ENTREVISTA A HUMBERTO CHOLANGO:DIOS, LA NATURALEZA Y LAS FUERZAS DE LOS ESPÍRITUS DE LOS LÍDERES VAN A PROTEGER PARA QUE LA CONAIE NO CAIGA EN MANOS DE LA DERECHA

Humberto Cholango está a pocas semanas de dejar la Presidencia de la Conaie, la organización que agrupa a los indígenas del país. Su gestión ha sido cuestionada internamente por su cercanía al gobierno de Rafael Correa. También lo critican por haber dejado solo a Cléver Jiménez. Él responde, sin tapujos, a todo. El próximo 16 de mayo habrá nuevo líder.

Por Jean Cano

PlanV <www.planv.com.ec>

08 Abril 2014

 

Hay varias personas dentro del movimiento indígena que son críticas de su gestión. Dicen que usted ha guardado silencio en temas serios como por ejemplo la vigencia del Decreto 16, Cléver Jiménez. ¿Cómo recibe esas críticas?
Cuando uno es una persona que asume esas responsabilidades públicas, tanto en el nivel público, o en una organización, está sujeto a que hagan observaciones, criticas, acusaciones. Así que las críticas que hagan dentro de movimiento sobre mi gestión son normales. A veces también son críticas de malos perdedores, porque perdieron las elecciones, y la mejor manera de evaluar es hacer críticas. Yo sí he escuchado internamente lo que dicen, pero fuera, en la prensa, y ahí hay exageraciones frente a las posiciones. Digo que serán resentimientos que quedan porque yo gané la presidencia de la Conaie. Las criticas políticas yo respeto e incluso he agradecido por señalar los errores. He asumido.

Puntualicemos. Le hablaba del Decreto 16. Carlos Pérez, líder de la Ecuarunari, ha sido un duro cuestionador de esa norma. Pero hay líderes que dicen que la Conaie lo ha dejado solo en esa lucha. ¿Usted qué dice?
Nosotros hemos leído el Decreto 16 y hemos analizado. No nos pronunciamos por enojo al Presidente o simplemente por una consigna política. En el Decreto 16 hay partes que son complejas, pero si analizamos inteligentemente se habla de asociaciones, de grupos, nunca habla de comunas, pueblos y nacionalidades. Yo di mi posición interna. Dije este Decreto 16 no nos alcanza a nosotros porque estamos regidos por los derechos colectivos, por la Constitución. Discrepo porque ven al movimiento como un gremio, más sindical incluso, y piensan que sí puede afectar. Pero nosotros somos comunidades. La Ecuarunari ha dicho vamos a emprender esta acción. Hemos dicho está bien. Pero nuestra posición desde la dirigencia es que el Decreto 16 no nos alcanza. Eso no quiere decir que nosotros no defendamos a los sectores sociales, a sindicatos, al resto de sociedad civil, que han sido aliados nuestros.

Para Pachakutik, Cléver Jiménez es un dirigente por el que puede haber reunificación del movimiento. Están en agenda varias acciones, una nueva marcha, la defensa de la Amazonía, aprovechando ese momento político. Usted no ha sido protagonista en este tema. ¿No le interesa defenderlo?
A ver. Primero hay que saber que hay discrepancia. Y qué bueno que sea público. Unir por una persona no tiene sentido. Hay que unirse por ideales, por un proyecto político…

Pero dicen que Cléver Jiménez precisamente refleja los ideales del movimiento.
No sé si refleje… Pero el peor error de todos los movimientos políticos en el mundo es que confían en una persona o esperan que la persona que sea un reflejo de un proyecto. Como Conaie somos un pueblo, una nacionalidad, que tenemos un proyecto político y no dependemos de personas. En segundo momento tenemos una posición ideológica y política. Entonces para nosotros nos mueve es ideales de cambio, de progreso, ideales de izquierda progresista. Algunos seremos importantes otros no. Y tampoco el tema del juicio a Cléver Jiménez no sólo debemos verlo a él. Hay otros…

