DECLARACIONES COMPLETAS SIN CORTES NI EDICIONES DE DON LENÍN MORENO Y DON FIDEL EGAS. Por Hugo el búho

El presidente Lenín Moreno cumplirá este 24 de mayo un año de su gestión. Foto: @Lenin

A continuación difundimos las declaraciones completitas de estos dos líderes nacionales, el uno Presidente y el otro insigne banquero.

Todo el mensaje que emitieron fue deliberadamente mutilado por los medios de comunicación. Pero gracias a expertos en temas informáticos, hemos recuperado sus declaraciones con punto y coma. Disfruten de la inteligencia en grado sumo y de las poéticas palabras de estos dos personajes de alto calado moral e intelectual.

LENÍN MORENO: Bueno, para mí es un honor dirigirme a ustedes en esta III Cumbre. Ojalá ustedes me entiendan, porque la mayoría de la población no entiende mis parábolas. Toman mis discursos de forma literal, cuando en realidad mis comentarios son como versículos de la Santa Biblia. Sí queridos amigos, parábolas que van más allá de lo superficial, más allá del entendimiento, más allá del Wacho.

La primera parábola que emití fue sobre lo cuántico de la vida, sobre lo cuántico de la amistad, lo cuántico de las medidas económicas. Esta parábola implica que cuanto haces en la vida se te multiplicará cuántas veces quieras en la otra: cuántico. Es como decir cuánto tienes, cuánto vales pero en cariñoso: cuántico.

Hoy les quiero hablar de los átomos. Porque si somos compuestos de átomos, la vida es atómica queridos amigos. Si yo tengo un millón de átomos, quiere decir que ustedes se han apropiado de mi millón y yo he sustraído el millón que les corresponde sin ser sus átomos que terminan siendo no suyos por obligación sino míos por derecho propio y por imposición atómica no ajena sino ajena por negación; lo que significa que todos tenemos átomos de otras personas que nunca se enteraron que nos endilgaron su composición atómica pero que actúan de por sí como si fueran de por no.

En la práctica esto quiere decir que tanto Washington como Bolívar como Napoleón o Manuela Sáenz son dueños de átomos nuestros que fueron expelidos atómicamente por los genes del futuro hacia nuestro sistema cuántico que en concordancia con lo que decimos se atomizan con lo que pensamos. En otras palabras, los subátomos que nos rodean son los preátomos que nos subyacen y que a la vez se convierten en posátomos que nos abrazan… cuando quieren. A veces no quieren y se van a otros seres no tan atómicos en composición pero sí atómicos en negativo como el Hitler, que de lo que se dice átomos solo tenía el bigote y eso cuando se rasuraba porque sino ni eso.

Ahora les podría hablar del cáncer también en parábola. Porque sepan ustedes queridos amigos que cuando el paciente se entera que tiene cáncer el único que se alegra es el médico que se compra auto nuevo. Esta parábola no requiere de mayor explicación, se para bola por sí misma. Porque es obvio que si el cáncer se instala en los átomos, lo único que se puede hacer es no confiar en los médicos que tienen auto nuevo, mejor en los que no tienen auto, porque en ellos los átomos de Bolívar siempre se solidifican como si fueran de Napoleón o de Washington o a veces hasta de Hitler. Claro a que Hitler nunca se le diagnosticó ese problema patoloatómico pero a Bolívar… tampoco. Hasta pronto amigos y ojalá no haya arado en el mar y cosechado átomos en el viento. Que Waterloo os acompañe y Manuela también se atomice en todos nosotros. Gracias.

FIDEL EGAS

Fidel Egas fue presidente del Banco del Pichincha. Foto: Vistazo.

Después de leer el texto de mi buen amigo, el filósofo de la sucretización existencial, Oswaldito Hurtado, no me queda más que decir que somos un país bien del todo mismo, quedadooo, retrasadito, algo así como mediocre. Si todos fueran banqueros otra sería la cosa o por lo menos pensadores al estilo Oswaldito, pero no, este paisito pequeñito no da para tanto. Si fuéramos enormes como los EE.UU otro gallo cantaría pero toca conformarse con la pequeñez ecuatoriana. Si solo midiéramos 1.80 o más pero no, toca conformarse con la talla mesticita. Encima con ese clima horrible, que llueve, que hace sol, que hace sol que llueve, que hace frío, que no hace calor sino todo lo contrario. Pero lo peor es la diversidad, le quita dinamismo a la producción. Tanto longo por ahí, tanto cholo por allá, tanto indio más acá. Si todos fuéramos blancos y con clima europeo y con alma de banqueros prósperos y publicaran libros como mi inspirador cultural, otra sería la historia. Pero bueno, busquemos integrarnos así sea con la chusma y que trabajemos con objetivos a corto y mediano plazo como la mediocridad que le caracteriza a los ecuatorianos.