PRESIDENTE, PERDÓN POR LA FRANQUEZA. Por Hugo el búho

21 de enero 2019

Perdón por la franqueza, pero un Jefe de Estado piensa antes de hablar y actuar. Piensa señor Presidente, siempre piensa.

¿Pudo dormir después de hacer esas declaraciones xenófobas? ¿Cómo se siente después de ver a esa pobre gente venezolana correr despavorida por las calles de Ibarra junto a sus pequeños hijos? ¿Tiene hijos señor Presidente? ¿Tiene asesores señor Presidente? ¿Tiene un gobierno señor Presidente?

¿Es usted un idiota señor Presidente? ¿Y si no hubiera sido un venezolano, sino un norteamericano, habría respondido de la misma forma? ¿Qué pretendía? Unos cuantos puntitos más a su alicaída popularidad? ¿Hacerse el patriota? Para su pobre inteligencia el problema son los otros, los venezolanos, la gente que huyó de su país buscando mejores días. ¿Brigadas para controlar a los venezolanos quiere? ¿No será mejor armar brigadas de ciudadanos para que controlen a su gobiernito y tanto medio de comunicación bobo?

Hay que ser…

¿Es usted un idiota señor Presidente? Se da cuenta que hasta decirle señor es demasiado para lo que dijo, para lo que hace. Uno mira a esos pobres niños huir sin saber lo que ocurre, amenazados con ser quemados vivos y se pregunta: ¿Cómo será su vida después de lo que les tocó vivir? ¿Se imagina a su familia huyendo a cualquier parte, perseguida por una multitud llena de ira porque la gente se cansó de su miserable gobierno? Debe ser horrible.

Hay que ser…

¿Y los medios de comunicación, qué? Basura y más basura. ¿Hubo algún mensaje explicando lo sucedido, lanzado luces para evitar lo que ya se sabía que venía? Sólo se llenaron de titulares sensacionalistas y se olvidaron como siempre de la inmensa responsabilidad que tienen con un país fracturado, lleno de xenofobia. Ibarra es solo una muestra de lo que somos como país. ¿País de gente buena? Puede ser, pero con una ignorancia política que les hace creer que los malos son los otros, con una ceguera política que les hace elegir a un puñado de politiqueros mafiosos, ambiciosos, ególatras.

¡Ay nuestros medios de comunicación! Sólo saben de crímenes pasionales, no entienden nada de derechos, de femicidios. Telebasura las 24 horas del día. ¿Gente buena la que expulsó a las familias venezolanas? ¿Cuántos buenitos de esos golpearán a sus esposas, maltratarán a sus hijos? Porque atreverse a cometer la infamia de ayer sin importarles mujeres y niños habla a las claras de quiénes son esas gentes de bien. Esta es una sociedad enferma, no una isla de paz. Una sociedad discriminadora, racista, prejuiciosa, ignorante.

Hay que ser…

Completo el combo. Con un gobierno idiota y unos medios de comunicación que idiotizan ya no hay solución posible. A esos medios de comunicación deberían expulsarlos por mediocres, por canallas. La culpa es de Maduro, dice el jefecito de Estado y su coro de arcángeles aplaudirá a rabiar. La culpa es de la izquierda gritarán los nebotces, los lassos, las Cámaras. La culpa es del populismo, de las fronteras abiertas, de los que nos roban el trabajo, de los que huyen, de los que corren, de los que duermen bajo los puentes, en los parques.

Hay que ser…