FIDEL, CUBA TE SABE DE MEMORIA. Por Tomas Rodríguez león

25 de Noviembre 2016

El mundo no ha dejado de mirar a Cuba en sesenta años. Hay putas desde Uganda hasta Suecia pero se ocupan de las putas de la Habana, hay inequidades en Suiza y Dinamarca pero enfatizan las de Cuba, hay malos funcionarios en Alemania y en las puertas del cielo pero joden a Cuba por su burocracia, hay suburbios terribles en Sao Paulo, Mexico, Paris, el Bronx de New york pero joden con las casas en la mierda de la Habana vieja…que Sera?

La hediondez de la política dominante se expresa en el júbilo de los que detentan el poder y en  las frustraciones de quienes lo añoran. Ojala algún día el ser humano sea libre y alcance la dignidad posible para barrer con la política y dedicarse a la poética. Existencialmente está demostrado en la historia que las mejores realizaciones humanas se han gestado desde las ciencias y las artes, y que las peores fueron, desde la presencia del estado y su flujo inmundo, la verborrea política electoral. Jamás en la vida he alzado una bandera que no sea la de la revolución.

Soy un ácrata confeso con orígenes marxistas que se hizo, mirando, admirando, criticando y amando a Cuba. Aun porto mi bandera roja y negra que no se junta a las verdes banderas de los bandidos, pero jamás dejare que el poder  me caiga a patadas como a muchos y me derrote en el costado derecho de la derecha criminal. Cuando me da prurito por algunas contradicciones de la vida política o la conciencia, me voy a Cuba para ratificar mis utopías o para mandar todo a la reverenda mierda. Les contaré de mi último viaje…llegue a Cuba con la esperanza de ver por última vez a Fidel y no lo logré…la plaza en el primero de mayo ya no lo recibió por su postración.

Pero pocas horas antes en el aeropuerto José Martí me recibió Fidel, atrás de un enorme cartel con su saludo; revolución es cambiar todo lo que debe ser cambiado, es responsabilidad y sentido histórico del momento. Le respondí:  ¡Comandante en jefe ordene¡. Y me puse a caminar como siempre lo hago, por los barrios más modestos y al igual que en otras ocasiones, estuve en Marianao, Cayo hueso, Cerro, Centro, buscando  escrutadoramente críticas y verdades. Desde mi primer viaje deseche a todo intento de ser guiado por alguien del partido, por un guía advenedizo, una jinetera o un colega de academias…a pata se ha dicho a caminar por la Habana profunda donde la gente habla  mal y bien de la revolución por donde hay colas y resabios, por donde hay alegría y militancia

La Habana oculta da rabia y alegría, rabia de ver tanta casa linda hecha pedazos y da felicidad ver no poder ver niños en las calles, por la presencia absoluta  en las escuelas, los balcones reciben la intensión estética de pintarlas, hay mejorías en el trasporte público, colectivos articulados chinos se han incorporado y la gente empieza a trasladarse con dignidad. Ya no están los románticos y sensuales camellos con sus efectos o afrodisiacos o de mala indignación  por el exceso de roce social.  La revolución ha decretado libre circulación de vehículos legalizando taxis particulares. Miles de vehículos de la década de los cincuenta y sesenta se han trasformado en taxis privados que sirven a la movilización de las personas y le dan a Cuba  el más bello y nostálgico paisaje urbano. Todo turista se queda maravillado con los juguetes del tiempo; carros de sesenta años, americanos  de hecho, que con excelente vitalidad recorren las calles de toda Cuba gracias a la creatividad y las repuestos Made in Cuba.  Y frente a capitolio hasta encuentro sanduches de chancho que estaban baratos y aunque no son de la calidad de mi Guayaquil, los mejores del mundo,  son aceptables y aptos para el consumo humano de chiros, mochileros, hippies mundanos,  y cubanos.

En las esquinas hay menos colas ante la parada de buses. El que llega pregunta cuál es el último y respeta el momento bajo un árbol o sentado en una butaca, igual ocurre en centros de suministro. En la guaguas (colectivos) al subir los ancianos los adolescentes hombres y mujeres casi se diputan por dar el asiento a los jubilados…venga abue…si una persona enferma sube solo tiene que decir estoy enferma para que en forma inmediata alguien se ponga de pie. Suena una canción de Arjona, Sakhira o Ana Gabriel y las chicas cubanas cantan en coro… Belleza…

La regeneración humana le da también contenido a la regeneración urbana y la Habana se esta transformando en la ciudad más bella de Iberoamérica. Miles de edificios se están reconstruyendo con el apoyo de la UNESCO y las calles con sus casas del malecón, Centro Histórico, Vedado, el Morro dan cuenta de la dimensión ética política y estética de la amada Cuba.