Usted se refiere a más de 200 procesados…
Al inicio eran 205, bajamos hasta 97. Y ahora entre los últimos 10 que fuimos demandados, entre los que estoy yo, somos 107. Son diferentes delitos, terrorismo, rebelión, amenazas… hay que enfrentar a políticas de persecución, a políticas de judicialización de la protesta. No hay que ir a defender a una persona, sino de una política que viene en contra del proceso que luego va a venir. Jamás he creído que las personas son las que van a reunificar. Aquí lo que nos une son proyectos, procesos, ideología, y luchas sociales en las cuales nos hemos desenvuelto. No entiendo cómo los asambleístas votan casi junto a la derecha por votar en contra del correísmo, pero si nosotros como movimiento tenemos una posición ideológica política de soberanía de dignidad, como es posible que hagan eso. Cómo es posible que no voten por la defensa de la democracia en Venezuela… sabiendo que allá hay dificultades. Nos puede o no gustar el gobierno de Maduro pero hay una tendencia en la cual el movimiento indígena se unifica a nivel internacional.

¿Usted como líder de la Conaie apoya el gobierno de Maduro?
Yo apoyo. No solamente a Maduro. Es público que la Conaie le rindió homenaje al presidente Chávez, homenajeó a Fidel Castro. Esa es nuestra posición. Por eso no entiendo gente que me critica a mí, pero se van con Lasso, se van con Rodas. Aplauden el trabajo de Rodas. Y levantan la bandera de supuesta izquierda.

Pero Rodas asegura que es un humanista que busca el progreso. Él asegura que eso es un invento, que no es de derecha.
No, no, no, no. Nosotros sabemos quién es. A estas alturas de nuestra vida no nos pueden ir a mentir. He escuchado que han hablado con el movimiento, pero no hay alianzas. Algunos dirigentes que dicen que no convocan a marchas se han ido con Lasso, con SUMA.
Cléver Jiménez ha sido un crítico duro del correísmo y ha votado en contra.

¿Entonces vendría a ser como un enemigo de la Conaie, enemigo suyo, enemigo de los ideales del movimiento indígena?
No. No digo eso. Cléver Jiménez ha hecho una buena fiscalización, ha denunciado muchos actos que han sido importantes. Pero hay que dejar algo claro, jamás la Conaie estuvo de acuerdo con el 30S. Jamás. Y algunos asambleístas se pronunciaron por fuera de una decisión orgánica. Porque aquí hay un Presidente de la Conaie que orgánicamente tienen que respetar. Yo respondo a una organización orgánica de base, no por caprichos.

¿Usted lo abandonó?
Yo le he estado acompañando en diferentes momentos. Inclusive he dicho mi posición personal a Cléver cuando él quería poner la denuncia. Yo le dije a él. Y él lo hizo. Sabe lo que pienso.

¿Qué le dijo?
No quisiera decir para no entrar en polémica, pero yo le dije. Le dije ‘Cléver hay que actuar con mucha responsabilidad’.

Sería importante que lo dijera para entenderlo. Porque ese silencio es lo que causa problemas internos.
A ver. Le voy a decir. Le dije que no creo que es conveniente que pongan esa denuncia. Les dije. Porque la Conaie no estaba de acuerdo con la intentona golpista del 30S y la Conaie no va a secundar eso. Va a rechazar categóricamente ese intento de golpe que hubo. O ese intento de quebrar la Constitución. Hasta ahí. Pero después de eso. La forma atropellada de como manejaron el proceso judicial, sin levantar la inmunidad, sin llevar a cabo el proceso, ahí sí hemos apoyado. El compañero tiene nuestra solidaridad. Pero él debe saber que aquí hay una organización que tiene que resolver y no puede vivir de conflictos, sino agotar todas las vías que puedan ser para resolver este conflicto. Puede ser amnistía, indulto, para poder resolver este caso y no descartar el diálogo con el gobierno. Hay que dialogar, lo malo sería transar cosas por fuera del interés del movimiento.

