CARTAS AL NIETO. Por Hugo Palacios (El Buho)

El buho

16 de junio 2015

CARTA PRIMERA

¡CUENTE MIJO, CUENTE CÓMO ESTÁ LA BRONCA!

Querido nieto:

Ve guambra de la capital, vos que eres medio leído y escribido y que andas metido en esas redes sociales, ¿cómo mismo es la vaina? Dizque andan protestando en varias ciudades gritando ¡Correa fuera! ¿Cierto es? Acá una a veces no se entera de nada. Verás, los medios privados dicen una cosa, lanzan fuegos contra el Presidente; los medios dizque públicos dicen otra cosa, lanzan fuegos en contra de la oposición; que la sabatina, bueno, eso ya sabemos, el señor lanza fuego peor que dragón mismo, aunque hay que reconocerle el esfuerzo que hace todos los sábados por explicar lo que hace y no hace, eso se llama lengua de juete, mijo. Pero para qué también, sabe su oficio el Presidente y sus asesores. Pero ya basta de sabatinas, hijó, eso le tiene ya casi calvo al pobre. Y ahora más calvo se ha de poner al ver que los opositores le ocuparon la Shyris. ¡Bravísimo ha de estar! No me quiero imaginar la sabatina que viene. Esa sí no me pierdo.

¿Realmente la vaina está fea? ¿Otro presi más que se va antes de hora? No creo, con tantas elecciones que ha ganado. ¿Será? Mi comadre, la Carmencita, ya sabes lo bandida qué es, dice que con esta crisis la única que sale ganando es la mujer del presi, porque ahura sí la cosa se le puso dura al marido. Me he reídooooo. Pero ya en serio, ¿son los quiteños tipo forajidos los que salen? ¡Qué bruta, no? Yanuay forajidos, se reciclaron y acomodaron en no sé cuántas versiones del partido de gobierno. El único forajido que queda dizque es ese Paco Velasco, ¿cierto? El pobre no creo se entera de nada. ¿O son los hinchas del Lasso?. Porque ahí le veo a ese ex banquero con cara de hambre de Carondelet; aparece en todo lado, entrevistas por doquier, hablando como candidato en campaña, que cuando seamos gobierno dice, ¿qué mismo? Porque una cosa, mijo, es que salgan los ciudadanos espontáneamente, ¿no crees? Hasta yo les apoyo, no para que se vaya el Presidente, que termine nomás, pero ojalá escuche. En algún momento uno de sus alvarados creo le puso concreto en las orejas mientras dormía y ahura se escuha él solito nomás. Pero otra cosa es pescar a río revuelto y que de esos se aprovechen los mismos de siempre pero con nuevas máscaras.

Con decirte, mijo que hasta el Nebot pone cara de cachorro adoptado, semejante hijo del cordero Febres que es. Hay que tener cuidado ve, porque cuando los empresarios se ponen bravos es que la cosa es seria. Yo eso de las herencias ni entiendo bien qué mismo es, como una es pobre ni me importa. Pero cuando les topan los bolsillos a los exitosos arde troya pues. Con tanta plata que algo aporten a los que no heredan pero ni el colchón, creo yo desde mi ignorancia. Solo que cualquier buena acción del gobierno ya cae en olla con hueco; eso les pasa por hacerse los súper poderosos, los súper controladores, los súper irresistibles, los súper abstemios, ahí está.

Dios no quiera un Lasso de Presidente, mijo. ¿Vos qué opinas? No me vendrás con babosadas. Estudiadito eres. Cuenta cuenta, ¿cómo es eso de que salen vestidos de negro, banderas negras en la Shyris? Con que no se pongan crespones negros nomás. ¿Ahí está lo que se dice el pueblo o son los hijos añañay que esperan heredar sin impuestos? ¿O hay de todo como para hacer causa común? Ya no sabe qué mismo. Con eso de ¡fuera Correa, fuera!, algunitos han de estar contentotes, ya casi frotándose las manos. ¡Uy, ese Lasso!, frotándose hasta los bolsillos ha de estar.

Tendrasme informada, mijo. Te juro que en estas vacaciones hago un cursito de Facebook, así de pronto me encuentro con mis amigas de hace 70 años, bueno, las pocas que han de vivir todavía. Y me avisas cómo va la vaina de los plantones y eso. La cosa se le puso dura… cómo me he reído!!

El buho
 

CARTA SEGUNDA

LLEVE SU CAMISA NEGRA

Sí, ya sé, a mí también me hace un fresquito viendo la cara de pánico de tanto sinvergüenza que hizo lo que le dio la gana gracias a su Presi. Pero si esa fuera la solución hasta yo me pongo camisa negra y me subo en el auto de cualquier próspero empresario a hacerles barra, y me perfumo hasta las botas y digo fuera Correa en cuatro idiomas, uevón.

