ANTAGONISMOS IMPERIALISTAS, CONFLICTOS Y PELIGRO DE MAYOR ESCALA DE LAS GUERRAS IMPERIALISTAS* por Fernando Buendía

 

8 diciembre 2013

1.- CRISIS DEL CAPITALISMO Y ANTAGONISMOS IMPERIALISTAS:

La teoría crítica del capitalismo elaborada por Carlos Marx, que ha demostrado ser un  instrumento adecuado para la comprensión y análisis de la sociedad actual, pone de relieve que las crisis económicas recurrentes de sobreproducción, subconsumo y  desproporción del sistema capitalista, se originan en la contradicción fundamental inherente al capitalismo,que se sintetiza como el conflicto permanente entre el  desarrollo incesante de las fuerzas de la producción -y la creciente expansión e incorporación de la sociedad en el sistema de mercado- por un lado, frente a la polarizada y cada vez más extrema y concentrada apropiación de los medios producción y de la riqueza social, por otro lado.

A lo largo del siglo pasado, varios pensadores y políticos de la izquierda mundial interpretaron las dos guerras mundiales y otro sinnúmero de conflictos regionales ocurridos en el transcurso del siglo XX, como respuestas a las crisis capitalistas y como manifestaciones en el ámbito político de los conflictos imperialistas originados en la contradicción fundamental capitalista. Como diría el teórico militar alemán Von Clausewitz[1] : “la guerra es la continuación de la política, por otros medios” y como señaló Wladimir Lenin: “la política condensa los intereses de la economía[2]”, y por ello, se opuso y caracterizó a la primera guerra mundial, como “guerra imperialista[3]” de disputas comerciales, territorios coloniales  y materias primas.

Durante la segunda guerra mundial y posteriormente en la postguerra, en el marco de la “guerra fría”[4], se impusieron en el mundo capitalista occidental las políticas económicas keynesianas, orientadas a generar una importante redistribución de la riqueza  a través del modelo de “Estado de Bienestar”, como una estrategia para superar la  crisis de los años 30;  entre otras razones para contener la “ola socialista” que para finales de los años 60 llegó a cubrir a una porción mayoritaria de la población mundial[5]. Así, la estrategia del New Deal[6], junto a la incorporación de EEUU en el conflicto mundial[7], permitieron salir de la gran depresión y mantener el crecimiento sostenido de la economía occidental durante décadas, bajo modelosbasados en el “pacto laboral y el pacto social”, (autocentrados y redistributivos[8]), pero a su vez sirvieron como barrera de contención para el avance del campo socialista.

2.- CRISIS DE LA FUNCIÓN PROGRESISTA DEL SISTEMA CAPITALISTA E INSTAURACIÓN DEL CAPITALISMO SALVAJE:

Décadas después, durante la era Reagan- Thatcher en los años 80,frente al agotamiento del “Estado de Bienestar[9]”, producto de una nuevacrisis económica originada en la caída de la tasa de ganancia de las empresas, y, principalmente frente a la descomposición del bloque del “socialismo histórico”[10], las corporaciones multinacionales, que habían tomado el control del poder en Occidente,  implementan, mediante el consenso de Washington, las estrategias conducentes a la destrucción del Estado de Bienestar (del pacto laboral y social) y a la implantación de políticas de Capitalismo Salvaje, bautizadas como Neoliberales, las mismas que fueron expandidas a lo largo del planeta, mediante la acción de las multilaterales financieras (utilización de la crisis de la deuda externa).

Los resultados alcanzados a través de la globalización neoliberal favorecieron la más alta concentración y acumulación de la riqueza en la historia del planeta y llevaron el entusiasmo hasta el punto que los ideólogos del libre mercado proclamaron el Fin de la Historia, y el triunfo definitivo del capitalismo y la democracia Occidental[11].

