LA PIRATERÍA MUSICAL NO ES UN PROBLEMA, ES UNA EXCUSA Sudara Williams

LA PIRATERÍA MUSICAL NO ES UN PROBLEMA,  ES UNA EXCUSA
Sudara Williams    partidopirata.com.ar / Torrentfreak.

Es 2012 y la “piratería” sigue siendo un tema candente en las conversaciones de la industria. Las personas que comparten vía torrent o tienen una enorme biblioteca musical están acusadas de joder a los artistas, de robar y, tienen derecho. La piratería sigue siendo citada como la razón principal por la qué los artistas están en la ruina.

Al parecer, la investigación independiente no es suficiente para ilustrar que la situación es compleja y multidimensional, y que es probable que las pérdidas de la industria no tengan nada que ver con el intercambio de archivos.

Como artista y empresario de la música, sé con certeza que es el momento de seguir adelante y darle a energía nuevas a nuestras empresas para innovar y que los artistas cobren. Mi empresa está a favor del intercambio y es pro-artista – Considero que el compartir es una característica y es la principal fuente de nuestros ingresos.

Bienvenido a Internet

Déjame sacar la alfombra de bienvenida un poco sarcástica.

Ya no cuesta dinero enviarle música a otros.Puedes obtener cualquier canción que quieras al instante, gratis o pagando. Puedes construir una biblioteca de 11.000 canciones sin ningún costo. O escucharlas en Spotify vía streaming por unos pocos dólares al mes. O contribuir con u$s 250 para obtener vinilos firmados y otras delicias de tu banda favorita en Kickstarter. O pagar u$s 15 por disco como en los viejos tiempos de nuevo.

Estas son las opciones actualmente disponibles para el oyente en el año 2012.

¿Debemos pretender que no es verdad?

La distribución de música es esencialmente libre. ¿Nos sentimos culpables? ¿Debemos restringirnos, pagando siempre u$s 15 por un montón de archivos de música porque esa es la forma en que se hizo antes?

La distribución de música gratuita ha transformado nuestra cultura de muchas maravillosas maneras. El valor cultural de este logro es enorme. Incluso mi abuela entiende lo increíble que es (Ella es guapa y le encanta ver las canciones en YouTube).

Algunos parecen no entender esto, se centran en por temor en las consecuencias negativas. Peor aún, las empresas de música han sido como la miel, adaptándose poco a poco a la situación.

Como resultado de ello, escuchamos un montón de quejas. Pero desde un punto de vista empresarial, se centraron en lo negativo por pereza y nostalgia – y lanzaron por la ventana una oportunidad por completo.

Todo el mundo está haciendo lo correcto

Algunas personas prefieren buscar en Google y hacer una descarga de cinco minutos a gastar u$s 15 en un álbum.

Tal vez esa misma persona se gastará u$s 60 en un recital, o u$s 25 por un pedazo de vinilo que se reproducirá una vez. Tal vez ellos estén en la universidad, y cuando consiguen un trabajo su situación cambie. Tal vez ellos a su vez tienen cinco amigos que son fans incondicionales, que a su vez comprarán discos, camisetas y entradas para recitales.

¿Quién sabe? Incluso los expertos en economía que estudian estas cosas explícitamente no pueden entender los efectos de la “complementarios” y “sustitutivos”. Es demasiado complicado.

Por un momento, vamos a suspender el juicio sobre cómo la gente obtiene su música. Vamos a suponer que todos están haciendo lo correcto.

No me malinterpreten, no estoy justificando la “piratería”. No tiene por qué justificarse. No va a desaparecer. Compartir música es un logro cultural y debe ser celebrado.

Es la industria, estúpido

La industria discográfica ha luchado sin éxito por una docena de años tratando de eliminar el intercambio de archivos. Se han desviado ridículas cantidades de dinero en efectivo a esta causa (revelaron a artistas, ¿alguno?). Elevaron la culpa y a los culpables a niveles de fascistas – amenazándolos, demandándolos, trataron de empujarlos a través de una nueva legislación. ¿Ha cambiado algo?

Por supuesto que no. No pueden cambiar el funcionamiento de Internet. No se puede lavar el cerebro a la gente haciéndoles creer que cuesta algo enviar un archivo MP3. No va a suceder. Porque no es cierto.

En ningún momento la industria se detuvo y evaluó lo que sus clientes realmente quieren. No se consideró lo que las empresas de tecnología podían aportar. En su lugar, las compañías discográficas miraron alrededor y culpó por la pérdida de sus ingresos a los “malos” clientes.

Como estrategia de negocios, esto no sólo es ridículo, es peligroso.

Como músico, siempre me he preguntado: ¿Cuándo las compañías discográficas admitirán que son la única entidad responsable por las ventas a los oyentes y por compensar a los artistas de manera justa? Realmente no me importan sus excusas o culpas. Quiero nuevas soluciones que funcionen.

