LOS 3 PUNTOS DE FREEDOM HOUSE. por Werner Vásquez Von Schoettler.

LOS 3 PUNTOS DE FREEDOM HOUSE

Werner Vásquez Von Schoettler.  El Telegrafo www.telegrafo.com.ec

Gran titular del pasado jueves 3 de mayo, en las ediciones digitales de algunos medios privados, la noticia de que el Ecuador se encuentra a tres puntos de ser considerado un país sin prensa libre. Según Freedom House, en el Ecuador hay una parcial libertad de expresión: ¿qué es, qué hace Freedom House? No es la primera vez que emite comentarios respecto al Ecuador o América Latina, sobre todo de los países que andan por caminos contrarios a los que su ideario considera como los caminos correctos. Esta fundación -think thank- promociona los “derechos humanos, la democracia, la libertad política” en la versión de las élites conservadoras de los Estados Unidos.

Es decir, que anda pregonando por el mundo lo que este debe ser y hacer, cómo comportarse para ser calificados como países racionales, civilizados, occidentales, etc. Cabe preguntarse si ellos han criticado las sucesivas invasiones de EE.UU. a diferentes países; la respuesta es sí; claro que han criticado las invasiones, sobre todo por considerar a los gobiernos estadounidenses de turno como lentos en proceder con una serie de castigos económicos, políticos, antes y después de sus aventuras militares.

Más aún con países que consideran que van por el camino de cualquier cosa que huela a socialismo, liberalismo radical, redistribución social de la riqueza, etc.: todo lo que huela a izquierda, es decir, que podría afectar los intereses de las corporaciones estadounidenses, fiel símbolo de los valores de la libertad y la democracia. Freedom House tiene como socia la Fundación Nacional para la Democracia -la famosa NED (por sus siglas en ingles)-, la USAID, el Departamento de Estado. Freedom House y la NED reciben fondos directos sea del gobierno o del congreso de los Estados Unidos. Y entre lo que produce Freedom House es un informe comparativo de la libertad en el mundo, desde 1972, donde 1 es más libre y 7 el menos libre.

Para ellos desde 2007 el Ecuador tiene serios problemas con la libertad de expresión, antes jamás. Para un periódico de Quito y otro de Guayaquil, resulta que hubo “coincidencia” entre el informe de Freedom House y el de Fundamedios.

Bueno todo parece resumirse al caso de El Universo y a los autores del libro El Gran Hermano. No se puede afirma que han sido sucesos menores, pero la libertad de expresión no se puede reducir a lo que dicen o dejan de decir las empresas privadas de comunicación; simplemente porque el Ecuador no es una gran corporación o asociación de corporaciones, sino un Estado-Nación, que ejerce plenamente su derecho a la autodeterminación y a la soberanía.

El Ecuador no se reduce a ciertos medios privados, particulares, rentistas de la información y modeladores de un tipo de comunicación y democracia… Aquí la UNASUR tiene otra tarea urgente: pensar qué tipo de democracia y Estado requiere América Latina, porque las formas republicanas actuales han llegado a su límite.