LO QUE CALLAN LAS ACADEMIAS QUE NO SABEN DE CRISIS. Por Hugo el búho

El buho

05 de febrero 2016

Académicamente hablando debo confesar que me encuentro en crisis. Malo ese presidente, con lo que dijo en la sabatina me quedé pensando por horas en el significado profundo de lo expuesto, pero por más que me concentro, nada. Después de tanto darle la vuelta a la crisis que me perseguía por fin lo entendí. Lo que el excelentísimo y honoris causa múltiple quiso decir es que sólo los académicos de su talla entienden lo que dijo, y como en este país no existen muchos honoris causa que se diga, cómo le va a entender la masa de intelectuales que en la prensa y en las redes y en las Universidades sólo se pasan investigando crisis que no son de la complejidad del excelentísimo.

Astuto el magnánimo Presidente. Yo si dije, cómo un Rafael como el Correa se va a disparar semejante trabalenguas y en cadena nacional. Ni tonto que fuera. Lo que pasa es que los académicos sólo entienden crisis que no pasan por los análisis de argumentos gubernamentales. En resumen, lo que el máximo honoris causa que ha parido nuestra patria tierra sagrada quiso decir es lo siguiente:

No es académico decir que estamos en crisis. Lo académico es afirmar que soportamos la arremetida de los enemigos de la Revolución y la influencia negativa de los mercados internacionales que no les gusta el socialismo del siglo XXI. La culpa es de la vaca y de la izquierda infantil y de la prensa corrupta.

No es académico decir que quieren meterse en la U Andina a patadas. Lo académico es afirmar que lo hacen por defender a la Institución de seres malignos, por lo que debe ser posesionado un rector que rime con patria, que escriba con tierra y que firme con sagrada.

No es académico decir que el Chiriboga es un pícaro y medio mafioso, porque sería ahondar la crisis del fútbol y poner en duda la cercanía del mismo con el gobierno actual.

No es académico decir que el secretario Jurídico de la Presidencia es un socialcristiano con alma de misógino. Lo académico es afirmar que es un abogadazo que defiende los derechos humanos de todos, no de todas, porque ahí entra en contradicción con su crisis de valores.

No es académico decir que construyeron un aeropuerto que solo sirve de paisaje urbano. Lo realmente académico es afirmar que antes no había nada y ahora masque sea hay unito.

No es académico decir que quienes defienden su territorio y el agua son luchadores sociales, lo académico es decir que son terroristas en crisis de identidad étnica.

No es académico decir que estamos endeudados hasta el tuétano con los chinos. Lo correcto es afirmar que siempre es bueno endeudarse con otros que no siempre sean los gringos

No es académico decir que el IESS está quebrado y que la culpa la tiene su majestad y el Ramirito; lo realmente académico es decir que se tomó prestado por convicción y se malgastó por patriotismo.

No es académico decir que hay muchas mujeres pobres que están presas por abortar, lo sensiblemente académico es afirmar que se lo merecen por carishinas, por no esperar al matrimonio.

Nada es académico, nada está en crisis. Sólo los opositores se inventan esos análisis sin sentido, sin crisis y sin academia.