Este proceso que implicó el recrudecimiento de todas las formas de extracción de plusvalía, a través de la sobreexplotación laboral[12]; monopolización mundial de los mercados de bienes y servicios; desposesión absoluta de los medios de producción;  desapropiación radical de los  recursos naturales; desregulación de la intervención estatal en la economía y la sociedad,  y finalmente; la privatización de los servicios públicos y recursos naturales, condujo  a su vez, como contraparte,al empobrecimiento creciente de la mayor parte de la humanidad[13]. Así mismo a través de la globalización se produjo la extensión de las relaciones mercantiles hacia todos los países, territorios, sociedades y culturas, para integrarlos a la vorágine de la acumulación capitalista –en forma subordinada- como territorios perdedores.

Este proceso, movido por la fuerza del lucro sin fin, condujo a la economía a un modelo insostenible denominado por David Harvey[14] de“acumulación por despojo”de forma que: “… en los últimos treinta o cuarenta años,el crecimiento económico ha dependido cada vez más del despojo y cada vez menos de la expansión de la producción real”. La crisis financiera mundial ocurrida en el 2007 ha sido sin duda la mayor operación de creación de dinero ficticio y de generación de ganancias por despojo -sustentada en el modelo de economía de casino como lo denomina WinDiercksens- la misma que “arrastró al abismo a la economía real y generó unahonda recesión internacional -que se mantiene hasta hoy día-, queha devenido finalmente en una crisis generalizada del sistema financiero y monetario internacional, que podría conducir a un colapso del capitalismo[15].

Esta última crisis que coincide y además es reforzada por la crisis ambiental, social, de seguridad humana, alimentaria y energética, es lo que ha llevado a varios autores a caracterizar esta depresión del siglo XXI como una crisis civilizatoria.

3.- LA GUERRA IMPERIALISTA COMO ÚNICA ALTERNATIVA  CAPITALISTA  FRENTA A LA CRISIS ACTUAL:

A partir del 11 de septiembre del 2001, con la justificación del atentado terrorista a las torres gemelas, la humanidad entró en una nueva y nefasta época cuya duración se extiende hasta hoy día, cifrada en el concepto del “choque de  civilizaciones” propuesto por Samuel Huntington, quien fuera miembro del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, en el período de George Bush.

Desde ese momento, la “guerra contra el terrorismo” se convirtió en el eje de la política interna y exterior de los EEEUU, sustentadainternamente en la aprobación de la “ley Patriota” que instituye el “Estado de Guerra” en el territorio de los EEEUU y fuera del mismo, elimina las libertades civiles y otorga poderes especiales para resolver sobre la guerra al presidente de los EEUU, la misma  que se mantiene en vigencia hasta hoy día.

En realidad, se trataba deldesarrollo de la más perversa de las estrategias para enfrentar la crisis capitalista mundial,la misma que haalcanzado un carácter estructural y se extiende a todos los órdenes de las relaciones sociales y humanas, comprometiendo la existencia misma de la especie humana (crisis civilizatoria), como consecuencia del sobrecalentamiento generado por la globalizaciónneoliberal, es decir, el capitalismo desenfrenado, aplicadopor varias décadas en los países del sur y eje actual de las políticas aplicadas a los países europeos en crisis y en EEUU.

La salida a la crisis a través de las guerras imperialistas, no es nueva en la historia del capitalismo y por ello, lo que está en análisis y debate no es si se va a producir, sino cuál es el carácter que tendrá la escalada de guerra iniciada en el año 2003, con la invasión a Irak.

3.1.- EL VERDADERO ENEMIGO:

La verdadera amenaza que obliga a implementar una estrategia de “guerra continuada” es la profunda depresión del sistema capitalista que podría conducir al estallido de una guerra civil en los EEUU, país que tiene mayor peso y responsabilidad en los factores de la crisis.

La responsabilidad estadounidense sobre la crisis empieza por la creciente pérdida de confianza en su sistema financieroy en el dólar como moneda de curso internacional, a causa de la crisis especulativa y financiera que estalló en el 2007, de la que nunca se recuperó, ni aún con la inyección billonaria de los rescates estatales; y principalmente por la gigantesca deuda estatal acumulada,igual al 110%del PIB[16] y una deuda privada superior al 260% del PIB. La creciente disminución de la confianza mundial en el dólar que ha generado una progresiva desdolarización de las transacciones mundiales[17] y una ralentización de la venta de bonos del tesoro (al punto que la Reserva Federal ha incurrido en acciones fraudulentas de comprarse sus propios bonos para poder emitir nuevas obligaciones, generando una burbuja financiera[18]) es el escenario principal de la crisis.

