LA HISTORIA DE CARLITOS EL MEJOR PUNTUADO Por Tomas Rodríguez León

Junio 8 de 2017

Participación Ciudadana y Control Social,  más control que participación, le otorgó una calificación de 95 sobre 100, puntuación perfecta a favor de Carlos Pólit para que cumplir 15 años en el cargo.

Para los responsables de Alianza País, Pólit era todo un intachable, tan intachable que no le tembló la mano para hacer que los ancianos de la Comisión Anticorrupción sean sentenciados a prisión y multa por sospechar de su magna decencia. Los nueve culpables de la Comisión Anticorrupción,  sentenciados y  perdonados por  calumniar al contralor.

¿Por qué el  hoy allanado y asustado – perseguido  según su abogado defensor- logró el puntaje perfecto para tan delicada función? ¿Por qué la jueza Matamoros dio crédito a Pólit y desacreditó a los comisionados anticorrupción como calumniadores de Pólit? Y para remate el Licenciado presi rehabilita al venerable Trujillo en la nueva comisión anti corrupción. ¡Algo huele a desinfectante en el reino de Dinamarca!

Pero Carlos, el hoy chacal, no es el único Drácula o chupasangre. El vicepresidente Glas ya tiene un tío y un padre presos aunque se declare inocente. Carlos Pareja con antecedentes de militancia de derecha, fue hombre de confianza del régimen hasta su caída en desgracia. Pedro Delgado, a más de dejar unos cuantos perros muertos,  falsificó su título.

El ex ministro del Deporte, Raúl Carrión, con tres juicios penales por peculado, se confesaba el mejor amigo de Carondelet. Roberto Cuero, gobernador de Guayas, estuvo involucrado en el cobro de coimas a los dueños de bares y discotecas y el gobierno hizo de él, cuero reventado.

Por la compra de chalecos y GPS en su momento, el ex director de la Agencia Nacional de Tránsito, Ricardo Antón, se cargó dos procesos en su contra.

Según el Consorcio Internacional de Periodistas, Galo Chiriboga fue mencionado en los Papeles de Panamá al igual que Rommy Vallejo, asesor de la Secretaría Nacional de Inteligencia, Senain.

Así pues, nadie olvidará porque al fin entendimos el mensaje de prohibido olvidar, aquella vergüenza mundial cuando la Policía de Italia encontró droga líquida en la valija diplomática.

Cómo recordarán las futuras generaciones a otra bien puntuada por meritocracia, la jueza Collantes, que amenazaba de muerte a los policías que la capturaron no sin antes putearles a su madrecita y a su carita de palo mayor del barco.

Y Gastón Duzac, salió corriendo con USD$900.000 dólares.

…Cuando aún no se termina de conocer la lista de Odebrecht  viene a nuestra memoria   las frases oficiales “los honestos somos más” y  “gobierno de manos limpias” ¿se acuerdan?