PRETÉRITO IMPERFECTO EN FINISTERRA. Por Tomas Rodríguez León

04 de Febrero 2016


Hoy el bufón no paró de llorar, 

el mudo al fin ha aprendido a cantar, 
las doce a las campanas despertó, 
la esperanza, por cambio de negocio, cerró… 
Mago de Oz

Finisterrae,  así le llamaron los latinos  a  Galicia.  Fenisterra,  creían  que ahí se acababa el mundo que llegaba a su fin…el confín.

Para el grupo de Rock Mago de Oz , Finisterra  es 2119; la civilización desaparece. La miseria, el hambre y las dictaduras provocan que  el pueblo se levante  en armas con su vanguardia  el  “Batallón de la Cochambre” La prensa del corazón con las fuerzas rebeldes siembran  el caos, se anuncia “La Guerra del hambre”…pero la revolución es aplastada y un nuevo orden se  crea.

Los militares, políticos, banqueros,  forman  “deseos.com” y diseñan  un mundo perfecto: Satania, un mundo sin violencia, sin revoluciones  donde el sexo se practica de manera “limpia” y virtual.

En Necrópolis (capital de Satania) surgen los “dudantes”, personas que no  creen en la automatización de la raza humana,  los dudantes consiguen  el apoyo de alamierda.es

Por  los rasgos más interesantes de nuestro tiempo,  Ecuador se parece a Finisterra, en fin de cuantas estar en la panza, es también el fin del  mundo, con tierrita escondida en el confín. Acá las vacas gordas se desinflan y a las pocas flacas se las lleva la corriente… la tierra prometida  está llegando  a término, el niño no aguanta paro,  aunque el paro nacional,  es desestimado por los  de manos ardientes y cabezas limpias que sostienen que  la patria ya cambio.  En tanto los de la  diestra y la siniestra se unen en algo  así también como  “a la mierda.es

El régimen de la  abundancia es ahora él de la escasez, y somos todo un resultado de Satania por obra y gracia de un laboratorio de ideas y proyectos  nacidos en  castillo de papel.  Vuelve el discurso del sacrificio, el patriotismo  soberano no va más,   la bandera de la anti-corrupción es discurso de  plataformas mediáticas, con más dudantes que los calculados.

Cada día es toda una aventura de vivir, y no es el futuro el que se muestra con certezas sino un pasado que se viene pronto, comiéndose a los presentes, pronto serán pretérito imperfecto. Sobre todo  en la primera persona del singular. (Aunque  en la búsqueda del futuro indefinido pluscuamperfecto se les vino la noche).

Entre niños y lluvias ya se siente la  melancolía irónica en los alborotados de una  trifulca que se dio en llamar revolución,  y se siente claro está,  un  descreimiento enfático no solo en los opositores sino también en los mismos congregados. Gracias a Dios también los ecuatorianos  somos apasionados en  no creer en nada y sospechar de todo) en nuestra Finisterra  nadie  se pone muy triste cuando cae un gobierno civil o militar. (El pueblo votaba por Velasco una y otra vez y se reía cuando  se caía,) Los políticos lo  saben y el actual mandamás,  casi lo había olvidado  porque desde el poder solo se  bucea en el silencio, solo se vive  en un hasta mientras de amnesia, en cerebro autista.

Cada día somos más  en esta Finisterra,  ateos del Dios política. Y lo somos todos  porque así lo quieren los personajes  encaramados que hablan todo el tiempo diciendo medias verdades y medias preguntas.

Se olvidan los pastores de sus  rebaños  y  la nueva vocación es de “flautistas de Hamelín” ¿se acuerdan d ese cuento?

Ay de tí populista.

Eres  simplemente la apelación al pueblo y amas tanto a los pobres que  cuando dejan de serlo ya no sabes qué hacer con tu amor.

Hagamos  el coro a Mago de Oz

No a las dictaduras,
no a la impunidad,
no al comercio injusto
que explota al menor de edad

Sí a las autocracias,
sí a la libertad,
el tercer mundo va a estallar.