DE TROTSKI A EVO MORALES, MÉXICO LINDO Y QUERIDO. Por Tomas Rodríguez León

Foto referencial

Cuando le indagaron a Chavela Vargas  porque tan mexicana si ella nació en Costa Rica ella respondió: “porque cuando uno es mexicano chingon nace donde a uno le da la gana señor”.  Bien definido por Chavela lo que significa históricamente el comportamiento solidario del pueblo mexicano  y sus gobiernos. La tierra de Juárez se abre al mundo, punto de encuentro  para quienes buscan refugio de criminales a causa de sus sueños.

“El Movimiento al Socialismo es un partido plebeyo, es un partido de gente humilde”.

Álvaro García L

Antes de que Evo lo pida ya México extendió sus manos y sus alas en su ayuda, décadas atrás lo hizo con el líder de la Revolución Rusa, León Trostki, y en su momento con Rigoberta Menchú, Héctor José Cámpora, Fidel Castro con el Che Guevara y centenares de sandinistas, salvadores o perseguidos por las dictaduras sudamericanas

Refugio y tumba de Trotski asesinado por orden de Stalin 3 años después. Stalin  ordenó al verdugo Mercader ejecutar al camarada de Lenin por criticar la desovietización  de la  revolución proletaria y la pérdida de la  democracia obrera. León Trotski  es a estas alturas reconocido junto a Lenin como el líder indiscutible  de la Revolución de Octubre siendo también su primer gran mártir al sucumbir ante  las deformaciones socialistas. Un comunista a carta cabal.

Diego Rivera en México a nombre de “El comité americano para la defensa de León Trotsky”, presento el caso Trotski ante el presidente Lázaro Cárdenas, el presidente acogió la demanda como un asunto de “vida o muerte”.  Trotsky y su esposa, Natalia Sedova, viajaron desde Noruega el 9 de diciembre de 1936. El 9 de enero de 1937  Trotski y su compañera  fueron recibidos por Frida Kahlo, George Novak, secretario del Comité Estadunidense de Defensa de León Trotsky, y Max Shachtman, fundador del movimiento trotskista en Estados Unidos.

 “Cualesquiera que sean las circunstancias de mi muerte, moriré con una fe inquebrantable en el futuro comunista”.

León Trotski

Su primer refugio fue la  casa de Coyoacán, donde   recibió la  visita del filósofo y pedagogo  norteamericano  John Dewey, “el intelectual público más respetado en América”.

Atendiendo a su vieja tradición, a México llegan hoy  Morales y García, víctimas de un golpe militar racista y fascista contra la  bien gobernada Bolivia. Un hecho coincidente los dos mejores gobiernos de México han sido de izquierda Lázaro Cárdenas y Andrés López Obrador, ambos conceden  asilo a dos grandes líderes, de estatura mundial.

La salida de Evo Morales ha sacudido a una región en estallido permanente en el último año. Como ya es costumbre los procesos de América Latina son de reacción en cadena; Ecuador,  Chile, Colombia  a punto de insurrección reciben la contra revolución orquestada por Washington con el golpe en Bolivia y la amenaza inmediatas  a Venezuela y Nicaragua; pero Bolivia sigue en lucha.

La historia de México es larga en su espíritu internacionalista solidario, lo saben  miles de republicanos españoles vencidos por el fascismo. Los refugiados austriacos que llegaron a  hacer del arte un arma contra el  nazismo  (Christian Kloyber, profesor, investigador y especialista en exilio y cultura en México).

El exilio  dolorosa expresión  e institución jurídica  antigua (creada en Mesopotamia)  a partir del siglo XVIII  se convierte en un tema político. El asilo  protección al  exiliado,  grafica las dimensiones perversas del poder; unos se van  expulsado, otros  expulsan, quienes ostentan el poder  se ensañan con el expulsado haciéndole  sentir la fuerza dominante. Pero asoma el pueblo que acoge, México siempre lo fue. México es un ejemplo, “México, país de refugio”.  Viva México.