¡HUYAN, LOS SOCIAL-CRISTIANOS AL ATAQUE! Por Hugo el búho

Julio 4 de 2017

Se puede dialogar con todos. Sí. Se puede sonreír con todos. Sí. Se puede ser amigo de Caín y de Abel frente a las cámaras. También. Pero ya hacerles caso es otro cantar. Eso de pedir asesoramiento de los socialcristianos en temas de drogas, no solo aturde, sino que asusta. Los amigos de Nebot solo saben de más cárcel, más represión y menos derechos. Si por ellos fuera, todos los que pronuncian la palabra marihuana irían a trabajos forzados. Esa es su mentalidad, herencia del león de leones.

Pero como hay que cambiar de estilo, como hay que bajar las tensiones, seamos amiguis todos. Si más parece que el Lasso es el asesor político. De acuerdo, hay que olvidarse de Correa, hay que rezar porque se vaya los más pronto posible a Bélgica, que nunca más vuelva, y que su psicólogo le prohíba el Facebook, el twitter y toda tentación que le haga pensar que sigue siendo el rey.

No sería nada raro que dentro de poco la Cynthia Viteri sea nombrada Ministra del Interior. Y quién sabe, el Abdalá Jr. Ministro de la Política. Como hay que ser amigo de todos, no importa. Vaya el Lucio Gutiérrez a la Secretaría de Inteligencia. Don Elhers al frente del Ministerio de Trabajo. El Alexis Mera –ya rechazado en un carguito- de Subsecretario de Equidad y Género. El Fidel Egas de Ministro de Economía Popular y Solidaria. Que vengan todos, a la final, son nuevos tiempos.

Ven, no se necesitó que el Lasso gane las elecciones, de gana tanto relajo. Cuestión de tener una ideología multifuncional y de ciertos principios que pueden acomodarse de acuerdo a las circunstancias. Para más pruebas un canguil. O mejor dicho a las pruebas me canguileo. Ese señor que dice ser Alcalde de Quito, que finge ser Alcalde, ahora tomadito de la mano del Presi. No. Así no se vale. Ya sabemos que no quiere problemas con nadie, que trabajadores y empresarios deben olvidar sus diferencias y acogerse a flexibilizar su pensamiento político. A la final la explotación laboral sólo es una ficción escrita por ese resentido social de Marx. ¡Empresarios y trabajadores del mundo, flexibilizaos!

No se puede ser tan crítico con apenas dos meses en el poder, hay que darle tiempo. Lo malo de ser un pesimista en temas políticos o un mal pensado cuando sonríen los socialcristianos, es que por lo general, siempre se tiene la razón.