CANADÁ: JEFES HEREDITARIOS DE WETSUWETEN DESALOJAN A COASTAL GASLINK DE SU TERRITORIO

Jefes hereditarios de Wet'suwet'en con el portavoz de Unist'ot'en ​​y la concejala de Witset Band, Freda Huson. Foto de Unist'ot'en ​​Camp en Facebook

De los editores: Wetʼsuwetʼen es un pueblo de las Primeras Naciones que vive en la Columbia Británica, Canadá. Se llaman a sí mismos, Wetʼsuwetʼen, que significa “Gente del Río Wa Dzun Kwuh”.

Por cientos de años, los Jefes Hereditarios de Wet’suwet’en han mantenido sin ceder o sujetos a ningún tratado, el uso y ocupación de los 22,000 km cuadrados de su territorio. Según La Ley Aborigen Canadiense ellos tienen jurisdicción constitucional completa para controlar el acceso a su territorio.

A inicios de 2019, Coastal GasLink’s, una corporación de construcción y extracción de gas natural, planeó la construcción de un gasoducto que, según ellos, debía cruzar el territorio Wetʼsuwetʼen. Los Jefes Hereditarios se opusieron y el pueblo Wetʼsuwetʼen instaló un par de campamentos para evitar el tránsito ilegal de Coastal GasLink’s en su territorio.

 La Real Policía Montada de Canadá (RCMP) ha intervenido en favor de la corporación en diferentes ocasiones y la Suprema Corte ignorando el derecho constitucional y legal del pueblo Wetʼsuwetʼen, ha dictaminado a favor de la corporación, a pesar de que el territorio Wetʼsuwetʼen jamás ha sido cedido, ni ha sido parte de ningún tratado, y siempre ha estado en posesión del pueblo Wetʼsuwetʼen.

 A comienzos de este año, la autoridad tradicional de los Jefes Hereditarios decretaron una orden de desalojo contra la compañía Coastal GasLink’s, que ya ha provocado daños irreparables como la destrucción de sitios arqueológicos Wetʼsuwetʼen, y ahora pretende apropiarse de parte del territorio y despojar a la comunidad.

El pueblo Wetʼsuwetʼen hace un llamado a la comunidad internacional a solidaridarizarse con su legítima lucha por preservar, proteger y defender su tierra y territorio, su cultura y las leyes que les dan derechos.

A continuación, reproducimos el comunicado de la Comunidad y los Jefes Hereditarios Wet’suwet’en, que decreta el desalojo de la Corporación Coastal GasLink de las tierras Wet’suwet’en, conforme a la Ley de las Primeras Naciones Wet’suwet’en.

Originalmente publicado en: https://unistoten.camp/

Los Jefes Hereditarios de Wet’suwet’en que representan a los cinco clanes de la nación de Wet’suwet’en han emitido un aviso de desalojo a la compañía de gasoductos Coastal GasLink (CGL). El desalojo de CGL se hace efectivo de inmediato y se aplica al “Campamento 9A” en el territorio de Dark House, así como a los territorios vecinos de los clanes Gidimt’en, Tsayu y Laksamshu. Los Jefes Hereditarios se han reunido en los territorios de Gidimt’en y Gilseyhu para monitorear el desalojo.

Coastal Gaslink ha violado las leyes de Wet’suwet’en de intrusión y ha arrasado nuestros territorios, destruido nuestros sitios arqueológicos y ocupado nuestras tierras con campamentos industriales. Las firmas de seguridad privadas y RCMP han interferido continuamente con los derechos constitucionalmente protegidos de los habitantes de Wet’suwet’en para acceder a nuestras tierras para la caza, la captura de animales y nuestras ceremonias.

Los tribunales de Canadá reconocieron en Delgamuukw-Gisdaywa v. The Queen que el pueblo de Wet’suwet’en, representado por nuestros Jefes Hereditarios, nunca ha cedido ni entregado el título de los 22,000 km2 del territorio de Wet’suwet’en. La concesión de la orden interlocutoria por parte de la Corte Suprema de Columbia Británica nos ha demostrado que los tribunales canadienses ignoran sus propios fallos y niegan nuestra jurisdicción cuando les es conveniente, y no protegerán nuestros territorios o nuestros derechos como pueblos indígenas.

Anuc ‘nu’at’en (Ley de Wet’suwet’en) no es una” creencia “o un” punto de vista es una forma de gestionar de manera sostenible nuestros territorios y relaciones entre nosotros y con el mundo que nos rodea, y ha funcionado durante milenios para mantener nuestros territorios intactos. Nuestra ley es fundamental para nuestra identidad. La criminalización continua de nuestras leyes por parte de los tribunales y la policía industrial de Canadá es un intento de genocidio, un intento de extinguir la identidad de Wet’suwet’en.

Reafirmamos que Anuc ‘nu’at’en sigue siendo la ley más alta en las tierras de Wet’suwet’en y debe ser respetada. Siempre hemos tenido la responsabilidad y la autoridad de proteger nuestros territorios sin fin. La protección de nuestra Yintah (territorios tradicionales) está en el corazón de Anuc ‘nu’at’en, y practicaremos nuestras leyes para las generaciones futuras.

Aquí la carta de los Jefes dirigida a Coastal Gaslink:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Contenido publicado originalmente en: Awasqua