Sean Pro-Intercambio y Pro-artistas

Porque me importa mucho, he dedicado los dos últimos años de mi vida creando la empresa de música de mis sueños que está a favor del intercambio y es pro-artista. Pasé tres años antes de que asegurarme que los artistas distribuir su música libremente con fines no comerciales

¿Las grabaciones tienen valor económico? Por supuesto. Cuestan tiempo, dinero, recursos y el amor de producirlas. Yo seré el primero en defender el valor de una obra músicas grabada.

Cuando digo que estoy a favor de compartir, no estoy diciendo que los artistas no deben recibir una compensación justa. Eso sería una tontería. Estoy administrando una empresa que tiene como objetivo hacer justamente eso. Y como escribí el año pasado, yo personalmente creo que el intercambio es muy bueno para los negocios.

Recibiendo su pago

Todos los artistas en la historia de la música occidental han querido vivir de su trabajo. Nunca fueron unicornios y arco iris.

Incluso Bach estaba en la ruina (a pesar de ser un capo y ser muy conocido mientras estaba vivo). Después de su muerte, su esposa tuvo que vender algunas de sus partituras a la carnicería para que sea utilizado como papel para envolver la carne. Eso es bastante sabido.

Ojalá fuera fácil! Pero moviendo el dedo alrededor no hace nada más fácil.

No mucho ha cambiado post-intertubes, excepto que ahora hay muchas más oportunidades para “ser creativo” e “ir directo.” Internet permite un cierto grado de democracia, permite la conexión directa entre el artista y el oyente, proporciona canales para atraer la atención , y permite a todos distribuir al instante de forma gratuita.

Fantástico!

Pero vayamos al grano. Primeros paguemos a los artistas.

Hacer que los artistas estén bien pagados (o al menos relativamente) es responsabilidad exclusiva de la empresa vendiendo. Este negocio puede ser una grabadora, un grupo de artistas, una tercera parte – o, por supuesto, los propios artistas.

Pagarle a los artistas requiere sólo eso: algo que ofrecer a la venta que sea atractivo y se compre. El oyente decide cuándo algo es digno de su dinero. La empresa es responsable de ofrecer algo atractivo, tomando el dinero, y pagándole a los artistas.

Esto es un negocio no un cuento de hadasEn el momento en que estás vendiendo música, tienes una empresa. Ser vengativo, pensando nostálgicamente o culpar a otros de tu fracaso está … bien. Pero no es el mejor camino hacia el éxito. Sólo es útil como chivo expiatorio de tu fracaso.

La música es sólo un negocio como cualquier otro. Se aplican las reglas de oferta y demanda. Tienes que entregar lo que el cliente realmente quiere comprar, esa es una parte importante del negocio.

¿Tienes que innovar cuando una tecnología de punta viene por ahí? Sí, ese es su trabajo como empresario.

¿Tienes que destacar y diferenciar lo que ofreces, cuando estás rodeado de gente que vende cosas similares? Ese es el negocio.

Esto es un negocio, no cumple todos los deseos. Claro, podrías enojarte con tus clientes por no comprar. Pero después, tienes que vender algo que realmente quieran o te quedarás sin empresa.

Pienso en ello como esto: En la vida, no se puede obligar a alguien a que te ame. En los negocios, no se puede obligar a alguien a que te compren.

Deja de culpar a tu público, ConóceloEn mi libro, “piratería” no es más que una coartada para el fracaso en los negocios por mala calidad y falta de innovación. Una táctica de retardo que la industria podría evitar adaptándose a los cambios del mercado durante tanto tiempo como les sea posible.

iTunes y Spotify son las empresas que ofrecen en realidad toda tu música. Las compañías tecnológicas vieron lo que los oyentes querían y lo hicieron posible. Le tomó años de negociaciones, estipulaciones ridículas (DRM, ¿algo más?) Y demandas de compensación increíbles en nombre de la industria.

Imagínese si la industria discográfica hubiera hecho realidad la innovación hace 12 años y hubieran creado lo que los clientes querían. Tal vez estaríamos felices con streamings de Sony o Warner en lugar de Apple. Para ser competitivos, tal vez algunas grabadoras tendrían una garantía de “comercio justo, a sabiendas de que algunos clientes se preocupan profundamente por el apoyo a los artistas que aman.

En cuanto a los niños “rompieran” la universidad se preguntarán por qué gastar dinero es una pérdida de tiempo. No es algo tan difícil!

Los universitarios tienen más tiempo que dinero en efectivo. Ellos tienen una pesada carga financiera. Ellos obtienen de manera eficiente música de forma gratuita.

¿En qué mundo tiene sentido financiero gastar u$s 15 en un disco frente a comprar la cena, o tomar unas cervezas con los amigos? No te tiene que gustar. No estoy diciendo que “es correcto.” Sólo estoy diciendo “este es el camino que es.” Las empresas tienen que hacer frente efectivamente a esta realidad. No se puede vender música a la gente si no puedes relacionarte con ellos. Vas a fracasar.

Negocio 101
Cuando vendes algo, es útil saber que estás vendiendo. Se llama el “Objetivo de Mercado”.

