LA SECOM Y SU PADRASTRO. Hugo el Búho

15 de Septiembre 2015

El buho

 

Al oído le susurré que esos dos eran la crema innata de la intelectualidad del gobierno, lo más inteligente que ha parido la tierra de la mitad del mundo. Pero al oído nomás, no vaya ser que me pidan rectificación. Sí ha de ser de tomarles un examen de conocimientos y razonamiento lógico, por las dudas. Nunca se sabe, capaz y sí se han leído a Paulo Coello y a Condorito. De pronto y nos sorprenden…

Querido nieto:

Leí algo sobre la… cómo dizque se llama esa vaina… superking, supercruel, supercool… algo así. Ah, Supercom. Me he reído a más no poder con tu abuelo, y ya sabes lo serio que es el viejo, pero últimamente le cuento noticias del Ecuador y se mata de la risa. En España las cosas van ahí ahí.

El otro día le comenté que el gobierno se hace llamar la revolución ciudadana. A los tiempos que se carcajea. Luego le dije que el jefe tiene sabatina propia y que sus asambleístas todo le consienten y que sus jueces todo le dictan aprobado. Y que para variar, Contraloría, Procuraduría, Fiscalía, Consejo Electoral y hasta la defensoría del pueblo es del color del partido. Tiene que releer dos y tres veces para entender. Se coge de los pelos, agranda los ojos, se golpea la quijada. Hasta dormido dice: revolución ciudadana jajajajaja. Le causa un chiste ese proceso político. Casi me muero del susto la otra noche, no vas a creer que se levanta dormido, enciende el televisor y con el control hacía zapping como si fuera calculadora, mientras susurraba: sabatina, avanzamos patria, cuánta doble moral, prensa corrupta, somos más…

Cómo le ha impresionado al pobre la revolución ciudadana. Dice que es de lo más dos por dos es cinco que ha visto. Y con eso de la Secom y su padrastro la Supercom, no te cuento. Afirma que ellos mismos señalan, apuntan, disparan y dan enterrando. O sea, son de una cursilería del tamaño de una funeraria de 35 puertas. Y hasta te contratan las lloronas, el cura y te convierten en ceniza. Nunca se equivocan, los idiotas y violentos y corruptos y fracasados son los otros. Ahora le toca el turno a Fundamedios y mañana sálvese quien pueda. Avanzamos medios del gobierno, otro eslogan entre líneas. O sea que solo se puede hacer política si tienes partido político, así más o menos.

Pero lo más gracioso es cuando le enseñé quiénes son los duros de la Secom y la Supercom. Les vio en unos videos y no te miento, si hasta escupió en la tele, pero luego limpió nomás, dijo que no vaya ser que le quieran sancionar por manchar la cara de la pantalla de la imagen del rostro del cerebro que no tiene de las palabras que no dijo etc., etc., etc. Al oído le susurré que esos dos eran la crema innata de la intelectualidad del gobierno, lo más inteligente que ha parido la tierra de la mitad del mundo. Pero al oído nomás, no vaya ser que me pidan rectificación. Sí ha de ser de tomarles un examen de conocimientos y razonamiento lógico, por las dudas. Nunca se sabe, capaz y sí se han leído a Paulo Coello y a Condorito. De pronto y nos sorprenden.

Lo bueno de todo esto es que el viejo se ha recuperado con todo lo que le cuento y luego lo que él constata. Ha vuelto a reír, a carajear, y eso es bueno. La otra noche nomás, no daba más de la risa cuando leyó lo del Secretario jurídico de la revolución somos más y del cura Arregui. En público le disparó que era un insolente recadero de la oligarquía, lo mismo que le decían a su ex jefe socialcristiano. Pero sí ese par son igualitos –me dijo-, solo que el uno tiene doblada la sotana debajo de la cama. Los dos son Opus Dei, el uno de corazón y el otro de ordene mi jefe y yo escribo. Ya sabes tu abuelo, lúcido como siempre. Que cómo así ese curita sigue vivo, si es el me pica aquí yo te rasco de toda la derecha, y no se diga el abogado de la revolución ciudadana, dándole consejos a su jefe como hacía con el otro jefe. Y tanto él como su jefe más opus no pueden ser, ahí está el tema del aborto, de te meto presa si te haces la que no quieres, de los cuerpos le pertenecen al Estado, de sean abstemios sino diosito se ha de enojar. Opus toditos esos. Te juro que luego que acabe el mandato al que sabemos y a su abogado les han de nombrar Obispo y sacristán respectivamente, o guardianes de la cuánta doble moral compañeritos.

Lo que a tu abuelo le preocupa seriamente es que dicen que hay algunos intelectuales que todavía le creen y le siguen. “¿En verdad?, ¿pero dónde se ha visto intelectuales haciéndole la venia al poder, defendiendo a un señor tan prepotente y autoritario? ¿Será que tienen que alabar a lo que sea que se presente de izquierda porque sienten que ya no tienen de dónde agarrarse? ¿La crítica se les esfumó como una cajetilla de cigarros a cambio de tóma tu ministerio, vaya con su curul, brille de asesor, salga en la tele de Subsecretario? La propaganda les pegó fuerte, ahí donde su ideología se desviste en 35 tomos y a 10 años plazo. Así que están defendiendo el proceso, jajajajaja, el proce…. Jajajaja, la revolú….jajaja, avanzamos pa…jajaja. Buena, buena. Este sábado no me pierdo la famosa sabatina, mejor terapia de risa, ¡imposible! Y yamismo, te juro, yamismo exigen también derecho a la resistencia, capaces son”.

Bueno, me despido querido nieto y no dejes de tenerme informada. Lo último que te voy a decir es que lo de tu jefe revolú ya es preocupante, me parece que no tiene nada que ver con la política, ahí el caso es clínico. Yo tengo dos buenos amigos expertos en esas complejas sombras del ser humano, si quieres se los puedo recomendar. Besos y abrazos, tu abuela.