¡DE HORROR! LA PATENTE MUNICIPAL: UN ROBO SIN ANESTESIA. Por Hugo el búho

14 febrero 2018

¡Tóma elé!

Recién me entero que debo pagar patente municipal por el solo hecho de facturar. Así dizque dice la ley del COOTAD y no sé qué vainas más. Si toca pagar, ya nada. Pero resulta que el primer año (2012) me cobran 20 USD; el segundo ya sube a 44 USD, el tercero a 88 USD y más multas y recargos y demás ítems que el Municipio adora recaudar. Es decir que hasta hoy debo algunos dolaritos por el pecado de imprimir facturas ¡Diciendo qué! ¡A nombre de quién! ¿Del canguil? Ahora impuesto hasta por existir. Mañana impuesto por no conseguir empleo, pasado impuesto por no saber el himno a Quito.

Esta vaina empezó con el Agusto Barrera en el 2012, dicen, para obtener más ingresos. Del todo Augusto mismo; y hasta ahora muchos ciudadanos que facturan no tienen la menor idea que ya deben al Municipio de algunos años, y los valores son exagerados por la actividad que realizan. ¿Cuál genio habrá hecho las tablas de actividades y los valores y los cálculos y las multas? Un amigo teatrero ya debe cerca de 500 dólares. A duras penas le alcanza para la subsistencia, y ahora no sabe de dónde sacarse esa platita. Jamás se ha socializado de forma efectiva esa información. Y ahora que quiere participar en un concurso de fondos culturales le exigen estar al día en la patente. ¿Patente? ¿Qué carajo es eso? ¿Qué debo cuánto? ¿Y por qué diablos debo pagar si facturo de vez en nunca? ¡Váyanse a la… patente madre de todos los impuestos!

Se suponía que los profesionales independientes solo pagaban 20USD al año, pero nada que ver. Les cobran hasta 88 dólares anuales y más. Golpe en la nuca.  Y cuando uno  pide aclaración que porqué tanto el robo, nadie sabe nada. Le mandan a consultar de ventanilla en ventanilla, y luego que haga un oficio a no sé quién y que se le responderá en no sé cuántas semanas, y que no sé qué, y que el canguil es amor, y que en el 2015 iba a reducir los valores. Palabra de canguil es palabra de mercachifle de feriado. Patente ciudadana hay que cobrarles a éstos por cada estupidez que hacen. El canguil ya debería de unas cuatro vidas, siquiera.

A dos amigos extranjeros les llegó una notificación del Municipio que deben pagar la patente. Pero ¿qué es patente? ¿Hay que pagar porque la palabra municipio es de creación original o qué? Y la suma los dejó con la boca abierta. Sobre todo porque el SRI nunca informó de esa deuda, y se supone que tienen datos cruzados. Ya fueron a ponerlos en su sitio con oficio y todo, negándose a pagar las multas porque nunca les informaron y en la página web del Municipio tampoco se ha publicado nada. Ojo con esta información, les van a llover las quejas por escrito y en vivo y en directo. Ineptos.

Compañeros artistas, docentes, comerciantes, gestores, si ustedes usan facturas para su trabajo, malas noticias, ya le deben al Municipio una buena cantidad, y solo por sacar facturas, que muchas de las veces ni se usa. Una o dos al año cuando más. Y si uno busca, digamos, la opción Gestor Cultural, no aparece; le sale gestor de producción de cine, gestor de albañilería, gestor de partos…

A ver señor canguil y asesores. Igualito que el tema de los predios. Corrijan esa vaina, hágannos creer que su puesto es de servicio social. Informen bien, calculen bien, dejen de ser tan… tan… tarantantán.