ANALISIS DE COYUNTURADICIEMBRE 2015: FRENTE A UNA DERECHA RENOVADA, UNA RENOVADA RESISTENCIA POLÍTICA Y SOCIAL. Por Alba Aguinaga Barragán·

04 de diciembre de 2015

Se les oye hablar a los partidarios de AP del “proyecto político de la revolución ciudadana”, con una celeridad, convencidos como si fuera “su” proyecto político y cómo si han realizado el mayor avance de la historia ecuatoriana.

1.- Dice Bourdieu que la violencia simbólica y los campos de la dominación por donde pasa la reproducción social, depende de las fuerzas políticas y yo coincido plenamente con él.

Las fuerzas políticas en este país, las fuerzas políticas dominantes son porque se pelean la hegemonía todo el tiempo, incluso cuando coyunturalmente pudieron perder algo de poder, y van ganado conforma van acumulando poder, y las otras, las que aparecen desde el campo de lo subalterno, son fuerzas políticas porque se pelean en contra de esa dominación.

El gran proyecto político de AP, ha sido un instrumentillo, la plataforma para el impulso renovado de la derecha como proceso político hegemónico, me refiero sobre todo a nivel de ayudar a la renovación burguesa que necesita la siguiente fase del capital, disminuida hace diez años por la lucha política interna.

2.- Las enmiendas son la muestra de una salida negociada con la derecha para gobernar el país.

¡Oh pobres ambiciosos e ilusos los asambleístas de AP!, a cambios de tener curules y puestitos en la siguiente elección, se subordinaron totalmente, si bien ahora piensan con cabeza de ricos y ricas, la realidad conlleva su crueldad, a AP no le da como para ser clase dominante ni para sustituir más que en apariencia a la clase dominante.

3.- En este país la clase dominante sigue estando donde estaba, mejor que antes y más clara de lo que quiere hacer con la economía y el país, es decir enriquecerse a costillas de las y los trabajadores del campo y la ciudad, aprovecharse, generar escenarios políticos a su favor.

Ahora, el campo de acción que tienen es mayor: tienen los mejores beneficios de la deuda externa que la pagará el estado ecuatoriano, el pueblo; tienen la oportunidad de dirigir el cambio de matriz productiva, que será como la vía subdesarrollada a integrarse en el modelo global que está decidiendo el norte; tiene las leyes a su favor, tiene el control de las finanzas; y han fortalecido su posibilidad de llegar al gobierno nacional y a los gobiernos locales e incluso de perpetuarse.

Acaso Nebot y Lasso ni ninguno de la derecha va a cambiar las enmiendas. Van al parecer a tener la correlación de fuerzas a favor, estado fuerte, control sobre la fuerza de trabajo, el gobierno nacional, crecerá el número de asambleístas, etc., etc.

Cuando lleguen al gobierno, tendrán el acceso a aquello que el estado ha acumulado, por medio de los servicios públicos a beneficios del capital. Y lo más tremendo tendrán controlada la mayor parte de la fuerza de trabajo, por medio del estado, bajo la denominación de servidor público sin casi poder de organización y de decisión; en el campo de la empresa privada, agrupando a otra parte de la fuerza de trabajo, para hacer de este país, lo que siempre han hecho, explotar y dominar; y, con grandes dificultades, dependiendo del mercado financiero y empresarial a los trabajadores y trabajadoras por una autosubistencia.

Todas las enmiendas consolidan leyes, y sobre todo, acumulan fuerza en el estado para el dominio del capital, inclusive las que tiene que ver con la “descentralización de los gobiernos locales”.

4.- Se repite la historia de las y los farsantes políticos. De verdad tristeza me da por el país y por nosotros los empobrecidos y empobrecidas del campo y la ciudad, tristeza profunda, porque estos peones del gobierno al servicio de los verdaderos jeques, han jugado el papel más servil de la historia ecuatoriana.

¡¿De qué se vanaglorian?¡. ¿Creen que la derecha va a compartir el poder con ustedes?. Los tinterillos políticos seguirán de mandaderos, incluso Correa. La verdad, la “revolución ciudadana” es el peón de la historia por opción. Los verdaderos representantes de la clase dominante, los empresarios y los banqueros, ellos son las fracciones de clase, no ustedes.

Ellos van a resolver su propio lio al respecto de los ciclos del capital, de cómo darle dinamismo o trozar las relaciones de clase, género y etnia de cara a la gran acumulación de armas, de poder, de naturaleza, de fuerza de trabajo, que se está produciendo en el mundo; ellos va a decidir si van con China o con EU; van a decidir que hacen con la democracia de este país, ellos van a preocuparse de los problemas de la clase dominante. Nunca han dejado de preocuparse de ello.

Estas últimas enmiendas fue su entrega definitiva de lo que quedaba por hacer al poder real. Ustedes solo, mataron su “auténtico proyecto político”.

Mentira total y farsa lo que ustedes viven y nos quieren hacer vivir. Una cuestión es hablar de EU y de China, y, la otra es creer que Alianza País y su “gran proyecto político”, les haya ascendido a ser los representantes de las fracciones de clase…

Las clases dominantes, siempre por medio de gente como AP descansa, se ríe y casi siempre a través de sus propios cuadros ha tenido, detentado y acumulado su propio poder, a veces se aleja hasta volver con sus representantes más conspicuos.

6.- El escenario político ecuatoriano actual, al menos en lo que será la lucha de clases deja claro que la disputa frontal va a ser entre la fracción de la clase que está afincada en el capital financiero y la otra la que representa el capital productivo. ö sea los de a de veras, que se hacen ahora visibles. Por eso Correa ya no será presidente.

