Élites ecuatorianas ganan un salario mínimo en dos horas; un trabajador tarda un mes

El Ecuador nuevamente se vuelve a acostumbrar a las marchas y protestas por los sectores impagos, por meses. FOTO: Jonatan Rosas

Por Jonathan Báez Valencia *

La desigualdad es la característica del gobierno neoliberal de Lenín Moreno cuyo Frente Económico  es comandado por el ex presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, Richard Martínez. En estos tres años se muestran cuantiosos crecimientos en el ingreso de las élites empresariales ecuatorianas, situación paradójica, si se considera que el resto de la población se encuentra sumergida en un mar de desempleo, pobreza, pérdida del bienestar y calidad de vida.

Las decisiones, a través de la política pública, de beneficiar exclusivamente al sector de élite empresarial (Báez Valencia, 2020) tienen sus efectos en la sociedad ecuatoriana, sobre todo en estos agentes que en el periodo 2017-2019 han visto crecer sus ingresos promedios mensuales constantemente, a tal punto que en el último año aumentó en un 16% con más de 60 mil dólares, lo que representa 131 veces un salario mínimo. Eso implica que las élites empresariales ecuatorianas tardan menos de dos horas en ganar lo que un empleado con este sueldo en un mes.

La captura de la decisión pública (Castellani, 2018) implica que se gobierna exclusivamente para un sector y no para las grandes mayorías. En efecto, el enorme crecimiento de los ingresos de la élite económica empresarial[i], que apenas representa el 0,006% (965 personas)[ii] del total de la población, se contrasta con el retroceso en la mayoría de los indicadores laborales del Plan Nacional de Desarrollo, incluyendo a la población más vulnerable como es el caso de los niños y niñas con el aumento del trabajo infantil.[iii]  

Lo preocupante es que dicha tendencia de desigualdad observada en el gobierno de Moreno, aumenta cada vez más. La brecha de los ricos se amplifica a grandes escalas. De tal manera que si en 2016 su ingreso mensual promedio representaba solo 88 veces un salario mínimo, en 2017 y hasta 2019 esta relación se sigue ampliando hasta alcanzar 131 veces. Eso implica que en tan solo un año la brecha  fue 16 veces mayor. Si se considera que en EE.UU. “la brecha entre el salario del trabajador y el director ejecutivo fue ocho veces mayor en 2016 que en 1980”[iv] quiere decir que en ese país se necesitaron 36 años y en Ecuador solo uno para duplicar y superar esta cifra. El ritmo de la desigualdad va a máxima velocidad destruyendo todo a su paso.

De tal magnitud es la brecha que en 2019 la élite empresarial demora menos de horas en ganar el salario mínimo mensual de un trabajador o trabajadora, debido también al cuasi estancamiento del crecimiento del salario mínimo (también efecto de la captura). Además de los retrocesos de los indicadores laborales mencionados, también ha existido un retroceso abismal en la disminución de la brecha entre ricos y el resto de la población. Todo esto antes de la pandemia y lo más probable es que la forma de procesarla derivó en una desigualdad no experimentada en el país, para lo que es necesario el levantamiento de información empírica.

Gráfico 1. Ingresos mensuales promedio de las élites económicas empresariales vs. salario mínimo 2013-2019. FUENTE: SRI ELABORACIÓN: Unidad de Análisis y Estudios de Coyuntura -IIE
Conformación y comportamiento tributario de Grupos Económicos. FUENTE: SRI ELABORACIÓN: Unidad de Análisis y Estudios de Coyuntura

De ahí que es indispensable que se encamine hacia una reforma fiscal progresiva que grave con impuestos a los ingresos y la riqueza de las élites económicas, lo que nos lleva a recordar que también la riqueza de los Grupos Económicos en Ecuador se ha visto incrementada en el gobierno de Moreno (Báez Valencia, 2020). Es así que según la CEPAL si se examina la proporción promedio que pagan los más ricos (decil 10) de impuestos en relación a sus ingresos en Ecuador esta alcanza tan solo un 3,4% cuando el promedio de América Latina es 4,8% y el de la Unión Europea es 21,3%.[v] Lo que certifica la frase de la canciller Angela Merkel sobre América Latina: “Uno de los problemas de América Latina es que los ricos no quieren pagar nada”.[vi]