Querido nieto (yo de nuevo):

Ya me enteré que andas de camisa negra, mijito. Ya me contaron que te has sumado a las protestas de tus jefes. ¿Vos, mi nieto de sangre, aplaudiendo a tus explotadores? ¡Qué mierda te pasó! No te sirvieron de nada los libros que te tragaste en la Universidad. ¡Ay, qué tristeza! Porque una que no es analista pero tiene sentido común, no se traga el cuento de la derecha más reaccionaria del país. A mí también me cae mal ese Correa, prepotente y sordo; igual su combo de publicistas, asesores, asambleístas y demás corifeos. Pero una cosa es ser crítico, resistir a tanta atropello y otra muy distinta es volverse la cola de los ricos. Lucha de clases no me decías hace años cuando me venías con unas charlas medio marxistas de las que entendía dos líneas. Ahura resulta que vos guambra de porra te pones el traje oscuro de titán en el ring, pero el traje de los que les han apaleado a vos y a tu familia por siempre. Deja nomás que pase algo serio, que se adueñen del Estado, no te han de contar ni uno y ya te han de lanzar del ring por ingenuo.

Ve guambra, iraste sacando esa camisa sino quieres que de la oreja te traiga de la Shyris. ¿Qué andará haciendo un jovencito que no tiene ni para los pasajes saltando alado de ésos, me pregunto? Sí ví pues la caravana de autos aniñados que protestan uevón por el alza del costo de la vida vé, que las herencias increíble cómo nos quiere robar el estado uevón, nuestra plata uevón y la de nuestros viejos vé. Esos dólares que nuestros papis han sudado con full trabajo. ¿Esos son los que quieren salvar al país de la Revolución Ciudadana? Verás guambrito, yo también veo noticias, yo tan leo y converso de política, ¿qué crees? A ver, cuenta, de cuándo acá el arribismo de querer parecerse a ésos? Quién te hizo creer que sonreírle al Lasso, al Nebot, al Páez y a todos esos oportunistas de talla extralarge te vuelve más… cómo es que dicen ustedes, más cool?

Se te acabó la crítica, el análisis, la praxis, ¿así era eso que tanto me repetías en los almuerzos para que yo, vieja ignorante aprenda una palabrita nueva y me dé de interesante en las charlas con las otras viejas? Ve, yo sin saber tanta vaina te puedo jurar que serás uno más de los miles de tontos útiles que esos buitres con perfume extranjero usaron. Dejaraste de pendejadas, guambra. ¿En serio vas a hacerles el juego a los riquitis extremis de lo peor de nuestro país? ¿Será por eso que los progres no tienen candidato y siempre terminan apoyando al mal menor? Ya quiero ver cuántos de esos dizque izquierdosos se van a sumar a los derechosos; ahí, educaditos, siguiendo el manual de protestas en caso de crisis políticas, limpiándose con felicidad la sangre del ojo izquierdo que el Correa les heredó. Sí, ya sé, a mí también me hace un fresquito viendo la cara de pánico de tanto sinvergüenza que hizo lo que le dio la gana gracias a su Presi. Pero si esa fuera la solución hasta yo me pongo camisa negra y me subo en el auto de cualquier próspero empresario a hacerles barra, y me perfumo hasta las botas y digo fuera Correa en cuatro idiomas, uevón.

Uy, hijito. Por más marchas de la verdadera izquierda que quieran hacer, ya se les adelantaron, ya se sirvieron la mesa y lo que haga el resto será como ir a lavar los platos sucios que dejaron los nuevos “ciudadanos que se toman las calles”. ¿La prensa inde-pendiente dirá algo de eso, mijo? Nones, se la tienen jurada, hasta que se caiga no descansarán en su empeño. Ya sabes la prensa maravilla que nos ilumina, ya sabes la burguesía maravilla que nos da el pan de cada día, ya sabes los milicos maravilla que siempre están con los amos que les abrillantan las charreteras. Del fondo del alma hasta gritara bienechito Correa, por shunsho, por no juntarte con los que debía; pero solo de imaginarme las reuniones y conversaciones que tendrán esos buitres de guayabera y esos buitrillos de terno y corbata de mande a traer de las Europas, se me eriza la piel, el alma y todo mismo. Esto huele a golpe de Estado, esto sabe a platita distribuida estratégicamente por los cuatro rincones, esto es lo que en buen romance se llama: a la cuenta de tres, nos repartimos el país y lo que venga.

Mejor dicho, el último que apague la luz, porque el remedio de caviar nos va a salir peor que la enfermedad. Así que sobrino, yamismo me quemas esa camisita negra y te haces una limpia, porque juntarse con ésos es como haberse tragado tres gillets en hilera. Porque una cosa es ser oveja negra pero otra muy distinta es estar orgullo se ser una camisa negra a lo ecuatoriana. Hasta el domingo te doy chance, mijo; caso contrario te devuelvo la sensatez a cacerolazos, ¡quémeimporta!