DE ARCOTELES, CORDICONES Y OTRAS BROMAS DE MAL GUSTO. Por Hugo Palacios (El Búho)

Enero 24 de 2017

Prende la radio ve, Renato.
-¿En cuál le pongo, mami?
-En la Visión, pues. ¿En cuál más?
-¡Otra vez el Oquendo! ¿No hay otrito?
Sí. Otra vez. Para que te informes bien y sepas qué pasa en el país. Para que no seas un bruto que se deja embaucar por los gobiernos de turno.

Diez años después. De visita
-Prende la radio ve, Renato.
-¿En la Visión, no?
-Obvio. ¿Cuál más?
-Le amas a ese Oquendo, no?
-Un poquito. Que si no fuera por tu papá, ya le hubiera declarado que yo puedo ser su frecuencia modulada. Ya en serio. Uno puede discrepar con él, es más, lo cuestiono mucho cuando se porta suavecito con algunos impresentables de la oposición, pero es la Visión en su conjunto, hijito. Ahí siempre hay contenido, no como la mayoría de radios. Y no se diga el programa Encuentro del Diego Oquendo Sánchez, y Desde mi Visión, Con la Michelle; y Sueños de Papel con la Juanita Neira… Hijito, donde no hay reguetón ni alabanzas al poder, siempre habrá una luz.

Veinte años después, mi madre sigue escuchando Radio Visión y al Oquendito, como ella lo llama. Ahí están las mejores entrevistas y la mejor música. Programas con contenido. Y al que no le guste vaya a pedir trabajo en la SECOM, arguye con una carcajada.

Después del papelón que están haciendo los ARCOTELES y CORDICONES, si había gente que no escuchaba Radio Visión, ténganlo por seguro, hoy lo van a hacer. Hay que ser bien obediente para meterse en esos rollos. O hay que ser buen amigo del “fantasma” González.

Y sí. Yo también discrepo a veces con el señor Oquendo. E igual con el Rosero y otros. Eso es saludable. Pero de ahí que les quieran despojar de sus frecuencias tramposamente, solo por el hecho de ser críticos con este Régimen, no cuadra. Ya sabemos, Don Oquendo siempre les ha caído mal. Eso es lo malo cuando no te casas con el discurso del poder. Y el señor tendrá sus defectos, sus afectos políticos de coyuntura, pero todos debemos reconocer la valía y el importante trabajo de Radio Visión. Ahí no hay cómo perderse.

Enojados porque tiene más audiencia que la Radio Pública y la Radio de la Asamblea. ¿Por qué no le quitan la frecuencia a esos canales “educativos” que se llaman TC y Gama TV… Fuera de bromas, es una aberración lo que intentan hacer. El Oquendo les caerá mal pero tiene todo el derecho de expresar lo que piensa, como todos, los que tienen o no medios de comunicación.

Saludos y un total apoyo de mi madre y de todos los que escuchamos Radio Visión, esas voces que son parte de nuestra vida cotidiana.