HAY QUE DESACREDITAR A LA UNIVERSIDAD PÚBLICA:¡UN, DOS, TRES, AHORA! Por Hugo el búho

Estudiantes y su rector de la Universidad Central del Ecuador protagonizaron marcha pacífica en rechazo a la evaluación, que la ubicó en la categoría B, en el 2013. Foto: Ecuavisa

Lo primero que hay que hacer es buscar a los amigos de los medios de comunicación y pedirles que lancen de vez en cuando un periodicazo sobre lo mal que está la educación pública en las Universidades. Que pongan énfasis en lo poco o nada que auto gestionan. Que evidencien las pugnas al interior, los actos vandálicos.

Que titulen en negrillas los sueldos generosos de los docentes

Que se escandalicen con los revoltosos, quejones e inconformes que son. Que difundan con mayúsculas los millones que el Estado gasta en las universidades, sí, millones como que no hubiera prioridades. Que insinúen que la gratuidad es mala para un país pobre. Que exalten crónicas sobre lo inseguro que son los predios universitarios, que se espanten con las drogas y alcohol que circula sin permiso, que alarmen sobre el exceso de docentes y el espeluznante gasto corriente.

Que, que, que

Y puertas adentro –y con asesoría gratuita del CES,sería interesante generar reformas urgentes para controlar más a esos docentes dejados, que entiendan de una vez por todas que, aparte de ser docente, hay que ser un buen burócrata, un sumapapers, llenarse de papeles, de firmas y de informes; y volverse acumuladores compulsivos de evidencias, como todo funcionario público que en el mundo ha sido.

¿Qué corona tienen para hacerse los exquisitos?

Sería bueno adecuar las leyes para en lo posterior ya no tener tantos profesores que se chupan el presupuesto del Estado: milesde dólares para sueldos de cientos de docentes universitarios. Un país tan pobre no se puede dar semejante lujo.Ahora como los Institutos superiores ya pueden graduar estudiantes y con tercer nivel, ¿para qué diablos queremos gastar más y más en la Universidad pública, para qué? Los Institutos son el futuro, ahí están los regios profesionales y sin tanto gasto. Ahí van los que entienden que estudiar requiere de un esfuerzo adicional de los bolsillos. ¿Es tan difícil entender aquello?

Adelante, adelante, adelante Instituto superior, en el tiempo en el espacio, los institutos sonarán. Superior, uf, superior, uf, genial.

Hay que aprovechar que la Universidad anda media dormida. Antes hacían asustar con movilizaciones. Un rector centralinoalzaba la voz y el gobierno temblaba; ahora solo susurran. El movimiento estudiantil está de capa caída y las autoridades solo rezan para que no les recorten el presupuesto. Este es el momento de la arremetida a la Universidad pública; es cuando hay que convencer al pueblo que, debido a la crisis, los estudiantes deben pagar algo, un pequeño aporte para ayudar a la triste situación económica del sufrido Estado que no duerme con tanta deuda. Ya les despachamos unos 2400 docentes en este año y ojalá el siguiente unos 4000 más.

Todo sacrificio es bueno cuando de ahorrar se trata. Hasta en la biblia dice algo así. Ahorrar es de cristianos.

Austeridad fiscal, de lo contrario, no cuadran las cuentas. Y tomando en cuenta que a los grandes empresarios siempre se les condonan las deudas –para que generen más y más empleo- la cosa se complica para el país. No podemos tener universidades públicas que se traguen la plata del erario nacional, graduando tanto pobre y ahora desempleado.Hay que convencerles a esas universidades, a las buenas o a las malas, que se deben restructurar. Deben funcionar como las privadas, tipo modelo empresarial, como si fueran un negocio, una academia del dejar hacer y dejar pasar. No se puede seguir manteniéndoles como si fueran menores de edad, ¿dónde se ha visto?

No podemos.

Es hora que los docentes entiendan que no pueden ganar tanto, que deben arrimar el hombro por el bien del país. Un 20% menos de lo que ganan sería fabuloso para que el gasto no sea oneroso o máximo un tope salarial que no insulte la pobreza de millones de ecuatorianos; además que les haría mirar con buenos ojos emprendimientos personales. En otros lados a un magíster que, además de su trabajo de profesor, hace horas extras de chofer de uber, se lo mira con respeto, hasta con envidia.

Interdisciplinariedad laboral

Adelante, adelante, adelante Universidad, calladitos, en el tiempo, en el espacio, tu nombre chaíto nomás. Universidad, uf, universidad, uf, ¿Central?

Hay que ponerse a tono con los nuevos tiempos. Yamismo se aprueba la Reforma Laboral:flexibilizar el trabajo, eso es todo. ¿Cómo no se va a poder flexibilizar el trabajo docente, a ver? Trabajo por horas piden los empresarios; con el tiempo, docentes por hora sería un logro histórico. Eso no es precarizar, es generar oportunidades de empleo a tanto desempleado que anda por ahí. Hay que obedecer al FMI que exige sensatez fiscal. Y si toca despedir docentes a contrato, toca. Y si toca bajarles los sueldos, toca. Y si hay que reducir millones al presupuesto de las universidades públicas, toca. Y si los estudiantes tienen que pagar una cuota pequeña, toca.

Así toca.