LOS CANALLAS CON EXTRA Y LOS INEPTOS CON SÚPER. Por Hugo el búho

Richard Martíne, ministro de Economía, anunció la eliminación del subsidio a la gasolina Extra y Ecopaís. Foto: cortesía

Nota: En este escrito no hay poesía, ni buenas formas ni cortesía. Solo bronca.

Bien decía mi abuelita: “Estos del gobierno son unos canallas. Verás cómo en vísperas de navidad te suben la gasolina o te disparan un paquetazo del tamaño de sus ansias”. No se equivocó la abuela. Y dijo canallas en alta voz, como para que se nos quede grabado. Y claro, no había que ser abuelita o brujo para convencerse de que estos canallas enquistados en Carondelet iban a salir con su domingo 7 o su navidad 24.

Desde el inicio ya daban muestras del amor que sentían por banqueros y empresarios. Y la paciencia de los ecuatorianos tiene un límite. Ya es hora de dejar las redes sociales y ponerse el primer chaleco amarillo o azul o rojo que aparezca y gritarles en la cara a éstos que se larguen, que para canallas ya tenemos bastantes. Que se lleven a ese remedo de Presidente, a sus ministros de pacotilla y a su nuevo Vice de buena cuna.

El destino de estos ineptos es similar al de Bucaram, al de Mahuad y al de Lucio. Que se larguen, que en pocos meses han destrozado todo lo que tocaron. Solo les defienden los medios privados y uno que otro despistado. ¿Eso querían? ¿Bronca querían? ¿Gente en las calles querían? Pues bueno. Ya nos hartamos de un gobierno de enanos, de empresarios voraces. Ineptos extra y canallas súper.

Tanta miseria en tan pocas semanas.  Les perdonaron las deudas a los grandes deudores y ahora quieren que los pobres paguen sus miserias. Confiesen sinvergüenzas, no pueden o no quieren o no saben gobernar un país. Esto es una parodia para que sus amigos Nebotces y Lassos sean los salvadores, esos cómplices de la desdicha de este país. Canallas con mayúsculas.

¡Felices navidades ecuatorianos! A comer pavo sin pensar en combustibles. A la final solo sube la gasolina. No habrá pesebre donde pueda esconderse ese ministrillo de finanzas y sus acólitos que qué bestia cómo dan empleo a los ecuatorianos. Y claro, ¿para qué van a pagar impuestos los poderosos, para qué? Hay que hacerse los locos y luego cualquier pelele de Presidente les perdona sus deudas.

¿Así que estamos raspando la olla? ¿Ustedes? ¿Los amigos del Ministro? Canallas. Los de noble cuna que mandan en el país, que le ordenan a Moreno, que dicen a quién poner, a quién sacar. Pobrecitos. ¿Será que se salen con la suya? ¿Será que les vamos a permitir que hagan lo que les da la gana con el país? ¿Les vamos a perdonar sus deudas o mejor dicho, les vamos a dejar que nos roben tan descaradamente?

Canallas con extra e ineptos con súper. Garrotazos a cuentagotas para que no nos demos cuenta, como somos tan brutos. Sino estamos en la calles sólo será la constatación de que perdimos como país.

Abuelita, prepara los chalecos.