La amenazante bancarrota[19] de las economías privadas  y estatales de EEUU y otros países del centro capitalista, que ha sido contenida en el corto plazo[20] a travésde la radicalización de las políticas neoliberales (principalmente del ajuste estructural)y con medidas especulativas como la auto-compra de bonos, además de ocasionar graves crisis sociales y profundas convulsiones políticas, conduce ineluctablemente al recurso de la guerra como instrumento para salvar la economía.[21]

Asi pues, Matthias Chang[22] estima correctamente que “cuando la mera sobrevivencia de una potencia está en juego debido a una honda crisis financiera y el colapso de su moneda sea una real posibilidad, esa nación se prepara para la guerra como recurso último”. Entonces, señala Chang, que es la situación desesperante de Occidente, y sobre todo de los centros financieros de Londres y Nueva York, que peligran perder su poder, lo que llevará a una eventual guerra mundial financiada por los 8 o 10 principales bancos comerciales y de inversiones junto con sus bancos centrales.

Asi pues, como señala WinDiercksens “En tanto que el dólar se vislumbra como moneda insegura hay creciente amenaza para la hegemonía norteamericana. En tanto que EEUU se vislumbra como un puerto más seguro ante una amenaza de guerra, el dólar se vislumbrará relativamente más a salvo. La guerra entonces es el último recurso para salvar a la economía norteamericana en crisis a costa de no importa que.[23]

Si además acompañan a esta inminente catástrofe los otros ingredientes de la crisis civilizatoria como el desastre ecológico, la crisis social, la crisis alimentaria y energética, etc., la guerra constituye una muy aceptable coartada para evadir los cuestionamientos y  compromisos obligatorios que la humanidad entera presiona porque sean asumidos y enfrentados como el cumplimiento de los acuerdos internacionales sobre cambio climático, la despenalización de la comercialización de las drogas, entre otros.

 

3.1.- LA GUERRA NEOCOLONIAL:

En proporción a la gigantesca crisis económica mundial, elconceptobélico esgrimidopor la política exterior estadounidense, en conjunto con los demás países del capitalismo central con quienes conforma la “alianza Transatlántica”, es el de la “guerra interminable”, de acuerdo a los varios episodios de guerra que se han producido desde el año 2.003 y cuyo objetivo sería la guerra misma, para superar las determinantes de su crisis económica.

Por ello, en los actuales conflictos bélicos imperialistas se mantiene más vigente que nunca su carácter de “guerras coloniales” orientadas a recuperar y consolidar el control de los recursos naturales, áreas de comercio y territorios estratégicos de influencia geopolítica, es decir, a la maximización de la extracción de plusvalía a través del despojo de los territorios.

En este propósito, ocupa un lugar preponderante el sistema político internacional que incluye  al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, a los organismos de control de armas de destrucción masiva y de derechos humanos, entre otros, que han quedado reducidos al penoso rol de “instancias de legitimaciónde las acciones bélicas imperialistas”. Así, para justificar la intervención en Irak o en Mali, se han aducido razones humanitarias de protección de derechos humanos, llegando a la demencial paradoja  de que para eliminar la dictadura de Saddam Hussein se ha producido un sacrificio humano estimado en más de ciento cincuenta mil personas civiles asesinadas.

De igual forma se ha legitimado el concepto de la “guerra preventiva” como anticipación de la potencial amenaza de un enemigo, que puede estar localizado en cualquier parte del planeta, por encima de la soberanía territorial de cualquier país y a cualquier costo de víctimas colaterales. Y para este propósito se han desarrollado impresionantes instrumentos tecnológicos como el sistema de interferencia de las comunicaciones en todos los países del mundo efectuado por la NSA -divulgado por el ex-agente de la CIA Edward Snowden-, o los  aviones no tripulados, denominados drones, que cargados de explosivos se estrellan contra sus objetivos y han causado más de 4.700 personas asesinadas en Afganistán, Pakistán y Yemen, principalmente.

