¡HASTA LA SONRISA SIEMPRE! Hugo Palacios (el búho)

Nidecreer bonita. Le cuento que dizque el Presi anda reclamando que le corrijan una caricatura de un señor Bonil, porque dizque no es cierto lo que dice. ¡Elé! Ya ni el humor se salva de la censura. Jodidos bonita. Ahura le han de seguir juicio por terrorista de la risa. Me muero, ya han de ver nombrado la Santa Inquisición contra el sentido del humor. Yamismo que no se libra ni el Vicepresidente, no ve que él siempre anda diciendo que no hay nada mejor que reírse. Pero parece que los asesores del Presi le huyen al humor. Chuta, eso sí se llama ser amargados de manos ardientes y corazones ardidos, bonita.

Razón que son más seriesotes cuando hablan en la tele. Tienen una cara de … de circunspectos, de sabelotodo trágicos, de Benedictos apocalípticos. Ese abogadito que antes era abogaducho del León le ha de ver asesorado semejante merada. Como el pobre no tiene tiempo de reírse por tanto juicio que tiene que andar siguiendo al resto, mejor ahora se dedica a borrar la mueca más sabia. De llorar esos asesores. Prohibido reírse de la autoridad. Mal les veo. Ahí una llamadita del Vice explicándole a l superior que no sea… que no sea… que no sea alma de llorón. Que le mande a leer “el nombre de la rosa” o que le sugiera que sus asesores políticos le hagan cosquillas en la mandíbula. Y así dice que es bicicletero; cuándo un ciclista para andar con cara de inspector de colegio. Nunca, pues.

Yo lo que creo, bonita, es que la campaña les pone medio desubicados a los asesores. Porque una cosa era lo del Emilio Palacio, ¿se acuerda de ese artículo? Bien feíto, bien de periodista de pluma sin punta. Pero la caricatura, el humor, la risa, no tiene nada que ver con la seriedad, pues. Yamismito han de aparecer con que juicio al Bonil. Y la siguiente noticia será: “Mañana continuará el juicio a los 10 de Luluncoto y al uno del Universo. ¡Terrorista gráfico! Ya se sabe que les odia a los del Universo, ya sabemos, a mí también a veces me caen mal, pero una cosa es un a cosa y otra cosa es… sus asesores.

Eso de pensar que uno es todopoderoso ha sido terrible, bonita. Si ahora censuran el humor, que de por sí es crítico al poder, mañana han de querer prohibir el chancho, por eso de la sonrisa de hornado, digo. Capaz que ordenan corregirle la sonrisa a la Monalisa y mandar emisarios a los teatros para que la gente sólo se ría para sus adentros, porque para sus afueras solo pueden reírse los que están adentrito de la 35. ¡Uy, bonita!, yo sí me pregunto qué dirán esos Asambleístas hecho los críticos sobre esto. ¿Se imagina al Paco Velasco justificando esta ridiculez? Ellos que se dan de revolucionarios con alegría, ¡tóma! Me muero, hija, hay que avisar a los payasos que cuando vean una marea verde agua, corran por sus vidas, les vayan a querer dibujar lágrimas encima del maquillaje.

Mejores dicho, bonita. Me despido, y si alguien se ríe con lo que digo, tendrá cuidado, no vaya ser que le pidan rectificación de risa y 35 de pecho por jovial. Ahora con más pica se les han de reír, la censura al humor solo logra que la risa se multiplique. ¡Bienechito, por mudos!