De encuestas, candidatos, transformers y demás maravillas

Por Hugo el búho

Muero vecina. En estas elecciones se ha visto de todo. Como dice mi esposo marxista, leninista y chisme bravo: los mishus, sobre todo de Quito, han sido más puros que la propia pureza. Nunca han simulado nada. ¡Muero la purancia mestiza! Y han sido expertos en medición indigenómetra, bonita, para qué le cuento. 

¿Si vio como en la capital ganó el Lasso? Si ha habido un montón de cuasiblanquitos, utópicoemprendedores y probancómetros. De llorar. Votando por el exploteishion. ¿No sabrá qué es eso? Vecina, del todo tapa usted. Mi marido, al que su familia le dice trasnochado rojo, ¿qué cree que no me enteré?, dice que los pobres no pueden andar votando por el que les explota, por el que les rebaja el sueldo en plena pandemia y aprueba leyes para no pagarles ni la antigüedad. 

Una que se iba a esperar que se encumbre como mimado ese señor que tiene nombre de alimento vacuno: “Hervas”, ¿así es, no? A punta de tik tok. Esos videos medio chistosos ¿Tampoco ha visto? Qué falta de tecnología, vecina. Es algo así como convertirse en Tiko Tiko pero en versión rapidito. 

Las que se llevan el premio al burro con orejas del año son las encuestadoras. No dan una. Ese Polibio Cedatos ya debería jubilarse antes que el margen de error le sirva para medirle la caja de espejitos final. Todas le apuntaban al Arauz y al Lasso, y ahora resulta que el Yaku es el que pasa a segunda vuelta. Yo he decidido que cuando algo me salga mal, enseguidita me la saco como ellos. Si se me quema el arroz, margen de error de 5 minutos. Coqueteo con el vecino, margen de error de siete miradas. Mi hijo me responde mal, margen de error de una chancleta directo a la cabeza. 

Los que han de estar con estreñimiento hasta fin de mes son los periodistas ProGuille. ¿Se imagina, vecina, a la Shanet Hinostroza presentando noticias en quechua para estar al tono? ¿Al Carlos Vera, al Jorge Ortiz, al Diego Oquendo, al Espinoza de los Monteros, a los Posta, a la Tinoco, envueltos en la huipala, dedicando segmentos a sus ancestros autóctonos? El Boscán dirá con signos de admiración: ¡indio cogido, indio abrazado! ¿Se acuerda todo lo que los comercios, expresos y universos les decían en octubre a los indios? Ahora dirán que eran correístas disfrazados de indígenas, que Pachakutik es la mesura democrática que el país necesita.

Ahora resulta que toda nuestra rancia aristocracia ha sido pachamamista y ha tenido cuadros de Atahualpa en el clóset. Calle vecina, ya han de estar haciendo investigaciones en el extranjero para estudiar nuestro caso. ¡De horror! Por ahí dicen que el canciller de la Universidad San Francisco va a crear una carrera urgente que se llamará: Epistemología de la Ancestralidad. En serio, ¿qué cree? Y el Fidel Egas, ¿si le escuchó? Uy, bonitica; ese si ya es como para comer fanesca en Navidad. Dijo que ahora nos toca planear una sociedad ecológica y con justicia social, o algo así. Un banquero hablando de justicia social es como el Abdalá jurando que es honrado. 

Y de su Correa mejor no digo, vea. Usted que desde que su mashi se fue a las Bélgicas no para de llorar cada fin de mes. Si el ex mandatario le dice que se tire de cabeza, usted con gusto y hasta se repituche. ¿Qué me ve así? ¿No será cierto? A ver, diga algo de lo último que escribió. Que según él, el CNE se adelantó, que el Yaku se queda tercero y el segundo es el Lasso, porque sus números nunca fallan. ¡Elé, tóma, elé! No dizque le odiaba al banquero, de todo le decía; y, ahura le quiere encumbrar como el oponente ideal para segunda vuelta. Como que le tiembla frente al Yaku, vea. Usted que tiene influencia, haga algo para que le quiten el celular. De gana restándole puntos a su pupilo. Ahorita que demuestre que no es sombra de nadie, que no necesita quién le dicte los textos. Que nos convenza que quiere ser estadista, no recitador de discursos pasados y pesados. Ya en serio, yo lo que creo es que su mashi anda mal de hedonismo. No le caería mal un poquito de sexo frenético alguna vez. De pronto ahí se recupera y hasta le crece el pelo. 

Lo único bueno de todo esto es que el matraca Nebot, el Lasso y esa mafia que se llama socialcristianismo van de caída libre: del páramo a la playa ya nadie les cree. ¡Ojalá y diosito se acuerde de esa plaga! Y bueno, aunque se peleen, parece que los arauz y los yakus concretaron una buena cantidad de asambleístas. Ojalá eso sirva para desbaratar toda la miseria que nos dejó “el ruedas” y su combo fatal. 

Hasta luego vecina. Así ha de asomar para seguir palabreando. Aunque usted le vaya al Arauz y mi marido al Yaku, igual hemos de seguir tomándonos ese cafecito de las cinco. Talueguito.

Yo he decidido que cuando algo me salga mal, enseguidita me la saco como ellos. Si se me quema el arroz, margen de error de 5 minutos. Coqueteo con el vecino, margen de error de siete miradas. Mi hijo me responde mal, margen de error de una chancleta directo a la cabeza.