Sin embargo, la escalada de las intervenciones imperialistas en Irak, Afganistán, Libia, Georgia, Gaza y lo que acontece en Siria,así como el presente episodio de acuerdos  con Irán  para disminuir la ingobernabilidad en la región, nos muestra que  las piezas de ajedrez se estarían moviendopara generarun conflicto de envergadura a nivel mundial, como último recurso ante el inminente hundimiento del modo vivendi occidental en general y el de EEUU en particular.

3.2.- ANTAGONISMOS IMPERIALISTAS

Rusiay China han interpretado correctamente que las acciones bélicas implementadas por la Alianza Transatlántica en Afganistán, Siria, Georgia y Gaza;que las presiones bélicas sobre Corea del Norte y las recientes negociaciones nucleares con Irán, son maniobras estratégicas para ponerles un cerco en Eurasia, obtener el dominio militar a nivel global y además golpearles en su crecimiento económico, que podría convertirlesen pocos años, en las primeras superpotencias económicas. Estos dos países que semantuvieron como rivales durante años, ahora se encuentran cooperando no sólo en materia económica, sino también militar, amenazando la supremacía estadounidense y occidental.

La reciente amenaza de intervención militar estadounidense en Siria, pretendiendo atacar objetivos político militares estratégicos para afectar el curso de la guerra a favor de las fuerzas de oposición al gobierno, que estuvo a punto de realizarse y que aún no se ha desactivado, es el episodio que más ha aproximado a EEUU y Rusia a una confrontación de mayor escala, en cuyo escenario de operaciones se desplegaron fuerzas con enorme capacidad destructiva, incluido el sistema de misiles rusos vendidos a las fuerzas del gobiernosirio, similares a los Patriot estadounidenses. Asi mismo,el reciente episodio en el Mar de la China que ha enfrentado a China con Japón apoyado éste por EEUU, muestra la tensión creciente que existe en el otro frente de batalla.

“Gracias al peligro de una nueva guerra de mayor envergadura, el dólar se fortalece y el precio del barril de petróleo desciende y lo contrario ocurre cuando se estabilizan los conflictos. Así mismo, con cada amenaza de guerra baja el euro frente al dólar por la seguridad que ofrece su territorio, alejado de las zonas de conflictos, pues, una posible guerra a escala mundial golpearía más a Europa. Con ello aumenta la demanda de dólares y se amortigua la hiperinflación en EEUU”[24].

De esta forma nos enfrentamos a un ajedrez macabro que reedita los enfrentamientos de la guerra fría y que podría conducirnos a una escalada de los antagonismos imperialistas hasta niveles que pondrían en riesgo al planeta entero. El presidente Obama a pesar de las expectativas que se presentaron en su primera elección, estuvo condenado a continuar con la política guerrerista“como respuesta a la desesperada crisis financiera del imperio que no tiene precedente en la historia del capitalismo[25]”.

El acuerdo inicial suscrito en Ginebra para llegar a un entendimiento sobre la cuestión nuclear iraní, aunque parecería un paso atrás en la guerra y adelante en la pacificación de la región, pudiera ser, de acuerdo a algunos autores, nada más que una versión del tradicional balance de poder regional estadounidense, que mediante el uso de la enorme influencia de Irán en la región[26], disminuya susdesgastantes y fracasados  esfuerzos  de control, para maniobrar sobre otros escenarios.Además Irán conoce sobre todo, que su sueño de liderazgo solo puede cumplirse a partir de un entendimiento con EE UU.Por otra parte, Israel y Arabia Saudita, los dos perdedores de este acuerdo, buscarán evitarlo y ello, no descartaría la posibilidad de una ofensiva sobre Teherán para desatar una confrontación, como estaría esperando EEUU.

