ECUADOR EN ALERTA POR POSIBLE PRESIÓN DE EE.UU EN LA RESOLUCIÓN DE LACTANCIA MATERNA*

Shutterstock

Mediante una carta abierta al presidente Lenín Moreno, la Plataforma por el Derecho a la Salud y la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES-Ecuador) informó que desde hace años alertaron sobre la privatización de los servicios de salud y la acumulación de capital en negocios privados.

Por ejemplo, la comercialización de insumos y medicamentos, financiamiento de clínicas privadas y fomento a la construcción de infraestructura pública a favor de las transnacionales. Esto como producto de la denominada “revolución ciudadana en salud”.

En sentido, las organizaciones señalaron que la visita de Micke Pence, vicepresidente de Estados Unidos al Ecuador, y la consolidación de las relaciones comerciales con este país, que implican preferencias arancelarias y “cooperación” en seguridad, habría presionado al Estado ecuatoriano para que ceda en el impulso de una política pública global de promoción de la lactancia materna y de regulación a los sucedáneos de leche, favoreciendo un gigantesco negocio transnacional a costa de la salud y el desarrollo de millones de niños.

Este hecho ha sido reportado por el New York Times, generando una alerta respecto de la reconfiguración de la industria alimenticia a nivel global, con el apoyo del gobierno de Donal Trump. Según la noticia, las presiones del gobierno de EE.UU intentaron forzar al gobierno ecuatoriano a reconsiderar una postura que ha sido mantenida desde hace más de tres décadas, de acuerdo con las recomendaciones mundiales respecto de las medidas para asegurar la salud y la nutrición de los infantes, en especial, en los países pobres. Cediendo a dichas presiones, el Ecuador se habría abstenido de presentar una moción para ratificar la resolución en favor de la lactancia materna en el seno de la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud.

Frente a esta situación, las organizaciones le recuerdan al presidente Lenín Moreno, que la lactancia materna y su promoción es una medida de salud pública reconocida desde los años 80. “De ser cierto el sometimiento a este chantaje por parte del gobierno de Trump, estaríamos retrocediendo 40 años en la construcción de una salud colectiva y soberana”.

Además, exigen al gobierno ecuatoriano, a través del Ministerio de Salud Pública, el esclarecimiento de este hecho, pues de por medio están los derechos de millones de niñas y niños ecuatorianos a una nutrición sana y adecuada, precisa el comunicado.

Para Alames y la Plataforma por los Derechos la Salud  con la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea, el expresidente Rafael Correa traicionó a millones de ecuatorianos. “Traicionó a campesinos, pequeños productores, indígenas, artesanos, usuarios y usuarias de los servicios de salud, empresarios honestos, micro y pequeños empresarios, etc”.

Ahora Lenín Moreno continúa con este legado. Según el comunicado, “con la apertura a las imposiciones comerciales de los EEUU el presidente ecuatoriano está adelantando una segunda traición contra el Ecuador. Estas estrategias de presión nos remiten a las viejas lógicas de subordinación comercial que tanto daño han irrogado a nuestra sociedad. No solo estamos cediendo soberanía frente a una política que únicamente preserva los intereses de las grandes corporaciones del negocio de los alimentos, sino que, de acuerdo con las declaraciones de algunos ministros, estarían negociando un TLC con los EEUU”.

Por su parte, el ministerio de Salud mediante un comunicado de prensa dijo: “Ecuador jamás ha aceptado presiones para cambiar su política de lactancia materna, ni aceptaría su vinculación con temas comerciales o de seguridad pública”.

También, señaló que el Estado ecuatoriano fomenta y protege la lactancia materna y que el Ministerio  de Salud Pública implementará en su totalidad las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

*Redacción Lalíneadefuego