Usted ha dicho que no va a participar para la reelección a la presidencia de la Conaie.
Yo he dicho que yo no me voy a ir a la reelección de la Conaie porque soy un hombre demócrata, creo en los procesos, no creo en las personas simplemente. Y creo que la Conaie tiene bases sólidas, ideario y un proyecto político. Hay líderes.

En esa línea demócrata, en la alternancia que dice defender, usted ha guardado silencio en que el gobierno quiera la reelección indefinida. Y hay fotos abrazados y riendo con Correa… Salvador Quishpe dice que en política se debe hablar duro… ¿Cómo se entiende eso?
Sobre Salvador entiendo que diga eso. A veces pienso que Salvador critica porque no me someto a lo que digan las autoridades. Las autoridades tienen que cumplir su misión de ser autoridades y yo a cumplir lo que tengo que hacer dentro de la organización. No puedo entrometerme en lo que haga en su prefectura Salvador. O sea cada quien en su espacio. Porque a veces han querido imponer cosas. Han querido incluso utilizar como un instrumento a la organización, autoridades electas, ONG, sectores… no me he dejado. En el caso del gobierno… por la foto… yo cuántas veces sea puedo seguir reuniéndome. Lo hago mil veces si lo tengo que hacer.

¿Usted confía en Rafael Correa entonces?
Confío en un proceso que vive América Latina. No necesariamente en Rafael Corea. Hay contradicciones. Hay un momento distinto en América Latina. Y después de eso, sobre el caso de la foto que menciona… yo me fui al Palacio primero porque soy hombre de convicciones de izquierda. Si eso les ha causado roncha a los que se creen puros… no tengo problema. Y más bien toda esa gente que salió a criticar y gritar, son los que aplauden a Rodas, lo que llaman a votar por Rodas, los que se han ido de candidatos con Lasso. Ese es el gran lío.

No ha participado en el debate sobre varios temas que pudieran lastimar la democracia.
He hecho una marcha. La única vez que he convocado una marcha, del ocho al 22 de marzo del 2012, con la cual recorrimos las provincias y todo por el tema del agua. Porque no creo que no hay que seguir convocando cada semana las marchas. Hay que hacer la marcha con contundencia, como acostumbra el movimiento indígena. He salido a denunciar el tema de la criminalización. He presentado en la Asamblea el pedido de amnistía. Hemos hecho muchas demandas en la Corte Constitucional del Ecuador. Hemos llevado a la Fiscalía, nos hemos reunido con el Consejo de la Judicatura sobre la administración de la justicia indígena. Hemos estado cerca de los compañeros huaoranis. Hemos apoyado en el juicio contra Chevron a los compañeros de las nacionalidades de la Amazonía norte. Hemos estado juntos en el proceso de resistencia de la 10ma ronda petrolero. Hemos estado en la Costa con los compañeros frete a los madereros, legalizando territorios. Frente a la educación bilingüe, la ley de aguas. Tema de ley de tierras y territorio. Lo que pasa es que a veces creen ser justicieros para dirimir que es lo que sirve…

Pero la Conaie no apoya la consulta por el Yasuní ITT…
Hemos tenido dificultades internas. Es que la Conaie es una organización muy amplia muy diversa. Muchas nacionalidades de la Amazonía dicen ‘mira nosotros somos dueños del territorio y sí queremos que exploten’. Hay esas posiciones. Hay que escuchar a esas voces. En la Conaie hay varias posiciones y varias visiones.

¿Usted firmó a favor de la consulta?
Por supuesto. Soy hombre de principios… no me pueden venir a poner en duda. Yo he firmado sobre el tema Yasuní, si no no hubiera aparecido con Julio César Trujillo. Ahora otra cosa es que no he salido como Conaie a todos lados a pedir firmas. Eso no lo he hecho, lo reconozco no voy a mentir. Pero pelear por la consulta es lo mejor. Que el pueblo decida en democracia. Tenemos un proyecto, un pensamiento. Eso no vamos a dejar. Hay que reconocer que el gobierno ha hecho cosas buenas. Ser objetivo es lo más importante en los dirigentes. No debemos convertirnos en un movimiento ultrista del todo o nada. Ahí están las carreteras, no vamos a negar eso. La inversión en educación, en salud. O no vamos a reconocer que eso ha llegado a las comunidades.

