FRANÇOIS HOUTART Por Comunidad de Estudios Jaina

Junio 6 de 2017

François Houtart un incansable viajero que deja la esperanza en los procesos que se construyen desde abajo.

Hoy, 6 de junio, rompiendo el amanecer, recibimos la noticia que nuestro compañero François Houtart emprendió otro viaje. Tuvimos el honor de compartir andares, sueños y esos tiempos generosos en el que sembraste las bases de un pensamiento crítico. Celebramos la generosidad que tuviste de compartir con estos nadies, con los de abajo, con aquellos que se admiraban y contagiaban de tu pasión por los campesinos. Decías, son tiempos de reflexión profundos, de cautela, de encontrarse para pensar, son tiempos de la resistencia al capital y a todo lo que conlleva eso, dejaste muchos pendientes y como conversaste, el desafío de pensar estas transiciones desde su complejidad.

Los caminos que recorriste en este Sur- Sur añoraran tu mirada crítica, tu compromiso y esa osadía para avanzar más allá del sentido común, construyendo con las palabras Alternativas fundadas en los andares y en las experiencias de los de abajo, de los de los márgenes. Eres grande, porque es grande tu corazón, y porque tu compromiso te situó siempre del lado de los de abajo, siempre contra el poder instituido, con nobleza y solidaridad.

Nuestro compañero François Houtart, nació en Bruselas- Bélgica (1925), fue militante activo en las luchas emancipatorias de los pueblos, de los procesos de resistencia, intelectual crítico, teólogo, sociólogo de la liberación, fundador del Foro Mundial de Alternativas y el Centro Tricontinental (1976), profesor del Instituto de Altos Estudios (IAEN), militante de los movimientos altermundistas, un ser humano con sensibilidad y nobleza que ha sembrado y tejido puentes que han acercado la lucha de los pueblos campesinos e indígenas entre los diferentes continentes.

Su geografía: la geografía de las resistencias; y su tiempo: el ahora, el ayer y el siempre. Su contribución a los procesos revolucionarios es muy grande, no sólo desde la construcción de un pensamiento crítico que permita comprender la complejidad del proceso, sino por su consecuencia, nobleza y generosidad intelectual. Participó en los procesos en Vietnam, Nicaragua, Cuba, militante del proceso zapatista. Viajero incansable. Hoy estaba en Vietnam y mañana en Bolivia, con la energía intacta. Participó de reuniones con partidos y representantes de gobiernos, como con representantes de organizaciones de base y pensadores críticos.

Su paso por Bolivia fue antes, durante y después del proceso constituyente. Contribuyó generosamente con sus lecturas acerca de los procesos revolucionarios, el rol del Estado, los movimientos sociales, la geopolítica del capital, la religión, la crítica al agronegocio, la construcción del horizonte del bien común y la transformación de la sociedad.

Era un crítico incansable y un artesano en la construcción de argumentos y evidencias para continuar la resistencia y la lucha contra el capital. Como comunidad de Estudios Jaina nos encontramos en el debate sobre el mundo campesino y es desde ahí que iniciamos nuestros andares apoyando la lucha campesina en la transformación y la construcción de estos otros mundos posibles. Trabajamos el manifiesto de los Pueblos sobre la importancia de la economía comunitaria, espacio que convoco a una diversidad de geografías, donde pudimos construir con el grupo de estudios críticos al Desarrollo un debate sobre lo campesino e indígena como construidos societales. Tarija fue uno de los escenarios donde reiteradas veces nos encontramos y recorrimos comunidades y platicamos con compañeras y compañeros que revitalizaban desde este Sur, con otras miradas, la construcción del proceso y desde donde con su práctica se podía descentrar las lecturas totalitarias de la academia latinoamericana que se sitúan desde los centros.

Su producción intelectual escrita fue extensa, profunda, ilustrada, tiene innumerables libros, artículos y contribuciones en boletines y otros medios escritos en diferentes editoras y países. Podía escribir en un periódico, en un boletín desconocido por la alta academia o en revistas y editoras muy prestigiosas. Las áreas temáticas en las que concentraba su atención están relacionadas con los procesos de transformación y la crítica al capital. En Bolivia se tiene obras que fueron editadas y publicadas por La Vicepresidencia del Estado Plurinacional. Se cuenta con entrevistas que fueron realizadas por el CIS de la Vicepresidencia y entrevistas realizadas por la Escuela de Gestión de Políticas Públicas, a través de la coordinación con el compañero Ivan Iporre y en el marco de la colaboración con JAINA, materiales valiosos para los cursos de formación.

En Tarija, Bolivia, contribuyo y es parte del comité de la Revista Diversitas, instrumento autogestionario de nuestra comunidad, y de los boletines Diversitas que reflejan la complejidad de su pensamiento. Pudimos escribir y editar desde Bolivia, el libro de Agriculturas Campesinas (2016). Está en proceso de transcripción su primer libro sobre la economía campesina que escribió en Nicaragua y que es una referencia ineludible para quien reflexiona sobre el campesino como sujeto de los procesos de transformación (obra que será publicada póstumamente cumpliendo la voluntad de François).

Su mirada crítica y propositiva con los procesos nos acercó en el desafío de pensar las transiciones, avanzabamos en la construcción de marcos interpretativos que nos permitan ver las continuidades, trayendo los escritos de Marx y los pasos de nuestra propia revolución y desde la experiencia y andares de los otros. François acompaño los procesos de transformación, era crítico y sereno, se solidarizó y acompaño la lucha de los campesinos en Tarja, Bolivia, que eran criminalizados por el poder del Estado colonial que se encuentra en manos de la derecha conservadora.

Pudimos acercar desde sus andares y preocupaciones compartidas la lucha de los movimientos campesinos del Asia con los de América Latina, y encontrar y evidenciar que entre las cosas comunes que nos unen esta la Resistencia y la construcción de Alternativas desde la experiencia concreta. Trabajos que fueron generosamente apoyados por la Fundación Rosa Luxemburg, La Friedrich Ebert en Bolivia, CLACSO y la Comunidad de Estudios JAINA.

Estas agendas permitieron que llegue a este Sur, cargado de sueños y esperanzas y que recorramos largos caminos con las comunidades campesinas y con los compañeros del GT de CLACSO, Estudios Críticos al Desarrollo Rural- Pudimos como grupo de trabajo realizar diversas actividades y el incansablemente participo en estas jornadas, con un pensamiento crítico que nos permite enlazar las preocupaciones de una militancia latinoamericana. Nos enlazamos para seguir pensando la Patria Grande, y participo y acompaño estos procesos en diferentes países, con el compromiso de siempre en espacios de debate académico y de militancia.

Como JAINA tuvimos el honor de compartir desafíos y sueños, de aprender a ver más allá del sentido común, sembró la esperanza y desafío a los jóvenes a pensar desde los márgenes. Sembró esperanza y también rebeldía. Quedaron agendas pendientes, ya no nos encontraremos en septiembre … pero te llevaremos en el corazón y el alma… nos encontraremos en tus letras y en tus palabras que calaron profundamente en este equipo del Sur, al que desafiabas constantemente con tus experiencias y lazos que mantenías entre las luchas emancipatorias de los pueblos en los diferentes continentes.