VENDIENDO LA MINERÍA, DESINFORMANDOAL PAÍS. Por ​​Carlos Zorrilla

DECOIN

25 de junio 2015

​Es ​una realidad bien conocida entre los activistas que nos oponemos a proyectos mineros destructivos que los  funcionarios que promueven los proyectos tienen que mentirle a las comunidades- y al pueblo en general- por el simple hecho que si expresaran la verdad sobre los impactos sociales y ambientales de los proyectos, nadie los apoyarían.  La situación es idéntica, sean proyectos de  empresas privadas o estatales.

Los verdaderos impactos incluyen agua contaminada con metales pesados por décadas y a veces siglos​, reubicación de comunidades enteras, deforestación masiva, interminables conflictos sociales y desintegración de las comunidades- entre muchos otros.

En el Ecuador, la​ práctica ​de desinformar para impulsar la minería a gran escala s​e está llevando a niveles inéditos​

En el enlace número 429, del 20 de junio, el presidente Correa destinó 13 minutos para promocionar la minería, y habló sobre Junin (Llurimagua), Mirador, Loma Larga (Quimsacocha), Cerro Blanco, entre otros proyectos (link al final).  Durante esos cortos 13 minutos el presidente presentó información variada sobre el estado de la minería en el país, mucha de la cual es, lastimosamente, errada. Para decir lo menos. La impresión de esta parte de la sabatina, para los que sabemos de la minería, es que formó parte de la estrategia gubernamental de desinformar al país sobre la realidad y potencial de la minería y, sobre todo, sobre la resistencia en Intag.

Empieza a hablar el presidente  sobre la minería a la hora 1:55 (casi a las dos horas)  Entre la desinformación presentada:

  • No existe minería mediana en el país.
  • que TODOS los proyectos mencionados se encuentran en etapa de exploración.
  • La gente de Intag es violenta.
  • Las personas de Intag han incendiado camionetas.
  • El país será beneficiado con 800 millones de dólares procedente de impuestos y regalías.
  • El país exportará $ 4.000 millones en metales y otros minerales a partir del 2020.
  • Todo mundo está feliz con la minería porque se está repartiendo regalías, incluso regalías anticipadas.
  • En el país se realiza minería responsable.

Sobre la aseveración de que si existe o no minería mediana en el país.  En el país hay varias minas que son medianas, según la clasificación oficial, pero que para el ciudadano común y corriente parecen gigantezcas. Éstas incluyen a las minas de caliza de las empresas de cemento de la francesa Lafarge (recientemente adquirida por una transnacional peruana*), y las minas de la empresa suiza Holcim.

La mina de caliza de la empresa Lafarge, por ejemplo, procesa aproximadamente un millón de toneladas de caliza anualmente (Mil millones de kilogramos), ingrediente indispensable en la producción de cemento.  En el 2013 la empresa facturó cerca de mil millones de dólares y dejó, en teoría, millones en impuestos y regalías para-supuestamente- las comunidades dentro del proyecto minero.Después de 40 ańos de explotación por varias transnacionales y el propio estado, sin embargo, las comunidades esperan las regalías.

Por otro lado, La transnacional Suiza Holcim explota aún más caliza y produce sustancialmente más cemento que la ex Lafarge. Si explotar millones de toneladas de materiales el presidente lo quiere denominar como minería pequeńa, cómo será la grande o mediana?

intag mineria enero 15 el comercioSobre la aseveración que todos los proyectos mencionados (Junín (LLurimagua), Mirador, Cerro Blanco…, se encuentran en etapa de exploración, es una aseveración falsa. La exploración en el Mirador, por ejemplo, terminó hace años y actualmente se encuentra en etapa de explotación.  Es decir, el propio Ministerio del Ambiente emitió la licencia ambiental para esta fase. Incluso, la fase de factibilidad económica, que es posterior a la exploración, concluyó hace varios años.

Sobre los supuestos beneficios económicos que recibiría el país. La desinformación vertida en relación a la sobre valoración de los yacimientos del país y de las rentas que éstos generarían ha sido un constante desde que el gobierno inició con el agresivo plan de convencerle al país de las bondades de la minería.

El presidente de las y los ecuatorianos alega alegremente que el país recibirá 800 millones al año en regalías e impuestos, y que se exportará 4.000 millones anualmente. Esto es totalmente imposible saber, ya que el el precio de los metales fluctúa fuertemente, y además es una cifra basada en proyecciones inventadas ya que el mismo presidente  afirma que los proyectos mineros aún están en etapa de exploración. Hasta que se sepa verdaderamente cuanto metal existen en los yacimientos no se puede proyectar cuanta renta generaría- y aun así es difícil determinar. Para que se sepa esto, se tiene que concluir con la etapa de exploración- actividad comúnmente dura entre 4 entre y 8 años y, que reitero, el propio presidente asegura que no ha terminado. Por tanto, lo que el presidente alega es pura especulación- o mejor dicho- desinformación.