Tienes que aprende a reconocer que te deja dinero y que no.Es muy útil! Puedes centrarte en la venta a grupos de personas que se preocupan por lo que estás haciendo. O podrías adaptar lo que estás vendiendo para que sea más atractivo para ciertos grupos. (Pro consejo: Si no puedes vender, no ayuda en nada a culpar a tus clientes).

¿Escolares? No son las personas más fáciles para venderles álbumes a u$s 15 cada uno. Pero bueno, les encanta la música. Manten tus ojos en ellos, van a venir a los espectáculos, compartirán tus cosas, podrían convertirse en un cliente de la línea, etc

Ahora toma la gente en sus 20 o + con empleo regular e ingreso disponible. No queremos indefinidamente cazar música para descargar. El tiempo es dinero. Queremos que hagan clic en “comprar”. Muchos de nosotros podemos esquivarlo y tener cientos de años de música. Y ¿adivinen qué? Los universitarios se mueven rápidamente en esta categoría.

Necesitamos más innovación, no más culpablesLa industria discográfica sin duda carece de opciones de negocio sostenibles. Esto no es culpa del oyente. Asimismo, no se hacen responsable de sus pérdidas. Las pérdidas se producen cuando los mercados cambian y las empresas no logran adaptarse y mantenerse relevantes.

La gente siempre va a desembolsar dinero para apoyar a las cosas que aman. Ellos pagan por conveniencia. Pagan por la experiencia. Pagan por la novedad. Ellos pagarán para ayudar a gente que les importa.

Sé esto de manera intuitiva, pero también sé esto porque la gente gasta dinero en mi negocio. Gente maravillosa que gastan regularmente u$s 149 en una sola vez para una ”suscripción de por “vida” a Ramen. La mayor parte de ese dinero va directamente a nuestros artistas. Muy loco!

Yo sólo soy un tío artista geek que se salvó y puso en marcha su pequeño negocio, su pequeño sueño. Otros pueden hacerlo mejor, y más grande. Hay oyentes ansiosos por ahí a la espera, a la espera de nuevos modelos sostenibles.

Las nuevas empresas de música se destacan y hacen la diferencia. Sobre todo ahora, mientras que las Grandes siguen quejándose y quebrando. Haz algo nuevo o atractivo.Se creativo.

No creo que el contenido musical sea estilo delivery, el formato, la comodidad, la personalidad de la empresa, el nicho de audiencia, etc Poner un enfoque de sostenibilidad, es muy necesario y algunos oyentes lo saben.

Todavía estamos en la punta del iceberg de la música e Internet. Hay muchas oportunidades y un montón de espacio para la innovación. Es el trabajo de las empresas hacer que esto suceda. Lo ideal sería que los artistas sean capaces de pasar su tiempo haciendo grandes obras de arte, no jugaueteando con demasiadas cosas del negocio (a menos que les guste hacer eso también).

Ahora es el mejor momento para ser músicoRealmente lo es. Puedo producir un álbum en mi casa, con mi equipo actual. Lo puedo entregar a decenas, cientos, miles, millones – Suponiendo que la demanda exista. Costándome casi nada.

¿Puedo encontrar un público? ¿Puedo hacer que la gente compre mi música?

Esa es la parte difícil. Siempre ha sido así.

No todo está mal. De hecho NO todo está mal. Así que muchos artistas se muestran optimistas acerca de la manera en que las cosas se encaminan. Ellos están felices de que haya más opciones. Pueden enviar su música con facilidad, sin costo. Serán escuchados.

Yo trato con muchos artistas independientes y otros que lo hacen ellos mismos directamente. Muchos expresan de manera explícita para mí que no quieren un acuerdo importante la grabadora – que preferirían quedarse por su propia cuenta. Que se desmoronen casi-monopolios no es algo que les importe. Muchos de ellos son felices el viejo sistema se está muriendo. Era bastante horrible, no sólo te quebraba, te hacía dependiente, te encerraba y no erás dueño de sus canciones.

Constrúyelo y ellos vendránVamos a gritar un gran HURRAH optimista! El mundo ha cambiado de manera asombrosa. Ánimo, Quítate la Culpa y vamos a crear música increíble y servicios que les den a los oyentes lo que ellos quieren – idealmente pagpandole a los artistas de manera justa y alentado al intercambio.

El público haa estado esperando con mucha paciencia exáctamente por esto.

¿Y los artistas? Ellos están haciendo lo que aman, generando grandes canciones, esperando que Internet les ofrezca una mejor oportunidad de hacerse oír y ganarse la vida.

Es hora de dejar de disputas acerca de la “piratería” y ayudar a hacer que eso suceda, no con un pensamiento ilusorio, sino haciendo cosas buenas es que se hace el trabajo.

Sobre el autor

Sudara Williams es músico y fundador de Ramen Music. Ramen Music recolecta las mejores nuevas canciones de artistas independientes y DIY artistas. Lo último está disponible aquí.

Fuente Torrentfreak.

Sigan a @ramenmusic