LA VIRGENCITA ECUADOR O CÓMO PARECER GUADALUPE SIN SER ROSA Por Hugo Palacios (el búho)

Enero 18 de 2017

De terror. O de llorar. O de cuatro alkaseltzer mientras se clava en Gama TV. Hay para todos. Si quiere reír a borbotones mire la Virgencita. Si su novia lo dejó por otro, mire la Virgencita; si le diagnosticaron diabetisforevermire tres veces la Virgencita; si necesita putear por una mala semana, encienda Gama TV y llénese de virgencita Ecuador.

Uno está acostumbrado a la telebasura ecuatoriana, sea de Ecuavisa, de TC Televisión, de Teleamazonas, de Telesistema. Esas series que explotan lo peor de los ecuatorianos, ya se sabe, con tal que venda, basura al pueblo. Pero lo último de Gama Tv, canal llamado público (ríase unos 20 segundos sin anestesia) es como para caerse de espaldas al estilo Condorito. Miré dos capítulos, para que vean que uno suele ser masoquista cuando está triste. Y no lo podía creer. Si la Rosa de Guadalupe ya es un chaulafán de hace seis días, imagínense la mala copia made in Ecuador. Yo que no soy creyente, me santigüé unas veinte mil veces en media hora. ¡Jesús! ¡Qué cosa tan fea!

Y lo peor que uno ve actores y actrices jóvenes con talento, que aparecen sin vergüenza alguna haciendo el papel que les tocó. Pobres. ¿Necesidad será? ¿Tan bien pagan? ¿O están ansiosos de fama? ¡Yo de profesor de teatro les pongo cero y vaya al supletorio por bruto! Exagerado me han de decir. Éste sí que escribe con el pie. Pecados de juventud, casi todos hemos hecho lo mismo. No hay palabras para explicar tanta basura en tan poquita serie de televisión. Es tan pero tan mala que los productores deberían pagar a los televidentes una buena suma como indemnización por acalambrar los sentidos.

No hay nada que salvar. ¡Más cursis las historias! Tanto curuchupismo en tan pocos minutos. La Virgen Ecuador es más o menos como verle al Correa hablando de derechos y criminalizando a las mujeres que abortan. Igualito. No sería nada raro que en algún capítulo aparezca el Rafael, el Glass, el Moreno y el Fiscal, en peregrinación y que algún rato sean testigos de cómo la Virgen lloró lágrimas verde flex cuando aparecieron. O el Lasso, que le tiene fobia a los condones: le enseñan uno y pone cara de feriado bancario.

La Virgen Ecuador no tiene guion,  los vestuarios son improvisados, el maquillaje al apuro, tomas lo que salga, música lo que venga, luz lo que el sol apoye, actuaciones churinchurinchunflain (no les cree ni la mamá que ya no oye), producción como comerse un agachadito en cualquier hueca a las tres de la madrugada. Mejor dicho, cualquier cosa. Y de seguro el director se ha de creer el cuento que es una maravilla. ¿Y tienen el cinismo algunitos de llamarle canal público? A ese público se le olvidó la ele. Más sano resulta ver pornografía que siquiera entretiene alguito.

Si los genios que le dieron luz verde a este bodrio piensan que le hacen un favor a la fe de los cristianos. Falso. Apuesto que después de ver esta serie los drogadictos consumirán el doble, los enfermos querrán morirse y los pecadores se arrepentirán de ser tan poco fariseos.

Bueno, ¡qué se va a hacer! Y yamismo aparece en algún capítulo el Plan Familia por Gama TV. Agárrense, que peores cosas vendrán dice la Biblia.