Pero esa es una obligación en un gobierno con tanto dinero.
Sí es una obligación. ¿Pero antes otros gobiernos tenían dinero o no tenían?

De esa forma no…
Pero hay políticas públicas. A veces quieren que la Conaie sea un movimiento ultrista del todo o nada. Solamente criticando o que sólo esté haciendo levantamientos. Y no creen que los indígenas tengan posición, análisis, su criterio propio. A veces eso les molesta. Nosotros analizamos jurídicamente, políticamente, socialmente. Hay que reconocer lo importante pero también hay que decir las cosas que están mal: criminalización de la protesta social. ¿Cómo así se le ocurre al Presidente decir que los indígenas son terroristas en un gobierno socialista? Eso no cabe en ninguna mente.

Pero es como en Venezuela… ¿cómo se entiende que un gobierno supuestamente socialista reprima duramente las manifestaciones de los estudiantes… y usted lo apoya?
El caso de Venezuela es distinto. Yo conozco. No creo que Corina Machado o Leopoldo López sean… Ellos son los jefes. Aquí no vamos a discutir esto. Si alguien me quiere sorprender del caso Venezuela, que me sorprenda cuando no sepa. Yo conozco sobre esa situación. Felizmente conozco la geopolítica. Pero esa misma gente que dice que no he hecho anda, qué ha dicho frente a Chevron, nada. Cuando Milton Castillo llamó a votar por Rodas, nada. Que han dicho cuando Auki Tituaña se fue a votar con Guillermo Lasso, nada. Que han dicho ellos cuando Jerónimo Yantalema se va con Sociedad Patriotica, SUMA y CREO para alcalde de Guamote, nada. Hay que poner las cosas sobre el sitio. Reencarrilarse sobre el proyecto. El gobierno tiene cosas positivas y enormemente negativas. No ha topado nada a los sectores pudientes de este país que son las mismas empresas. No hay leyes de tierras, de aguas. No hay una socialización de la economía. No está democratizando la riqueza. Hay políticas sociales, pero como usted decía cualquier gobierno que tiene plata puede hacer. Pero cuando no tenga qué va a pasar… van a seguir embolsicándose los mismo de siempre.

Usted habla de todos estos problemas en el gobierno de Rafael Correa, desigualdad, falta de justicia, criminalización. ¿Pero para usted es un proceso de cambio?
Nunca he dicho proceso de cambio. He dicho que estamos en un momento distinto. No me ponga palabras que no he dicho. Lo que vive el Ecuador es una modernización del capital. Se recupera el Estado para reencauchar el capitalismo. Porque no hay ley de tierras. Pero no sé si esté de acuerdo la clase media. Cuánto criticaron cuando apoyé la Ley de Comunicación… por qué tienen tanto miedo de redistribuir las frecuencias del espacio radioeléctrico.

Pero la redistribuición no sucede y la ley ya está vigente.
No hacen, pero lo peor que hicieron es oponerse pues. Porque les duele mucho. Sólo quieren agarrarse el Estado para un sector de monopolio mediático, y vivir y lucrarse de eso como parte del Estado. No quieren que los indígenas tengan radio y televisión. Nos han abierto espacio para las entrevistas, pero no para que los indígenas tengan radio. Pero ya hay una ley.

