Se quejaban de Lerdín, ahora tenemos a Roldín

El secretario general, Juan Sebastián Roldán, junto a Presidente, Lenin Moreno.

Por Húgo, el búho

Ahí está. Ustedes que sentían vergüenza las 24 horas del día por tener un Presidente tan pero tan limitado, ahora les clavaron un casi Presidente por decreto. A pocos minutos del informe presidencial del 24 de Mayo, las élites, encerradas en algún sauna de la Cámara de Comercio, decidieron que el Lerdín ya no daba más, que era necesario un cuasi Presidente, que, aunque enano, dé la talla. Y ahí nomás se encargaron de redactar el decreto que le da más poderes al ex rupturita, Roldín.

Era obvio que ese remedo de Presidente pendía de un hilo, no solo por bobalicón, sino por tanta corrupción que salía de la silla de ruedas. Así que mejor, un personaje que sepa el arte taurino, que toree las preguntas incómodas y sepa darle vueltas al ruedo de Carondelet. Se nos viene el Roldín con todo. Y sumado el apoyo de su ñaña siamesa, la Romín. Jodidos todos. Los siameses alucinan con tanto poder. La Romín dirá: ¿así que querían asustarle a mi compañero de helicóptero? Nadie le topará sus hélices porque ahora mi ñañito de bolsillo y de traje de luces es el como el Presidente, sin banda, pero Presidente.

El caballero lenteja de las ruedas se nos fuga, al parecer. ¿O piensan que la hija del Lerdín, la Irenita, se queda en los Yuneites Esteites por capacidad? ¿O creen que la esposa del Moreno se manda el viajecito a los Yuneites Esteites porque le pesa la silla de ruedas? Never. La familia se reunirá más temprano que tarde porque sabe que aquí ni la covid-19 les quiere. Así que van recogiendo sus trapitos de a poco y topes, hasta la vista baby. Para eso si no fueron lerdines; ahí sí les nació la agilidad de procedimientos.

Fidel Egas, Guillermo Lasso y Jaime Nebot se dieron cuenta que mantener a Lerdín era un peligro para todos, así que se buscaron un leguleyo para que se arme un papel que aguante todo. “Si este sigue de Presidente peligran nuestras opciones de mantenernos gobernando; por lo tanto, que suba ese trepador innato, y ya. Se nos vienen paros, protestas, juicios, etc., etc., así que más vale estar prevenidos. El mentecato del Sebastián, aunque desubicadito, nos sirve para acabar el mandato. Él y la María Paula saben de memoria lo que es mentir, engañar, reprimir, y ya no les queda sangre en la cara. Se aprueba”.

Así que preparados para lo que el “enano trepador” se invente en estos días. Uno que solo separó chulla olla para el informe presidencial de mañana, ya tocó sacar toda la vajilla para que la rabia suene en Quito y en todas partes. Para que mientras mienten como es su costumbre, el pueblo les ponga el fondo musical que se merecen. Y el lunes, con más fuerza, seguiremos cantándoles lo que se merecen.

¡A preparar las cacerolas!