ENTREVISTA. JAIME GUEVARA:NO SE GARANTIZA LA LIBERTAD AMORDAZANDO A LA GENTE

https://i0.wp.com/fotos.lahora.com.ec/cache/2/25/255/255a/no-se-garantiza-la-libertad-amordazando-a-la-gente-20130122064819-255a743a81899120aad10d727f2e0d12.jpg

LA HORA <www.la hora.com.ec>

Miércoles, 23 de Enero de 2013

Hoy se sigue aplicando represión, con mecanismos muy sutiles y, lo que es peor, en nombre de un supuesto socialismo, de una revolución”.

Jaime Guevara
Cantante

Jaime Guevara está ocupado organizando la peña de solidaridad para Los 10 de Luluncoto, que tendrá lugar este viernes a las 20:00 en la Sede Social del IESS. “Si a esos jóvenes les agarraron por tener unos libros y música protesta, qué me podría ocurrir a mí si allanan mi casa y encuentran todo esto”, dice señalando las decenas de libros, afiches y música “contestataria” que tiene en su vivienda. En medio de ese trajín, “El chamo” dialoga con Diario La Hora sobre el momento social del país.

¿Qué papel cumple en democracia la protesta social?

Un papel dinamizador, de avance de la sociedad contra todo tipo de represiones, porque no se puede permitir que un régimen de turno, el que fuere, implemente una serie de políticas económicas antipopulares.

¿Hacia dónde apunta esta protesta social?

A ponerle un alto a los abusos del poder.

¿Desde que Ecuador regresó a la democracia, cuál es el momento más crítico de los movimientos sociales en cuanto a represión?

El más crítico ha sido el del Gobierno de León Febres Cordero. Sin embargo, hoy se sigue aplicando represión, con mecanismos muy sutiles y, lo que es peor, a nombre de un supuesto socialismo, de una revolución.


¿Cómo se ejerce actualmente esa represión?

Ya no se aplica el garrotazo, la tortura, la muerte oficial. Ahora te multan por hablar con un megáfono en la Plaza Grande, por pegar un afiche o te dan dos días de ‘cana’ por haber escrito un grafiti criticando al Régimen.

¿Este Gobierno trata de criminalizar la protesta social?

Totalmente. Y no es el primero. Lo hizo también Febres Cordero, pero la diferencia es que el Gobierno actual ha logrado manipular el contenido del discurso canalizándolo hacia sus propios intereses. Un ejemplo es el movimiento roquero, es la primera ocasión en que hay un Gobierno que, fingiendo impulsarles, ha logrado anularles en su aspecto contestatario.

¿Por qué compara con frecuencia a este gobierno con el de Febres Cordero?

Porque si a este Gobierno se le permite cometer una tremenda injusticia con Los 10 de Luluncoto, si se le permite la represión, vamos directito al mismo tipo de Régimen.

Pero el Gobierno dice que lo hace en aras de la estabilidad…

No vamos a permitir que el Régimen, so pretexto de reprimir el terrorismo, se convierta él mismo en terrorista. Ahora, bloquear una vía como mecanismo de protesta, este Gobierno lo convierte en un acto de terrorismo, de sabotaje.

¿Pero no es una forma de garantizar la paz?

Garantizar la paz no es garantizar la paz de los cementerios. No garantizamos la libertad de pensamiento y de palabra amordazando a la gente.

¿Estamos viviendo en democracia?

Una supuesta democracia que se ha transformado en ‘dedocracia’, y muchas veces en la ‘dedocracia del gatillo’. Hay el caso de un chico de colegio que está prácticamente en estado vegetal (Édison Cosíos), cuando el gatillazo de un policía lanzabombas fue a parar en su cabeza.

Usted ha respaldado la protesta social, ha compuesto canciones, tiene temas contra el poder ¿Es usted terrorista?

A ojos del Régimen y al paso que vamos no me llamaría la atención que se legisle como en la edad media a los juglares y trovadores. Esta inquisición puede remitirnos al silencio, a la violencia, al carcelazo.