3.3.- LA GUERRA INTERNA:

Entre tanto, al interno de los EEUU avanzan las negociaciones para la aprobación de la ley marcial, que permitirá la intervención de tropas de marines dentro del territorio nacional; se profundiza la interferencia de las comunicaciones de los estadounidenses sin autorización judicial; se incrementa el presupuesto de seguridad interna hasta una cifra superior a los 250.000 millones de dólares; se extreman las campañas para crear una psicosis de guerra; y todo esto en previsión de  escenarios posibles de estallidos de violencia, producto de la enorme crisis social que ha llevado a cerca de 50 millones de personas a una situación de depender de la ayuda alimentaria gubernamental; que ha desalojado a más de cinco millones de familias de sus hogares; que mantiene tasas de desempleo superiores a 9% -aunque el desempleo real es de al menos el doble-, y, con el agravante de que más de doscientos millones de armas están legalmente en manos de civiles. Esto además amplificado por la campaña mediática respecto a la posibilidad de que pudiera ocurrir otro 11 de septiembre.

Así mismo, en el continente americano considerado como área de influencia inmediata de EEUU, se profundizan los esfuerzos por ampliar y consolidar bases militares, que ya suman 77, se restableció la Cuarta Flota del Pacífico integrada entre otras armas por un portaviones con capacidad para alojar y movilizar a un centenar de aviones de combate, se desarrollan programas de interferencia de las comunicaciones gubernamentales, se mantiene la vigencia del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca TIAR -realizando ejercicios militares anuales con algunos ejércitos de los países americanos- y se mantiene la justificación de la guerra contra el narcotráfico y el terrorismo y se implementan operaciones clandestinas a través de la CIA para desestabilizar a los gobiernos democráticos de la región.

3.4.- ALTERNATIVAS  ¿QUE HACER?:

Estamos ante una fase del desarrollo del sistema capitalismo imperialista en la que este empieza a mostrar severos síntomas de descomposición y decrepitud respecto a su capacidad de responder a las necesidades de desarrollo de la humanidad y se encuentraen franca confrontación con las condiciones de su misma supervivencia, relativas a la sostenibilidad ambiental, energética, alimentaria, seguridad de los habitantes y desarrollo socio económico.

En su desesperación para ganar tiempo frente al desastre económico generado por el neoliberalismo, el imperialismo está de cacería, en busca de presas sobre las cuales hundir sus garras y le interesa sobre todo aquellas que le den mayor rentabilidad, como sería una guerra regional localizada en zonas estratégicas como el Oriente Medio o la península de Corea.

La humanidad entera y en particular los movimientos sociales y políticos de corte humanista y progresista debemos reaccionar frente a este decisivo momento de la historia respondiendo a las amenazas que se ciernen, en forma vigorosa, coherente y responsable.

Levantemos la consigna del Foro Social Mundial de que “Otro mundo es posible” a través de la creación de sociedades postcapitalistas enmarcadas bajo nuevos paradigmas como el del Socialismo del siglo XXI o del Socialismo del Buen Vivir, que, están en construcción desde los procesos concretos de los pueblos de América Latina como Venezuela, Bolivia Ecuador y Cuba.

Recuperemos el control para los estados y sociedades del sistema financiero internacional, propongamos sendas auditorías internacionales de las deudas de todos los países del mundo, para arribar a renegociaciones con anulación de aquellas deudas que son odiosas e ilegítimas y la condonación de deudas para aquellos países con mayores niveles de pobreza.Establezcamos la prevalencia de la función social y ambiental de las actividades financieras, entre otras cosas, eliminando la vergonzosa vinculación del capital dinero con otras actividades económicas, que originó la conformación de procesos de hiper concentración económica de carácter monopólico y oligopólico. Propongamos el paulatino retiro del dólar como moneda de curso internacional y su reemplazo con una moneda nueva y sana regida por el conjunto de los bancos centrales del mundo, bajo el principio de un país, un voto.

Fortalezcamos todos los factores de la soberanía de nuestros pueblos tales como la soberanía energética, la soberanía financiera, la soberanía alimentaria, la soberanía comercial, la soberanía popular, la soberanía tecnológica y la defensa nacional, como garantías de independencia y disuasión frente a los intentos de intervención extranjeros.

Exijamos a nuestros gobiernos  que desconecten progresivamente las economías de nuestros países de aquellos circuitos económicos mundiales que están gravemente afectados por la crisis financiera y monetaria mundial y cuyas relaciones nos transfieren negativamente sus debilidades y caídas, tales como el uso del dólar como medio de pago y fortalezcamos los nexos económicos y de integración entre nuestras naciones creando propuestas propias -como el Banco del Sur para las naciones de América Latina o el Sistema Único de Compensación Regional SUCRE entre las naciones del ALBA-.