Y aún mas:  habrán proyectos mineros con grandes yacimientos de metales, pero no todos son económicamente rentables explotar por muchas razones, incluyendo: presencia de demasiada agua freática, conflictos sociales, alto costo de remediación ambiental o de reubicación de comunidades, y alto contenido de metales tóxicos mezclado con el oro o cobre- como el caso de arsénico. Este último factor reduce el precio del metal por la contaminación generada al momento de la refinación- y es difícil de encontrar refinerías que procesen concentrado de cobre con alto contenido de este metal letal. Cabe resaltar que el arsénico se encuentra asociado a todo el cobre ecuatoriano. En el caso del cobre de Intag, también contiene plomo y otros metales altamente tóxicos.  La baja del valor de los metales es otro factor importante que hace proyecciones como las que hizo el presidente absurdas. Por ejemplo, la prestigiosa empresa CRU, de Inglaterra, no hace mucho calculó que para el 2026 habrá una fuertísima sobreoferta de cobre y, por la lógica del mercado bajará el precio del metal rojo.

En cuanto a que las regalías están siendo o serán invertidas en las áreas mineras– solo basta consultar con el presidente de la Parroquia de Selva Alegre, o con cualquiera de los moradores de esta Parroquial rural del Cantón Otavalo, para que informen cuanta regalía ha recibido de las minas de caliza de las empresas que ha saqueado la zona de Intag durante casi cuatro décadas. La respuesta que escuchará será:  NI UN CENTAVO. Igual de la empresa nacional Cecal, ubicada en la misma Parroquia, y que ha explotado mármol durante décadas.  Peor hablar de haber recibido algo del 12% al impuesto neto, que representa varios millones de dólares pero que la gente no ha visto convertida en obras.  Lo mismo ocurre con el Municipio de Otavalo, sitio de la planta de cementos de la ex Lafarge.  La cantera donde la Holcim explota y obtiene la caliza para transformarla en cemento es aún más grande, y la empresa factura más.

Sobre Intag

El presidente acusa a los inteños e inteñas de ser gente violenta, y que han camionetas, una acusación totalmente falsa.  También sostiene que desde que se empezó a repartir las regalías, todo mundo está a favor de la minería, incluso se refirió a las regalías adelantadas!  Codelco, la empresa chilena transnacional interesada en explotar la mina de cobre de Junín,  públicamente ha dicho que es prohibido adelantar regalías. De lo que yo se ninguna otra empresa en el mundo- aparte de la china que explota El Mirador-  adelanta regalías por el simple hecho que nunca se sabe a ciencia cierta si se va a explotar una mina basado en resultados de le exploración, debido a algunos de los factores antes mencionados.

Además, en Intag no ha habido ninguna obra de infraestructura, pero sí muchos ofrecimientos de todo. MIENTRAS TANTO Codelco y la Enami talan árboles milenarios en bosques primarios que le pertenecen a la comunidad sin autorización alguna. Los bosques forman parte de la reserva comunitaria y  han sido utilizados para turismo por cerca de dos décadas. Sin embargo, a pesar de insistir que en el país la minería responsable esta en vigencia, nadie del gobierno dice o hace nada (la tala comenzó el 20 de Junio)

Por último el presidente habló de nuevo de la minería responsable. Minería responsable sin una consulta previa, libre de presiones, de buena fe, y PREVIA al inicio de actividades mineras es un oxímoron a gran escala. Minería responsable ingresando a las concesiones mineras a la fuerza con cientos de policías, como ocurrió en Intag en Mayo del 2014, arrestando a inocentes comuneros, como el caso de Javier Ramírez, u ocupando territorios comunitarios sin obtener autorización de los usuarios y dueños es cualquier cosa menos minería responsable.

Mas persecución

Y, como si todo esto fuera poco, y para no dejar dudas ​que​ las personas que se oponen a proyectos extractivos serán persequidos​, el día 23 de junio nos enteramos que el gobierno- a través del Consejo de la Judicatura de Imbabura, instauró ​una​ revisión sumaria en contra ​Ramiro Romá y Carlos Bolańos ​los dos abogados defensores de Javier Ramírez y su hermano Victor Hugo- este último protegido por las comunidades de Intag.

Si a esto le tildan de minería responsable, cómo será la irresponsable?

Fotos: 1. Mina de Lafarge por Coordinadorzonalintag 2. Vigilancia policial – El Comercio