Esa es una ley mordaza señor Cholango. Puede ser positiva para su movimiento la redistribución, pero no van a poder decir lo que quieran decir, cuando quieran decirlo…

Pero hay que empezar a democratizar. No digan que toda la ley está mal. Deberían decir sí apoyamos el 34%, pero juntémonos para que no sea una ley mordaza. Jamás dijeron eso. Más allá que digan que es una mordaza o no, les preocupa el 34%. Ahí si verdaderamente hemos pelear algún rato en la vida, si tenemos medios. La Conaie no puede perder su brújula política. Eso está escrito en el proyecto político de la Conaie. Si por eso me quieren cuestionar bienvenido sea. Pero a mí no me han de poder decir que he sido corrupto, vago, desleal ideológico. Que he pactado con la derecha. Me cuestionan por dialogar con el gobierno…

Pero el gobierno también es derecha señor Cholango.
¿Quién ha dicho que es de derecha?

Ahí esta Alexis Mera, toda el ala política de la Costa. Incluso es conservadora porque impone principios religiosos al país.
Mire, mire… yo dije cuando entré de presidente de la Conaie que hay gente de derecha del gobierno, y el Presidente está conducido por personas de derecha. Los Mera, los Alvarado, los Casinellis, los Celys… están ahí y tienen ideas conservadoras.

Pero si el mismo presidente Correa impone sus principios religiosos al país… ¿Quién más conservador que el mismo presidente Correa?
Pero eso no quita que pueda hablar. Porque cuestionan si puedo dialogar. No estoy en alianza con ellos.

Altos dirigentes dicen es que usted es silencioso y correísta…
Tal vez… posiblemente del silencio pueden criticar, pero correísta por dónde. Si yo hice levantamiento contra Correa dos veces y una marcha cuando fui Presidente de la Conaie. Me dicen correísta porque como presidente de la Conaie quiero hablar… Hasta el último día que sea Presidente de la Conaie no tendré problema en hablar con el Presidente. Eso no me impide nadie.

Se viene el cambio en la Conaie. Pero hay malestar por la posibilidad de una redistribución de votos para cada provincia.
En este tema quiero decir: Dios, la naturaleza y las fuerzas de los espíritus de nuestros líderes van a proteger para que la Conaie no caiga en manos de esta fuerza derechosa que quiere llevarse el movimiento indígena. Creo en los espíritus en la lucha de Dolores Caguango, Rumiñahui, de muchos que cayeron en los levantamientos. Esa gente estará pensando que este proyecto político tiene que seguir como está trazado. En el tema de las delegaciones… no soy responsable, eso está intocado hace dos años. No he manipulado un milímetro. Usted está mal informado.

¿Quién debe dirigir la Conaie, para usted?
No tengo nombres. Eso es potestad de las bases. Muchos apostaron por mi reelección y he agradecido. He rechazado pudiendo tener una candidatura exitosa y ganadora. Porque cuando usted hablaba de la foto con Correa, si era por los titulares de periódicos estaba destituido o por lo menos ortigado. La Asamblea me dijo ese es el camino. Y los que me cuestionaron quedaron mal. Muchas nacionalidades me han propuesto, hasta este fin de semana he tenido llamadas. He dicho definitivamente no. Esto no es con piola. No voy a rever mi posición. Ojala en estas semanas puedan analizar las nacionalidades, buscar personas. Pero quien llegue tiene que ser independiente del gobierno, sin presión de autoridades de Pachakutik, ni ONG, ni grupos de poder. Tiene que ser una persona que tenga conexión con las bases. Hay bases que dicen que se ha creado una élite indígena, y tiene que tener apoyo del pueblo.

¿Usted cree que no es momento para que dirijan, por ejemplo, Salvador Quisphe o Carlos Pérez? Carlos Pérez ha dicho que Correa es portador de un modelo sexista y hasta racista.
No digo eso. Para hacer oposición no basta con ir a los micrófonos. Hay que hacer cosas, hechos. Movilizaciones contundentes. Porque si no uno puede criticar y no pasa nada. Hay que hacer movilizaciones, usted me conoce, cuando he dicho que viene movilización no vienen menos de 20 000 a 30 000 personas. Pero no se puede caer en criticar y criticar sino hacer acciones.

 

Fuente: http://www.planv.com.ec/historias/entrevistas/dios-la-naturaleza-y-fuerzas-espiritus-lideres-van-proteger-que-la-conaie-no