TEORÍAS CONSPIRACIONISTAS Y EL PAQUETAZO 2020 DE MORENO. Por Jaime Chuchuca Serrano

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, explicó en rueda de prensa las medidas económicas anunciadas por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno. Foto: @FinanzasEc

Las teorías conspirativas tienen una larga data generando prejuicios y fobias, pasando por el Código Da Vinci, salpicadas por la destrucción del mundo, el Club Bieldelberg, los Illuminati, los sabios de Sión. La última gran zaga ha provenido de los medios de comunicación.

En Latinoamérica, ante la gran ola de movilizaciones, primero se disparó la teoría conspirativa del Castro-Chavismo, luego la del Foro de Sao Paulo y más tarde la enfermedad levemente imaginada por Orwell, Bradbury, Camus, Saramago: el coronavirus.  Estas últimas teorías ficcionales se convirtieron en protagonistas de la crisis mundial, mientras el verdadero origen: el capitalismo, era ocultado.

El coronavirus ha sido culpado de la crisis comercial, del riesgo país, de la quiebra de empresas. Sin embargo, el escenario real es la guerra comercial internacional. Se desplomaron las bolsas de valores peor que en 2008, a un promedio del – 8%. El mismo día Arabia Saudita y EEUU, organizaron la caída del barril de petróleo en 31%, ubicándose en 31,43 dólares, para afectar a Rusia y los países petroleros.

Los países hidrocarburíferos dependen del precio del petróleo para el equilibro del PIB y el presupuesto general. No es coincidencia que la mayoría estén al mismo tiempo altamente endeudados, por lo que tendrán que acumular más deuda para pagar la anterior.

Ahora bien. Moreno incrementa el 0,75% de las retenciones del impuesto a la renta. Piensa obtener 1400 millones de dólares privatizando las empresas públicas, reduciendo el Estado; a los 120 mil despidos, se sumarán otros 20 mil. Una de las medidas más fuertes está dirigida contra los funcionarios públicos: quienes ganen de 801 a 1500 dólares “aportarán” el 4%; de 1501 en adelante, el 8%. Esto significa que los diezmos que antes el correísmo cobraba a sus allegados, ahora se generaliza a la mitad del sector público. Esta medida aparte de ser inconstitucional generará una mayor contracción económica.

Además, por si fuera poca la deuda, Moreno quiere pedir 2400 millones más, al 10% anual. 1400 millones se irán pagando intereses de deudas anteriores. Aunque hay otras situaciones más agobiantes como la desnutrición infantil, Moreno destinará 60 millones para el fortalecimiento de la seguridad y el coronavirus. La estrategia global supone el temor mucho más fuerte que la industria fílmica.

*Abogado, licenciado en Filosofía y magíster en Sociología. Actualmente, docente de la Universidad de Cuenca.