LEA Y LLOREMOS JUNTOS. ODEBRECHT, JUEGO DE NIÑOS EN COMPARACIÓN CON NUESTROS PRÓSPEROS EMPRESARIOS Y DELICADOS BANQUEROS Por Hugo Palacios (el búho)

Octubre 16 de 2017

Si los 30 y pico de millones por la corrupción en el caso Odebrecht le parecen insultantes, y además se indigna con el robo y coimas de unos cuantos sinvergüenzas del gobierno anterior, ¿cómo será de ponerse, de qué color uno debe pintarse cuando se entera que los grandes grupos económicos, esos apellidos y nombres fastuosos de la crema y nata de la alta alcurnia, del rancio abolengo made in Ecuador, le deben al SRI, es decir a los ecuatorianos, a Usted, a su mamá, al vecino, la pequeña e irrisoria suma de 2.260 millones de dólares?

Más de 60 veces Odebrecht. Así como lo lee, así como le oye.  Y uno irritándose con el caso Odebrecht porque 30 millones suena a mucho

Con esa platita que nos deben estos… estos… estos nobles hijos de la ganancia fácil, se podría construir cientos de escuelas, decenas de hospitales y sobraría hasta para las colas de los asambleístas, que, pobrecitos, no les alcanza lo que ganan.

Sí, de acuerdo. Hay que juzgar a todos los pillos, terminarle de sepultar a ese innombrable del Glas, desenmascarar a unos cuantos dizque revolucionarios que andan por ahí dándonos cátedra de honestidad y de cómo hacer política. De acuerdo. Pero a todos dijeron. ¿Cuánto habrán robado los socialcristianos y todo sus amigos empresarios en períodos anteriores? Pero de eso no se habla. Ahora menos que son amiguitos del Presidente dialogador. Ahora el Nebot, el Lasso, los Banco Pichincha, las Cámaras de la Producción son los adalides de la esperanza, del empleo, de la libertad y de los pensamientos más puros y prístinos que han nacido en esta patria grande. Miren para que lloren de rabia.

El Banco Pichincha debe 42 millones

El Banco de Guayaquil, 24 millones

Importadora Noboa, 169 millones

El Juri, 65 millones

Produbanco, 30 millones

Mejor no seguir con la lista, porque dan ganas de grafitear cada cajero automático y cada pared de las Cámaras de la Producción.

2.600 millones de dólares deben esos angelitos de los grandes grupos económicos, y sin contar con esas jugosas cuentas en paraísos fiscales para evadir impuestos. Y no les cuento lo que dice el SRI sobre 512 empresas fantasmas que emitieron 15719 contribuyentes, con un perjuicio al Estado de 655 millones de dólares en Impuesto a la renta e IVA.

Más de 15 veces Odebrech. Sume, multiplique y haga cuentas. 4.700 millones de dólares salieron a paraísos fiscales entre el 2014 y el 2016. ¿No siente como que el corazón se le sale por el pecho de tanta rabia?

En políticos decentes esto causaría un terremoto de 8.5 grados de indignación, pero para qué enojarse, ellos son intocables, nos dan trabajo, hacen grande al país.

Pero los medios de comunicación privados calladitos sobre este tema que debería escandalizar todas las mañanas antes del desayuno y todas las noches antes de rezar a los santos. ¿Será porque esos medios son propiedad de esos… de esos… de esos grupitos asalta-Estado?

¿Y los progresistas de izquierda, esos revolucionarios de corazón y de hígado graso que andan aplaudiendo la Consulta Popular, qué dicen sobre esta sopita de lentejas? Sí, de acuerdo, hay temas que no pueden esperar, pero ese arbolito de siete preguntas no les deja ver el bosque de corrupción privada que nos sopla estiércol en el rostro. Ya pues, alguna marcha, de esas que organizan sindicatos y movimientos sociales, para protestar con mayúsculas por este latrocinio.

A ver Lenín, o les pones en vereda a estos estafadores de cuello blanco y que paguen los millones que deben, o marchamos a Carondelet hasta que nos escuches. A una marcha así me sumo, voy con la esposa, la hija y hasta la mascota, y de pasito convenzo al barrio.

La consulta de 7 preguntas, qué te diré Lenín. Claro, yo tampoco quiero un Correa 2021, ni de chiste. Ojalá se jubile en las Bélgicas y allá que dicte clases de Economía y de Derechos Humanos, pero ¿ese es el gran problema nacional? Y con eso de anular la Ley de Plusvalía, para darle gusto a los empresarios, que exigen no más impuestos y viva la flexibilización laboral, qué te diré, Lenín, qué te diré. De lo que se trata es de generar impuestos progresivos y una mejor distribución de la riqueza, que no especulen con la tierra. Pero ya te convencieron, ya el Lasso y el Nebot te asesoraron con un susurro en cada oreja. Y vos contentote con esos amiguillos de interés a corto plazo. Ya mismo te pasan factura esos angelitos de bigote calculador y de bolsillo tragacuentas. Espera nomás. Toda la derecha se frota las manos.

Los prósperos empresarios -que se matan con que ellos son los que generan empleo-, los banqueros y su mirada prístina, con sus representantes en el Estado y sus terroríficos bufets de abogados, no solo que deben ser juzgados sino señalados con nombre y apellidos, en mayúscula, en negrilla, con cursiva y con letra arial No. 38. Odebrecht, juego de niños en comparación con nuestros boyantes empresarios y banqueros. Juego de niños.

La única pregunta de la consulta debería ser:

¿Está Usted de acuerdo en cobrar todo lo que deben los grupos económicos al erario nacional en el lapso de tres meses, incluidos intereses y multas, así como encarcelar a quienes hacen falsa facturación y a quienes tienen millones de dólares en paraísos fiscales?

Ya con esa pregunta uno se puede morir en paz.

Pero no. No. De ese tema no se habla. Es de mala educación. Ya no le entrevistarán en los medios de comunicación. Le gritarían amargado, resentido social, comunista, utópico, y de pasito miles de juicios por atentar contra el buen nombre de nuestros gentiles e inmaculados representantes del sector productivo ecuatoriano.

¿Ya leyó? Lloremos.

Fuentes:

http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/columnistas/1/defender-al-sri

http://www.rcecu.com/2017/09/mas-de-dos-mil-millones-de-dolares_21.html#.WcTWdDNrknQ.facebook