¡A VENDEEEEEER! QUE VEINTE AÑOS NO ES NADA. Por Hugo el búho

Foto referencial de Flickr Presidencia del Ecuador.

La siguiente conversación entre el Presidente Moreno y alguno de sus Ministros fue grabada y, posteriormente, filtrada por algún asesor en las redes sociales. Este medio no se responsabiliza por las palabras expresadas. Se recomienda la lectura de este texto sin la presencia de menores de edad y de personas hipertensas.

 -Señor Presidente, no queda de otra que vender CNT, y luego las hidroeléctricas, y el IESS, y luego ya todo lo que asome. A vender, sino…

-Pero han de protestar. Ya saben ese discursito de que somos neoliberales y que todo para los empresarios y que siempre paga el pueblo.

-Usted tranquilo. Haga lo que sus asesores económicos le dicen. Así como la gasolina, de a poquito, para que no sientan. Muerte lenta que llaman. Vendemos CNT, han de hacer un poco de bulla los mismos quejicas de siempre, pero de ahí no ha de pasar.

-Pero ya están anunciado marchas. Siempre hay esos vagos que no se conforman con nada. Todo les parece mal. No ve lo que dije de las mujeres y las estadísticas, enseguida me insultan. Que de armar brigadas y pedir pasado judicial para los venezolanos, más insultos. Que apoyo al nuevo Presidente interino de Venezuela, andanada de insultos. Yo debo ser el Presidente más insultado en la historia del país, ya no respetan ni la silla de ruedas, ni las canas, ni las limitaciones intelectuales, nada.

-Usted, tranquilo. Verá. Les vamos a tener entretenidos con eso de la violencia de género, con la xenofobia y los venezolanos. Y en medio de eso toma tu CNTazo. Ya vendido CNT el resto es papaya. Hay que desviar la atención con jugadas políticas, que no se den cuenta que esa empresa pública es rentable. Esos 4.000 milloncitos que sirvan para ajustar las finanzas y que el FMI nos mime un poquito. Usted sí que ha sido un genio. Y yo que voté por el señor Lasso pensando que usted era medio de izquierda. Nos mareó a toditos, vea.

-A toditos. Con decirle que hasta mi esposa votó por Lasso, jajaja. Chistecito mañanero.

-Usted sí que ha sido un bandido, vea. Ah, y lo más importante, que sea su Consejero de gobierno, Don Santi Cuesta el que dé la cara con esto del CNT. Usted no se queme. Que asuma el cargo para que vea lo que nos cuesta tener un cuesta que no sirve ni para hacer una encuesta, jajaja. Bromita nomás es, no le irá a decir nada; medio susceptible ha sido. Si así es en cuesta cómo será en bajada…

-Y si tanto molestan, ahí les dejo su Carondelet y que el Otto Solezholnner… Rebushoznner o lo que sea, asuma. A  la final ése sí es de buena cuna. Así escuché, él de buena cuna y yo de mala silla. No paran de insultarme. Eso de darles todo a ustedes los empresarios me ha costado hasta el sueño. Y encima les perdono las deudas. Me deben la vida, monumento deberían hacerme.

-No pues, usted mismo termine. A la final ya se sabe que su gobierno trabaja para el Nebot, su futuro Presidente. No me vea con esa cara, usted sabe que es verdad. Ah, se me olvidaba, cuidado con decir privatización. Concesión. Instrúyale a su Cuesta que repita como mantra unas cien veces: concesión, concesión, concesión para una administración eficiente.

-¿Y veinte años no es mucho?

-¡Cómo va a ser mucho veinte años! No ha escuchado el tango “veinte años no es nada”. Ahí está, con esa canción de fondo quién se va a negar. Si Gardel dice que no es nada, cómo van a criticar los que nunca han cantado.

-¿Seguro, no hay bronca?

-Confíe en mí. Marcha ni que marcha. Unos 20 gatos han de haber. Y usted que decía que los ecuatorianos y sobre todo los quiteños no se dejan ver la cara de gil. ¡Uhhhhhh! ¡Más giles, imposible! Y después de un mes, las hidroeléctricas y ya por junio concesionamos el IESS. Eso se llama ser estratégico.

-¿Y a quién apoyamos para Alcalde de Quito? Por si las moscas.

-Tranquilo mi Presi. Eso también ya está calculado. Usted sabe que mi general se lleva bien con Usted. Ya está bien chocho, no hace propuestas, le falla el oído, no asiste a debates, no funca mismo. Ese es el elegido. El Yunda es para la comparsa nomás. Con un alcalde blandengue tiene listo el camino para lo que sea.

-Cierto ha sido. Estos quiteños se nos durmieron en los laureles. Hay giles que se prestan. Dios les pague…

 

Como medio responsable y serio, omitimos el resto de la conversación, pues puede herir sensibilidades, sobre todo de los quiteños.