Levantemos la bandera de la lucha por la paz mundial y desarrollemos propuestas concretas de diálogo y negociación para la solución de todos los conflictos existentes entre naciones, empezando por las zonas más afectadas por la violencia como Oriente Medio. Movilicemos a nuestras organizaciones contra la intervención en Siria, en Gaza, en Mali, y en las demás regiones del mundo.

Exijamos a nuestros gobiernos que conformen y se integren en plataformas de política internacional tendientes a conseguir: a) La democratización del sistema de NNUU, empezando por el Consejo de Seguridad y los organismos multilaterales; b) La intervención de la Asamblea General de NNUU como escenario permanente para el tratamiento y la solución de los conflictos entre Estados; c) La plena aplicación del principio de no intervención en los conflictos internos de las naciones, así como la investigación y sanción a los funcionarios responsables de acciones de intervención injustificada como las ocurridas en Irak, Libia, Georgia, Gaza, entre otras ; d) La investigación, condena y sanción a las naciones que intervienen en la política interna de otros países, a través de la intercepción de las comunicaciones, la financiación, entrenamiento de grupos armados, etc., violando el principio de “no intervención”; e) El enjuiciamiento en la Corte Penal Internacional a los estados y funcionarios responsables de violaciones a los derechos humanos y de Crímenes de Lesa Humanidad, como los perpetrados mediante el uso de los aviones drones; f) La eliminación total de los acuerdos de solución de controversias y tratados que menoscaban y eliminan la plena soberanía jurídica de los Estados.

Demandemos a nuestros gobiernos la creación, incorporación y fortalecimiento de  organismos de integración y unidad regionales -como la UNASUR Y LA CELAC para el caso de América Latina-, que sirvan como espacios inmediatos para la solución de los conflictos que puedan presentarse entre sus miembros, y,exijamos la aceleración y fortalecimiento de la conformación de organismos regionales de defensa y seguridad, -como el Consejo de Seguridad de UNASUR para el caso de América Latina-, que generen medidas de confianza entre sus miembros para evitar conflictos y principalmente que articulen estrategias y programas de defensa conjunta frente a la posibilidad de intervención de fuerzas extranjeras en cualquiera de las naciones miembros.

Exijamos a nuestros gobiernos  que  rescindan todos los acuerdos que permiten la presencia de bases militares extranjeras en los territorios de nuestros países y demandemos la declaratoria como territorios de paz de nuestros estados, mediante normas jurídicas nacionales. Demandemos la inmediata separación de nuestros países de los acuerdos militares- como el TIAR en el caso de América Latina- que constituyen mecanismos hábiles para la intervención militar extranjera mediante la financiación, entrenamiento y equipamiento de nuestras fuerzas armadas.

Finalmente, para dificultaren este momento, un conflicto de envergadura internacional es fundamental provocar  la división interna de la OTAN a través de las discrepancias que puedan proponer los gobiernos europeos  no belicistas y además, de contener su ampliación hacia el Este. Igualmente, es necesario que los gobiernos no belicistas generen fisuras entre la Unión Europea y EEUU.

Además es fundamental  contribuir y apoyar internacionalmente a la campaña de oposición dentro de EEUU que están impulsando grupos antibelicistas y de solidaridad internacional, ante una aventura bélica de proporciones no imaginables. Es urgente demostrar al gobierno del presidente Obama que cualquier intención de escalar en la guerra, pudiera producir una conmoción que le lleve a su destitución.

 

Bibliografía:

Chang, Matias. The battle to save the fiat money system has begun. www.globalresearch.ca

Harvey, David. El nuevo Imperialismo.AKAL SA, Madrid. 2004

Fukuyama, Francis. El fin de la Historia y el último hombre. 1992, en http://apuntesdesociologiaull.blogspot.com/2011/07/el-fin-de-la-historia-y-el-ultimo.html

Marx, Carlos. El Capital, Tomo III.  www.librodot.com

Von Clausewitz, Carl. De la Guerra. www.librodot.com

Lenin, WaldimirIlich. El imperialismo fase superior del Capitalismo. Progreso, Moscu.1973

DiercksensWin y Jarquin Antonio. La geopolítica esperable con la Gran Depresión del Siglo XXI. www.observatoriocrisis.org

DiercksenWin. Límites de un capitalismo sin ciudadanía. DEI, San José. 2011, Quinta edición.