No hay nada que acotar sobre las bondades del sistema de educación, salud  y cultura, siguen siendo modelos de desarrollo y ejemplos para la humanidad  sobre todo para los países pobres. Pero si me encabronó ver a un profesor de la maestría, un crédito mundial PHD en bicicleta, y más me jodió ir a pegar un cague en casa de una académica y encontrar un clavo grandote con paginas recortaditas del Granma con destino nefasto para las posaderas, con la mismísima cara de Fidel.  Se lo digo a mi amiga cubana  que dejando a lado el materialismo dialectico exclama: ¡ave María purísima¡

Me voy solitario y me da alegría  que el cine cuesta  aun doce centavos de dólar, libros a cincuenta centavos de dólar, pasaje a medio centavo, luz agua y teléfono a sesenta centavos, el estado continua entregando la exigua tarjeta de alimentación y ropa (limitada) Un cubano protesta pero chico “solo ganamos entre veinte y treinta dólares” entonces yo le digo. Pero yo gasto 40 dólares en luz, treinta en agua y treinta en teléfono, doscientos  en el pago a mi hija a la universidad, 200 en trasporte y todo tiene costo. En resumen el cubano reconoce que ganamos iguales pero él tiene mayores garantías sociales.

Pero honestamente, sí me emputa que un libro cueste cincuenta centavos de dólar y la mantequilla tres dólares y me emputa que aún las putas sigan pululando alrededor de los hoteles, aunque  han triplicado sus tarifas 100cuc, lo que define  que en términos de mercado se ha restringido la oferta (menos putas) frente a una  mórbida demanda creciente, a la cual por supuesto me rehúso a incorporarme pese a las tentaciones y lo hago porque no existe peor infestación de la belleza que la que emana del dinero. El amor es otra cosa.

Estuve  camino a Santa Clara y decenas de pueblos campesinos dan cuenta del cambio, las consignas nuevas de Fidel: Revolución es honestidad, revolución es libertad, revolución es decir siempre la verdad, revolución es amor a la tierra. En Sta. Clara sigue el Che impoluto y altivo observando a los peregrinos rojos de todo el mundo que llegamos a rendir cuentas de nuestros actos y nuestra Fe. Una joven comunista  china casi brinca de alegría porque junto al Che esta la tumba del guerrillero peruano EL CHINO. Ella cree que ha nacido en China y ha muerto junto al Che, pero le explico que en América Latina se le dice chino a quien tiene los ojos rasgados. Ella se derrota con tristeza. Me siento culpable.

Al despedirme del Che me voy repitiendo su consigna: revolución socialista o caricatura de revolución.

Los últimos momentos en la Habana son mágicos, una carretilla de negocio personal con letras chuecas ha sido bautizada con granizado liberaron a los cinco. Me percato de algo mas, poca política se vive en el ambiente cubano, la TV es pura salsa, rock, boleros y Son, los noticiarios son escuetos. Funciona bien el ministerio de turismo pero nadie sabe quién es ministro,  lo que acá se llama actores políticos en Cuba se llama pueblo. El gran protagonista  de Cuba con su alegría cotidiana, solo alterada cuando el partido convoca  una gran marcha contra el imperialismo o por la solidaridad internacional. Una mas Silvio Rodríguez anuncia una gira por los barrios de la Habana. Comprendes Mendez.

Veo en los vitrales ya en el aeropuerto José Martí un letrero me dice para no olvidarlo nunca En  el mundo hay cincuenta millones de niños en las calles ninguno es cubano. Agrego emocionado; además no hay asesinatos, violaciones, accidentes a toda hora, agresiones e irrespeto.

FIDEL

Solo por un hecho Fidel debería ser declarado el hombre del milenio. Gracias a Fidel y los internacionalistas cubanos se rompió el eslabón de la cadena racista en África. Lo reconoció Mandela y cuando fue presidente de Sud África el primer país que visita es Cuba y agradece y se da un abrazo con Fidel. Sin la revolución cubana ni Obama existiría políticamente.

La muerte de Fidel nos convoca al retorno del romanticismo y repito con Rubén Darío “quien que es no es romántico”. La historia de Cuba es la historia del mundo en particular de los pueblos que buscan justicia. El pensamiento libertario y la filosofía saben hacer una pausa ante los grandes cuando mueren y ante los anhelos de los que luchan, Fidel nunca se jubiló como revolucionario, su más grande mérito. Recuerdo a Sartre y a Foucault  haciendo un paréntesis en sus controversias para juntos marchar con los jóvenes de Paris y junto a los revolucionarios de Argelia.

Una verdad: el culto a la personalidad no vi en  Cuba, en todos mis viajes constate que el PCC prohibía retratos monumentos, o veneración a Fidel. Pero los pueblos son rituales y también lo somos los revolucionarios. La ritualidad ante la muerte es además una contundencia en los libertarios existencialistas.

 

LLEGO EL DIA

Despertar y leer la noticia de la muerte de Fidel es casi un desafío de la conciencia frágil. Fidel el referente grande de nuestras utopías, el humano ser y maestro que nos indujo a la dignidad humana, el que puso las escaleras de la atalaya para mirar la historia en perspectiva, el que hizo de los niños la clase privilegiada de su pueblo.

Los errores de la revolución cubana, que son muchos, son los errores de un estado que se fortaleció para defenderse y que miró más de la cuneta, oyó mas de la cuenta y controló más de la cuenta.

Pero cuando se nos va Fidel digamos, Fidel se va a la eternidad y los infames no podrán ensuciar su inmortalidad de rocinante galáctico…Caballo y Cid campeador que muerto hará nuevas  batallas.

Bueno pues, comandante en jefe ordene…organice nuestras conciencias confundidas en un mundo donde la humanidad pierde su sed de ternura y paz…donde revolucionarios se pasan a las filas del enemigo y los farsantes se disfrazan de insurgentes.

Foto: cubaheadlines.com