UN 2020 PARA OLVIDAR| Las promesas de campaña solo traen desesperanza

Jaime Nebot y Guillermo Lasso se aliaron para las elecciones 2021, atrás quedaron sus supuestas diferencias. FOTO: Fb

Por Ileana Almeida*

Creo que lo más fuerte del año 2020 son las imágenes de la pandemia  presentadas crudamente por los medios de comunicación: los mercados chinos con animales enjaulados para ser servidos en los comederos y una mujer sosteniendo de un ala al murciélago que devora; los ancianos de los asilos aterrorizados por un virus invisible y olvidados de sus familiares; los muertos en las calles de Guayaquil, cubiertos con sábanas como sudarios; los indígenas huyendo por los chaquiñanes de las montañas. Pero, como esperanza, la  gente vacunándose, por miles, que pronto serán por millones. 

También impresionan en este año y en medio de la pandemia,  los pronunciamientos políticos de los candidatos. Veamos algunos: derecho a portar armas o sea ahondar la violencia y la criminalidad.  Convocar a una Convención Nacional, pero no  se sabe  para qué. Luchar contra la corrupción, cuando muchos de los candidatos son los propios sujetos de la corrupción. Volver a instalar las escuelas del Milenio que destruyeron las escuelitas comunitarias que tanto acogieron a los niños indígenas. Recuperar la Universidad Pública, olvidando que con el régimen anterior fue desprestigiada y menospreciada. Fortalecer la Educación Intercultural Bilingüe, esta fue el único espacio de autonomía logrado por la lucha indígena de años y años, pero fue destruida también por el régimen anterior al pasarla sin ningún miramiento a las competencias del Ministerio de Educación y, por lo tanto, negando sentido de la plurinacionalidad. Promover una justicia igualitaria, justa e imparcial, cuando su principal líder del Movimiento por las reivindicaciones por la Justicia es prófugo de la justicia. 

Si la pandemia trae una esperanza real, las pocas propuestas de campaña que hemos anotado, por el contrario, solo traen desesperanza cuando no indignación. 

“Fortalecer la Educación Intercultural Bilingüe, esta fue el único espacio de autonomía logrado por la lucha indígena de años y años, pero fue destruida también por el régimen anterior al pasarla sin ningún miramiento a las competencias del Ministerio de Educación y, por lo tanto, negando sentido de la plurinacionalidad”.

–Ileana Almeida

*Ileana Almeida es filóloga. Profesora universitaria, investigadora, periodista. Nacida en Ambato, Ecuador. Es autora de varios libros, ensayos y artículos de su especialización. Algunos de sus trabajos han sido publicados en México, Perú, Estonia, España, Alemania.