SE BUSCA AL ALCALDE DE QUITO CON SUMA URGENCIA Por Hugo Palacios (el búho)

Mayo 18 de 2017

Dicen que se extravió en algún paseo por los EEUU. Que desde que salió electo no aparece. Que quizás fue secuestrado por alguna mafia. Que fugó del susto al enterarse que ganó. Que está en algún lugar de la India siguiendo cursos de meditación y yoga. Que se hizo una cirugía plástica extrema para no parecerse a Mauricio Rodas. Que tiene un doble que hace las veces de Alcalde y un triple que visita los medios.

Cualquier información sobre el paradero de un tal Mauricio Rodas, favor comunicarse con la Alcaldía. En caso de tener pistas del mismo, se ruega no llamarlo por el mote de canguil ni por el canguil de mote. Cuentan los que lo conocieron de cerca que no tolera que le pongan apodos y menos que le hagan acuerdo que él es el Alcalde.

En caso de que el susodicho no aparezca por ningún lado se espera que se convoque a elecciones lo más urgente posible; porque no es de Dios que la capital del Ecuador tenga una silla vacía en el Palacio Municipal. En este crudo invierno que sufre Quito, hay quienes juran que lo han visto viajar camuflado en un auto de vidrios oscuros y que siempre toma fotos de cada derrumbe y que por fin va a misa, y que hace votos por conocer en persona a San Pedro.

Se sabe de fuentes fidedignas que el mismo Mauricio aprobó una moción para declarar persona no grata a un tal Rodas, lo que implica que está administrando la ciudad vía twitter o similares. ¿Dónde está el Alcalde? se preguntan los quiteños desde hace fuuuu; ¿por qué no da la cara? ¿En qué rodas se esconde? Lo cierto es que los únicos que le quieren son algunos medios, que le hacen entrevistas como a mote al canguil. Lo que no saben ellos, es que no es él, es su doble o su triple.

Eso es todo por el momento. Y se ofrece una importante recompensa a quien dé informes del Alcalde, alguna pista de dónde se lo puede encontrar. Incluso, si quien da aviso de su paradero tiene problemas con la justicia, tranquilos, ahí se le pide un indulto nomas de última hora a Carondelet, y todos contentos.

Si usted lo ha visto, informe por Dios! Se guardará absoluta reserva.