508 empleados de los Medios Públicos serán despedidos

El viernes 17 de julio, a través del decreto 1059, el gobierno nacional extendió la agonía de la Empresa de Medios Públicos. Hoy, su gerente, Edison Toro, anunció, mediante rueda de prensa, que “los medios públicos no desaparecerán”. Ésta que podría ser una buena noticia, vino acompañada de una segunda información: la optimización del personal de El Telégrafo, Pública FM y Ecuador TV. Entiéndase “optimización” como nuevo sinónimo de despidos. 

Esta faceta de “optimización” o “sostenibilidad financiera”, supone el despido del 80% de la plantilla, es decir que de 618 trabajadores entre periodistas, personal técnico y administrativos, solamente se quedarán un total de 109 personas para llevar adelante esa transformación. Toro aseguró que cuentan con el presupuesto de 7’200 mil dólares para el pago de las indemnizaciones. 

“Existe un compromiso del Ministerio de Finanzas y de la Empresa Coordinadora de este proyecto para tener los recursos necesarios para estas desvinculaciones. Entiéndase que es un tema de política de Estado para seguir funcionando con ciertos esquemas, para racionalizar esa caja fiscal, que como Uds. conocen no es de las mejores”, aseguró Toro. 

Respecto a las decenas de trabajadores de los Medios Públicos que han manifestado la falta de cumplimiento de sus derechos laborales en cuanto a las liquidaciones y sueldos atrasados, este viernes 24 de julio, Riofrío aseguró que hay el compromiso de la EP de ponerse al día en sus obligaciones y que “solamente están atrasados el mes de junio”. 

En la tómbola para la selección del personal se evaluarán sus habilidades multitarea tanto a los periodistas como al personal técnico. Riofrío, quien se desmarcó de defender unos intereses gubernamentales, afirmó que no habrá sesgos políticos ni ideológicos. “Feo sería que mañana se tenga que contratar más gente porque quien se quedó no puede hacer lo que se le va a pedir hacer”, remarcó. 

¿Cuál es el nuevo modelo? En el caso de El Telégrafo, que desde el 17 de marzo ya no se imprime (un día después de que inició el Estado de Excepción por la Crisis Sanitaria a causa de la pandemia), se mantendrá como un portal de noticias digital.  La imprenta, una de las más modernas del país y Latinoamérica, que le permitió al Telégrafo ganar varios reconocimientos por su calidad de impresión, pasará a un proceso de liquidación sobre el cual no se dieron detalles. 

En tanto, Ecuador Tv y Radio Pública FM se mantienen con la utilización de frecuencias del espectro radioeléctrico, no se apaga su señal. En su nueva plataforma, serán medios convergentes y multimedia. 


El sistema de impresión de Diario El Telégrafo es todavía uno de los más modernos de la región. -FOTO: El Telégrafo

Respecto de diario El Tiempo de Cuenca no se especificó cuál será su transformación. En relación con Gama Tv, que mantiene un amplio pasivo laboral, dijo que próximamente se anunciará que es un “canal sano”. 

En el 2019, el presupuesto de la EP Medios Públicos bordeaba los 70 millones de dólares, la mitad se generaba por autogestión (a través de su imprenta), la otra mitad correspondía a una asignación desde el Presupuesto General del Estado. A mediano plazo, está garantizada la supervivencia de los medios, pero no se ha considerado un sistema de autonomía financiera que les permita, a largo plazo, también gozar de una autonomía editorial de cualquier gobierno como la BBC, medio a cual siempre se pone como el ideal. 

Es importante recordar que el Sistema Comunicación Social del Ecuador está garantizado en el Art. 384 de la Constitución, se integra principalmente por los medios públicos y éste se pueden integrar “voluntariamente los actores privados”. Sin medios públicos, no hay Sistema de Comunicación Social.(EZ)