado, el que nos va a sacar de la pobreza. Se va  a mandar una súper conferencia en distintas ciudades del Ecuador. Atención, no se lo pierdan, sobre todos los pobres, que por pendejos no son ricos. La macanuda charla lleva por título: cua cua cua cuaaaa… “Cómo hacer dinero”.
Vuelve el autor de libros famosos que nos cambiaron la vida, ahora más ducho que antes; con un conocimiento de alta fusión en términos económicos. Don Cuau nos sorprende siempre, y no hay que esperar que se muera para escucharlo. Principalmente los dirigentes políticos deberían ir; envés de estar inventando tanta vaina para mejorar al país, mejor contrátenle a Cuauthemitoc para que despierten conciencias y enderecen bolsillos. Unas 2000 conferencias en todo el país, en el páramo, en la selva y en cualquier área rural que se niegue a progresar, acabará con la pobreza de este país y emergerá una clase media alta por todo el largo y ancho del país. Si hacer plata es cuestión de voluntad nomás. Hay que ser felices full time y los dólares aparecen ipso facto en nuestras manos.
Así que si le aquejan las deudas, si no tiene para pagar la hipoteca, si  no le alcanza para los vicios, si le siguen juicios millonarios por injurias calumniosas, si les falta money para proyectos ambientalistas, si sueña con ser presentador de noticias o bailarín de vamos con todo, ya sabe lo que tiene que hacer: repetirse cinco veces en la mañana la frase “hoy soy feliz, mañana también”, y en las noches, antes de dormir, declamar en voz alta: “Este fin de mes me hago rico porque me hago rico”.
Avise a sus amigos, pero que no se enteren sus enemigos, porque enemigo con plata es peor que socialcristiano con estatua. Cuénteles que ya vino, que ya llegó, que ya está aquí el salvador, el mago de las palabras, el motiveishon por excelencia, el autor de los cinco principios para triunfar en la vida y los cinco finales para no morirse en la pobreza.
Qué suerte que tenemos los ecuatorianos con este escritor de lujo, qué emoción que haya venido el futuro Premio Nóbel de literatura de motivaceision. Si escucho su nombre y me hierve la sangre de campeón, porque gracias a él entendí que ser feliz es la meta aunque no la meta… la pataleta; que así sea feo con mayúsculas puedo conseguir mujeres de conquista y volar sobre pantanos. Vamos todos a hacer dinero con un grito desesperado, porque todo es cuestión de saberse las leyes eternas y de sopetón nos convertiremos en juventud, en éxtasis… por el dinero.
Y ya vaya preparándose para sus futuras publicaciones:
“Diez maneras de ser exitoso sin sacarse el calzoncillo;
“Cómo hacer el amor en privado, en público y con uno mismo”;
“Formas geométricas de doblar las rodillas para llegar virgen hasta las últimas consecuencias”;Lenguaje sugerente para explotar a sus empleados sin que se den por enterado”;
 “Transfusiones de sangre y de apellido para abandonar sus orígenes humildes”.
Y un libro que promete ser un bets seller en dos patadas:
 “Terapias de ultrasonido para dejar de ser bruto rascándose el ombligo”.
Están avisados. La cita es con Cuauthémoc, la victoria es con Sánchez. Si se lo pierde, su bolsillo se resentirá.