LOS BUENOS CONVIVIRES: filósofías sin filósofos, prácticas sin teorías. Por Alberto Acosta

El punto de partida

La encíclica Laudato si’ del papa Francisco describe y denuncia con  claridad y fuerza los crecientes y graves problemas económicos, sociales y ambientales que, en la actualidad, se constatan cada vez más claramente en todo el mundo.

Artículo: aquí

La misma encíclica, al igual que los autores anteriores que han aportado a este libro colectivo, han comentado sobre cómo las tradicionales visiones del progreso y de su principal vástago, el desarrollo, no sólo no ofrecen las respuestas necesarias, sino que, por el contrario, son responsables directas
de las complejas y graves crisis que aquejan a la humanidad.

No debe sorprendernos, entonces, que estemos en “la era de la supervivencia”, una suerte de encrucijada histórica en la que se define el futuro de la especie humana (Giraldo, 2014).

Ahora que la vida de los seres humanos está en peligro, conviene reencontrarse con aquellos grupos humanos que, a lo largo de la historia, han vivido en esquemas de organización social sustentados en la búsqueda de la armonía y el equilibrio dentro de los ciclos ecológicos.

En este escenario se insertan las ideas, valores, experiencias y prácticas del buen vivir, que provienen de un horizonte de memoria muy larga en muchas comunidades en el planeta.

Economista ecuatoriano. Exministro de Energía y Minas del Ecuador (2007). Expresidente de la Asamblea Constituyente del Ecuador (2007-8). Excandidato a la Presidencia de la República (2012-2013). Profesor universitario. Compañero de lucha de los movimientos sociales.