Paltas y Saraguros. Por Ileana Almeida

Mujeres del pueblo kichwa Saraguro con su vestimenta tradicional. Foto: Conaie

Algunos pueblos del Ecuador precolombino terminaron su etapa de florecimiento sin dejar mayores vestigios.  Es el caso de los paltas. ¿Qué pasó con ellos?  Las Noticias Cronológicas del Cuzco traen el dato de que Huayna Capac en 1460 sometió a cañaris y a paltas, quienes pusieron resistencia. Por su rebeldía fueron trasladados en su mayoría a regiones del sur y en su reemplazo, trajeron una población de comprobada lealtad al inca, los saraguros, que se asentaron en lo que es hoy, la provincia de Loja.

Hasta ahora hay pocos rastros paltas reconocidos, de estos el más valioso, es la piedra “cabeza del sol”, petroglifo que representa al  Sol que se encuentra hoy en el cantón Palta y que recuerda por la forma de los rayos solares a la famosa corona real de los Cañari. Un rasgo cultural que hace pensar en el posible vínculo de los paltas con los pueblos del norte es el sombrero Kuari Potø en forma de espiral del tiempo, que se llevaba hasta hace poco en algunas comunidades de Chimborazo y de Cañar, pero que aún  de uso diario entre los guambianos de Popayán.

Los saraguros, cuyo nombre quizás signifique hilanderos por la alusión al tallo del maíz como asta para hilar  y  al vellón de lana, llegaron como embajadores de los incas al territorio que había pertenecido a los paltas, pero con el Estado inca las cosas cambiaron.  Ya no primaba la costumbre sino la ley del Estado,  la religión solar expresaba el poder divino que era obedecido sin discusiones, los incas eran sus hijos. Se adoraba al sol en varias hipostasias, sobre todo al sol naciente representado por un niño.

Han pasado más de quinientos años. En la conciencia de  los saraguros no se ha perdido el recuerdo de los incas. A 15 minutos de la ciudad epónima se localiza el “Baño de Atahualpa”. Los constructores, lograron abrir espacios en la roca, pulir muros de piedras blancas de caras cuadradas, uno de ellos para dar sombra y proteger del viento.

Oculta por las imposiciones católicas, todos los años, los saraguros celebran la Navidad, que es propiamente  la fiesta de Kapaq Raymi, dedicada al Inti, se inicia el primer mes del calendario. Los principales personajes son el markantayta  (conductor del pueblo, el que lleva en los brazos) y markanmama  (mujer hacendosa, que lleva en los brazos). Los markan son los encargados de “amarcar”  la imagen del niño Jesús que representa al Sol que alumbra desde el oriente y llevarlo a todas las casas. Alrededor de los personajes principales hay disfrazados, que cantan, bailan, hacen piruetas, festejando la alegría de la vida.

*Filóloga. Profesora universitaria, investigadora, periodista. Nacida en Ambato, Ecuador. Es autora de varios libros, ensayos y artículos de su especialización. Algunos de sus trabajos han sido publicados en México, Perú, Estonia, España, Alemania.