LAS GRIETAS DEL RETORNO NEOLIBERAL. Por Francisco Hidalgo*

Foto referencial de Pixabay

¿Desde donde analizar los resultados de las elecciones seccionales del 24 de marzo en el Ecuador?, mirarlos como una serie de acontecimientos con una lógica provincial o, pese a su ámbito seccional, desde una óptica desde las tendencias nacionales. Optamos en este artículo iniciar por lo segundo y en un siguiente análisis abordaremos lo local.

El ámbito más general es aquel del cierre del ciclo de los regímenes progresistas y la afirmación de un nuevo ciclo neoliberal, en un nivel más específico del proceso ecuatoriano se plantea respecto de la afirmación o no del régimen político del presidente Lenín Moreno, cuyo signo fundamental es el retorno neoliberal y una reestructuración institucional.

En segundo lugar, señalar que en la evolución política 2017 – 2019 el eje de poder tiene sus pilares, por un lado, en la consolidación de una alianza entre el “morenismo” y el Partido Social Cristiano; y por otro lado, en un rol de subordinación a la égida de Washington cuyo aspecto sustancial es la profundización del extractivismo como la vía para resolver la crisis económica.

Esto se ha evidenciado en los cambios en roles claves del gabinete ministerial, incluido el cambio en la vicepresidencia de la República, en las articulaciones dentro del poder legislativo y judicial. En el plano internacional lo mas evidente es la entrega de Assange a la policía británica, en la víspera de un nuevo viaje de Moreno a Washington.

Por lo tanto, cabe mirar que aconteció en estas elecciones de mitad de periodo con los partidos de gobierno: Partido Social Cristiano y Alianza País.

Antes dejemos colocado el antecedente de que, en la consulta popular de febrero del 2018, el Morenismo logró un importante aval político, con un resultado a favor del 65% de la votación para eliminar la reelección indefinida y la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana.

La principal voluntad del retorno neoliberal ha girado alrededor del Partido Socialcristiano: ¿qué sucedió con ellos el 24 de marzo pasado?

Los socialcristianos pretendían alzarse luego de este proceso electoral como la clara opción de renovación y a la figura de Nebot como el líder indiscutido hacia una futura presidencia, pero aquello no pasó.

 

El Partido Social Cristiano ganó en el 25% de los cantones en los cuales participa. Ahora los números totales en votos y porcentajes.  Fuente: Consejo Nacional Electoral. Elaboración: “Thevoz.com : data + politics”

La segunda carta del retorno neoliberal, en un rol subordinado, corresponde a Alianza País, cuyo director nacional es el presidente Lenín Moreno, quién extrañamente resolvió no hacer campaña publica por su partido y candidatos. Recordemos que Moreno ganó las elecciones de abril 2017 bajo la bandera de este movimiento y luego pugnó ferozmente con el expresidente Rafael Correa por controlar el aparato partidario, lo que logró en diciembre de 2017.

Veamos que pasó con Alianza País en las elecciones:

Gana en el 15% de los cantones en los cuales participa. Ahora los números totales en votos y porcentajes.

Según nuestro análisis, en el marco de los datos señalados, los partidos que lideran el retorno neoliberal, y que hoy controlan el aparato estatal, alcanzan el 28,5% del total de los votos de las elecciones seccionales del 24 de marzo.

Esto claramente nos indica que no son la fuerza mayoritaria del país, añadamos que la precandidatura de Jaime Nebot queda bastante mellada, luego de estas elecciones, pues en las principales ciudades del país, fuera de su bastión Guayaquil, su partido alcanza niveles mediocres, para alcaldes: en Quito el 3,5%; en Manta el 6,8%; en Cuenca no participa

Para finalizar, un acontecimiento político que se dio junto a las elecciones seccionales, pero que los grandes medios de comunicación lo relegan, aunque es fundamental, respecto del rechazo a la estrategia fundamental del extractivismo.

Se trata de que en el cantón Girón de la provincia del Azuay, se llevó una consulta popular respecto de un caso concreto de minería, a la pregunta: ¿Está usted de acuerdo que se realicen actividades mineras en los páramos y fuentes de agua del Sistema Hidrológico Kimsacocha (Quimsacocha)? el 86,8% de electores dijo No.

En conclusión, los resultados de las elecciones seccionales de marzo del 2019, a mitad de periodo del gobierno de Moreno, nos muestran que la vía del retorno neoliberal no tiene un apoyo masivo del electorado, los principales partidos que impulsan este retorno, juntos no alcanzan el 30% de la votación. Han perdido casi la mitad del respaldo que tenían en febrero del año pasado; su devenir está muy agrietado.

Y la principal estrategia de este retorno, la vía del extractivismo también queda fuertemente golpeada y se genera un antecedente político importante: recurrir al mecanismo democrático de la consulta popular en las zonas afectadas por la minería a gran escala.

*Profesor universitario en la Universidad Central del Ecuador.