Una posición totalmente contraria a la que se está maquinando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la nueva carta de intención que se plantea firmar y para lo cual se utiliza el chantaje como forma de legitimación, cuando existen más de 1 500 millones de dólares de deudas tributarias en firme[vii] que no han sido pagadas por el sector empresarial y que aliviarían la carga sobre el Presupuesto General del Estado sin tener que recurrir a un nuevo ajuste que violente más la situación de la mayoría de la población ecuatoriana y que al parecer se va a enfatizar en tres procesos: i) autonomía del Banco Central del Estado pero no de las élites financieras; ii) reforma tributaria regresiva como subir el IVA y; iii) precarización laboral para sostener la ganancia por el adelantamiento del impuesto a la renta.

De igual forma, por los datos aquí presentados también surge la necesidad de no solo plantearse una renta básica universal, sino un límite a los salarios máximos de ejecutivos y dirigentes empresariales, que disminuya la brecha de ingresos, lo que sería una de las principales apuestas en la construcción de contramecanismos de la desigualdad.

“Existen más de 1.500 millones de dólares de deudas tributarias en firme que no han sido pagadas por el sector empresarial y que aliviarían la carga en el Presupuesto General del Estado sin tener que recurrir a un nuevo ajuste”

—Jonathan Báez Valencia

*Jonathan Báez Valencia, magíster en Sociología, coordinador de la Unidad de Análisis de Estudios de Coyuntura de Investigaciones Económicas de la Universidad Central del Ecuador.

**Nota tomada de https://coyunturauceiie.org/


Bibliografía:

Báez Valencia, J. (2020). Captura empresarial del poder: preludio del Paro Nacional. In F. Ramírez Gallegos, Octubre y el derecho a la resistencia : revuelta popular y neoliberalismo autoritario en Ecuador (pp. 195-220).

Báez Valencia, J. (2020, Junio 14). Los grandes ganadores del Gobierno de Moreno: Grupos Económicos 2017-2019, riqueza, salida de divisas, paraísos fiscales y deuda tributaria. From Unidad de Análisis y Estudios de Coyuntura IIE-UCE: https://coyunturauceiie.org/2020/06/14/los-grandes-ganadores-del-gobierno-de-moreno-grupos-economicos-2017-2019-riqueza-salida-de-divisas-paraisos-fiscales-y-deuda-tributaria/

Cárdenas, J. (2016). Enredando a las elites empresariales en América Latina: análisis de redes de interlocking directorates y propiedad en México, Chile, Perú y Brasil. América Latina hoy 2016, 1-20.

Castellani, A. (2018). Lobbies y puertas giratorias: Los riesgos de la captura de la decisión pública. Nueva Sociedad, 48-61.


[i] Con élite empresarial nos referimos a los socios accionistas de los Grupos Económicos considerando que la literatura científica muestra que así es la forma en que se agrupan las éltes económicas en América Latina (Cárdenas, 2016).

[ii] En 2019 la población ecuatoriana ascendía a 17´267 986 según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

[iii] https://coyunturauceiie.org/2020/02/02/el-retroceso-en-los-indicadores-laborales-del-plan-nacional-de-desarrollo-2017-2021-incluyendo-el-trabajo-infantil/

[iv] https://www.bbc.com/mundo/noticias-46786246

[v] https://coyunturauceiie.org/2019/03/27/la-trampa-de-la-regresividad-fiscal-ecuador-y-el-fmi/

[vi] https://www.clarin.com/politica/pregunta-angela-merkel-alberto-fernandez-peronismo-_0_0NgcDOkC.html

[vii] Con corte al 11 de septiembre 2020.