 

*   Ponencia presentada en el XVIII Festival Mundial de la Juventud Mundial


[1] De la guerra. Carl Von Clausewitz.

[2] Aunque no solamente, pues, aquello nos llevaría a un determinismo economicista.

[3] El imperialismo, fase superior del Capitalismo. Wladimir Lenin. Quito, 1980

[4]Entablada entre el mundo capitalista occidental con EEUU a la cabeza y el bloque de países socialistas encabezado por la URSS,[4]

[5] En ese contexto se impulsó para los países de menor desarrollo,la estrategia del Frente Nacional Antifacista, que propugnaba la tesis de la revolución democrático-burgués, como vía necesaria de las revoluciones locales.

[6] Nuevo Acuerdo; política impulsada por el presidente Franklin Roosevelt que dio origen al Estado de Bienestar.

[7] El impulso de la industria militar a su vez permitió una reactivación de la industria, del empleo y  el crecimiento económico.

[8] Los avances alcanzados en derechos económicos y sociales llevaron a que,  los partidos políticos liderados por el PCUS, consideraran la “transición pacífica” como una vía posible de tránsito de las sociedades capitalistas a socialistas.

[9]welfarestate

[10] A partir de 1989, con la simbólica destrucción del muro de Berlín, impulsadas por las políticas de “la perestroika”, se generará un proceso de desestructuración del bloque de países socialistas y de la URSS.

[11] Así lo expresa el autor Francis Fukuyama en su libro “El fin dela Historia y el último hombre” en 1992.

[12] Así durante los primeros años de funcionamiento de la zona económica especial en China se llegó a pagar jornales de 0,80 ctvs el día.

[13] Al punto que según datos de la OCDE en la actualidad existe un centenar de corporaciones que controla el 90% de los medios productivos y la riqueza del planeta.

[14] El nuevo Imperialismo. David Harvey.

[15]Windiercksens…

[16] El altísimo monto de vencimientos anuales a su vez  obliga al gobierno a emitir más deuda soberana para cancelarlos, produciendo déficits que, para el 2013 se prevé que sea del 12,9% del PIB. Habiendo llegado al techo de su endeudamiento y  frente al riesgo de incumplimiento, está condenado a elevar el techo de endeudamiento, para lo cual ha solicitado al Congreso un incremento del mismo hasta 23 billones, que ha sido resistido por el bloque parlamentario del Tea Party, poniendo al sistema financiero mundial al borde del colapso.

[17] Los países que forman parte del BRICS que representan el 40% del comercio mundial reemplazaron el uso del dólar por una canasta de monedas propias.

[18]Sólo para el año 2009 se anticipaba una emisión de deuda de dos billones de dólares sin compradores a la vista.

[19] Administraciones públicas locales, empezando con la ciudad de Detroit ya se han declarado judicialmente en quiebra.

[20] Aunque a medio plazo signifique una profundización de la crisis estructural por subconsumo.

[21] Como lo reconoció un funcionario de la administración Bush, la causa última de la invasión a Irak, fue la defensa de la “American Way of life”.

[22]Matthias Chang. “The battle to save the fiat Money System has begun” (www.globalresearch.ca)

[23]WinDiercksens, Antonio Jarquin. La geopolítica esperable con la Gran Depresión del Siglo XXIwww.observatoriocrisis.org

[24] Win Diercksens. Límites de un capitalismo sin ciudadanía. DEI, San José. 2011, quinta edición.

[25] Win Diercksens. Opcit

[26] A través de la influencia chiita Irán tiene una capacidad preponderante de influir en Afganistan a través de los Taliban, En Libano a través del Hesbollá, en Gaza por intermedio de Hamas, además en Irak y en Siría.