De allí saldrán los mismos candidatos de siempre con otras caras, pero la contienda es a otro nivel.

Por cierto, de pronto su “gran proyecto político” le sirve de vía al candidato propicio al capital productivo. Ellos de dicen, no ustedes. Si quieren su propio candidato sin ustedes ni para eso les servirá “su” proyecto político. Tal vil proceder el cálculo electoral, es característica de toda expresión política del capital.

Su proyecto político del que tanto se vanaglorian es nada más y nada menos que un instrumento de una clase dominante que siempre se siguió autorepresentando.

7.- Lo que es más, debido al miserable crecimiento que hemos tenido en comparación a otros países pero ingente frente a la historia de crecimiento económico del Ecuador y que de casi nada ha servido para los sectores populares y sobre todo para las mujeres, los sectores sociales del campo, los jubilados, los estudiantes, las organizaciones sociales, tampoco como país jugará casi nada en la definición económica de lo que está pasando en el mundo y del armajo de los bloques del poder global. La definición de la disputa de clase y de las fases del capital, están en manos de EU y de China y de otros.

8.- Entonces ésta siguiente elección y las siguientes, serán eso, el escenario de disputa de las fracciones de clase, sosteniendo el modelo que deja el gobierno a su manera. Según vaya ocurriendo la política internacional y tal como les convenga repartirse las ganancias.

9.- ¿Qué nos queda?, nos quedan las luchas de resistencia social, contra las que vendrán los gobiernos siguientes tal como ustedes y tal como ha sido la tradición del estado ecuatoriano y de los gobiernos recalcitrantes pro -capitalistas, patriarcales y colonialistas que hemos vivido.

10.- ¿Qué se viene?, el agravamiento y el deterioro brutal de las condiciones de vida de las y los trabajadores del campo y la ciudad. O acaso no les parece gravísimo, que el pueblo pague semejante nivel de endeudamiento comiéndose la camisa o nos les parece grave que no se haya detenido si quiera el crecimiento de la cantidad de horas que trabaja una mujer sino que además de la intensificación de lo que hay que producir, está creciendo, incrementándose las horas de trabajo productivo y reproductivo para las mujeres, ó sea la carga brutal de trabajo se ha convertido otra vez en el rostro feminizado de la acumulación de capital, la feminización de todas las violencias y vamos a pagar con nuestra vida el costo político de una proyecto político subordinado y sin el menor sentido de solidaridad, de un compromiso socialista, de género y comunitario con el pueblo y la naturaleza.

11.- Lo que queda es la agresión constante a los derechos laborales, porque es bien sabido que el capital vive y se nutre de la fuerza de trabajo de los hombres y de las mujeres, todo lo que han recibido de la deuda externa, de los presupuestos del estado y de este paso de mando; nos lo van a cobrar con sobre explotación de la fuerza de trabajo.

¡A clarines de una dictadura!. Y vendrán como maquinaria, con sutileza y con garrote, directamente o indirectamente y cuando nos opongamos nos van a lanzar la represión tal cual o peor a lo que ustedes lo han hecho.

¡¿De qué proyecto político autónomo se envilecen?, ustedes no son sino peones de los jeques de este país. Ahora, en la lucha nos toca contra los jeques…

Con las enmiendas de ayer han querido dar el golpe zarpazo a los movimientos que han opuesto resistencia todos estos años de su gobierno y lo han logrado.

12.- Pero también lo real es que ha crecido a pesar de los pesares la lucha independiente del campo popular, no solo el descontento. Las enmiendas solo han dado un paso más para golpear de manera brutal al campo de las resistencias.

Electoralmente o socialmente, esta fuerza queda dignificada ante el pueblo, tiene la credibilidad que ustedes han perdido y lo que es más tiene la capacidad de autoconvocarse sin ustedes y sin la derecha, porque está claro que lucha que se ha venido gestando no es solo contra este gobierno sino contra un modelo de vida

Queda pues al campo popular, decidir qué hacer con lo que ha logrado es vital, error sería pensar que lo alcanzado da solo para presentar listas electorales. El movimiento indígena va a jugar un papel re importante.

Queda la lucha sindical, decidir, ampliar, pactar como las y los trabajadores del campo y la ciudad, bajo la figura legal que sea y al parecer sin ella; vamos a tener que agruparnos para defender nuestros derechos laborales.

Están presentes las organizaciones de mujeres que hemos resistido continuar y proyectarnos hacia un nuevo feminismo desde las mujeres pensando en pan y rosas para todas y no lo que ocurre ahora, que unas cuantas disfrutan de las rosas y la mayoría recibimos mendrugo de pan. Queda cuestionar esa figura de mujer subordinada al dictadorzuelo pero oprimiendo al pueblo.

Quedan los movimientos sociales, cada uno, desde su propia frontera, atraernos hacia una propuesta anticapitalista, antipatriarcal y anticolonialista.

Queda lucharse la ley agraria, y las pocas leyes que quedan por aprobarse, desde una mirada crítica sistémica.

Criticar el “proyecto político de AP”, sirvió para romper con el espejismo, pero aún queda en la subjetividad del pueblo el deseo maltrecho de seguir los pasos de una falsa revolución y quedan muchas lecciones para aprender acerca de la falsa “independencia de clase, de género y anticolonial”.

Pero también queda, enterrarles, divorciarnos completamente de la farsa de proyecto político que AP representa y que sigue vivo – medio muerto y de la derecha renovada.

Frente a una derecha renovada, no tenemos otra que construir una renovada resistencia política y social. Solo un proyecto amplio y radical que convoque todos y todas quienes estamos tremendamente golpeados por la situación del país, los años siguientes nos podrá ayudar a caminar… a resistir.