ACLARAN NEGATIVA DE PROYECTAR CINTAROLDÓS”: Nuestro lema es cero política en la vida real. Por Hugo Palacios (el búho)

Nos piden que nos llenemos de razones.

 Queremos decirles que estamos hartos

 de llenarnos de tantas cosas…

 

La Corporeision Rosado al país:

Ante la serie de calumnias, ofensas, incomprensiones, malos tratos y miles de mensajes mancillando nuestro buen nombre rosado, hemos optado por defendernos. También hemos optado por aclararles y para rematar, hemos optado por tratar de entender qué mismo es lo que intentan decirnos.

1.- No es que nos hemos negado a que el documental “Roldós”, de autoría del señor  Sarmiento y la señorita Rivera sea proyectado en nuestros Supercines, lo que pasa es que hay un error de interpretación. Lo que en verdad planteamos es que es imposible que así como está hecho el documental se presente ante nuestros cultos concurrentes. Basta con cortar tres o cuatro minutos y listo, pueden nomás ser parte de nuestra programación. Lo único que queremos es que no se mancille el nombre de quien fue uno de los mejores Presidentes que en el mundo han sido. Así que de lo único que se trata es de ponerle tijera a un pedacito de la cinta. ¿Eso es mucho pedir? Ahí donde dice LFC, mejor que diga MDB o RVD o lo que sea, pero por favor, los miles de ingenieros del país se pueden sentir aludidos. Uno tiene que ser grato con quien evitó el terrorismo en el país; ya solo falta que hagan otro documental con Don León Febres C. llorando y haciéndose pipí en Taura. Eso es faltar al respeto y a la memoria de un ex Presidente, ex Alcalde, ex diputado, ex un exceso exo.

2.-  Los señores cineastas deben entender que no se puede mezclar piñas con rábanos. Esa cinta es demasiado, como diríamos, demasiado política; y nosotros como política de la empresa no permitimos que se mezcle la política con el espectáculo; y mucho menos permitimos y permitiremos que nuestro buen nombre y mejor apellido sea objeto de escarnio en la sección política de los medios de comunicación. Nuestro lema es cero política en la vida real, ahora si la película fuera de ficción, encantados le damos la bienvenida a la política. Somos gente de criterio, de mente amplia, pero no nos pidan mezclar la política con el buen criterio.

3.-  Nos acusan de poco democráticos. Mentira. Tan es así que cualquier señor de apellido Roldós que quiera ingresar en nuestras salas puedo hacerlo.

4.-  Nos piden que nos llenemos de razones. Queremos decirles que estamos hartos de llenarnos de tantas cosas. Ya estamos llenos de problemas, y encima de eso llenarnos con más angustias, es imposible. Así que nos seguiremos negando, porque somos coherentes con nuestros actos desde que tenemos uso de razón.

5.- Y por último, nosotros decidimos quién se presenta y quién no. Ya mucha tontera. Si quieren ver esa película que vayan a otros cines. En nuestros cines never que se verá esa cinta mientras tengamos uso de razón, de aquella que quieren llenarnos como si fuera mote. Punto.