Atawallpa Oviedo: “La democracia es el mejor invento que encontraron para que el votante crea que tiene poder”

Por Pacha Korikilla*

Controvertido por sus expresiones, Atawallpa Oviedo, compañero de campaña del candidato de Pachakutik, Yaku Pérez, aclara algunas de sus últimas declaraciones en relación a la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena Campesino de Cotopaxi (MICC).

Atawallpa, ¿Qué opinas de las elecciones en Ecuador?

Lo veo con mucho desencanto, se ha aprendido muy poco del pasado. El ecuatoriano es fácilmente manipulable, en una campaña de dos meses se puede influenciar al votante y conducirlo a que apoye por un determinado candidato. Se lo puede ver incluso en intelectuales y académicos que se dicen de izquierda, quienes combatieron al correísmo por 10 años, pero que en última instancia han terminado votando nulo o por Andrés Arauz (UNES), bajo el argumento de que no creen en las elecciones o de que Yaku Pérez (PK) no respondía al 100% de sus expectativas, por ciertos anuncios que consideraban medidas neoliberales. 

Por su parte, el candidato del correísmo seducía hábilmente con “paz y amor”, bien asesorado para decir lo que había que decir y hacer, para tratar de contentar a casi todos, a sabiendas de que en una campaña electoral se puede ofrecer de todo, pero que luego no se cumple lo prometido. Ningún gobierno ha cumplido sus promesas. Eso es la democracia, ofrecer el paraíso para ganar los votos necesarios y luego darle el infierno, manteniendo al pueblo siempre abajo para que sigan votando por los de arriba.

Imagínate si eso pasa en intelectuales de izquierda, que se olvidan fácilmente del pasado que vivimos con el expresidente Rafael Correa y en el que Arauz fue parte activa y fundamental. Ahora sueñan idílicamente con que Arauz no será manejado por Correa. Si ellos se dejan influenciar sin mayor contra tiempo por una campaña de ofrecimientos y bienaventuranzas del “joven” y “preparado” Arauz, que se puede esperar del pueblo pobre, sin educación política, sin confianza en los partidos políticos, y en la que aparece un showman político que les promete el cielo y en su desesperación votan por él. 

Esa es la historia de la democracia, de quien manipula mejor la conciencia de los votantes, sabiendo que en dos meses de compra y venta de voluntades se puede cambiar lo que ha sucedido en el pasado, y para ello hay que buscar un candidato que seduzca y llene de esperanzas. Lasso y Correa lo saben, solo necesitan un ejército de trolls y mucho dinero para empujar una campaña sucia, en donde todo vale y con ello pueden bajarse a alguien. Así es una democracia sucia, en la que como decía Platón el pueblo puede votar por alguien hasta tan solo por su apariencia física, por eso él no creía en las elecciones, ahí en Grecia en la cuna en donde surgió la democracia. 

La democracia es un reality show, es una telenovela bien montada en donde los ricos también lloran y cuyo final es que ellos se llevan el pastel. Es el mejor invento que encontraron para que el votante crea que tiene poder, se suicide, y no tenga derecho a pedir la terminación de ese gobierno, porque es un buen demócrata y porque el pueblo votó legalmente por alguien. Hemos llegado a la auto esclavización. Hay que derribar la democracia y reconstruir la biocracia o comuncracia de nuestros pueblos milenarios.

¿Por qué Yaku no tuvo una votación más alta?

Pues, porque tuvo encima a las chequeras de Lasso y Correa, que con un despilfarro de recursos lograron posicionarse más alto. De nada sirve la ley que limita el uso de recursos económicos para propaganda, si tampoco se la respeta. La democracia es una inversión, donde muchos invierten en un candidato para luego tener prebendas. El Consejo Nacional Electoral (CNE ) no hizo nada para poner freno a las campañas millonarias de Lasso y Correa. Imposible que lo hagan, si el órgano electoral está controlado por ellos mismos, la gente de Lasso con dos consejeros (Enrique Pita y José Cabrera) y lo mismo el correísmo con dos consejeras (Diana Atamaint y Esthela Acero). Los jueces electorales son representantes de partidos políticos, de qué independencia podemos hablar. Una democracia fantoche.

Eso en relación a la derecha neoliberal y a la derecha progresista. En el caso de la izquierda, esta sigue siendo fanática, dogmática, romántica, aventurera. Y en el caso del movimiento indígena, el foquismo* de ciertos grupos fue el error principal, en el que los máximos de la Conaie y del MICC generaron dudas, divisiones, sombras, y hasta ataques sobre el partido Pachakutik y particularmente sobre Yaku. Con compañeros así para que enemigos. Lo hicieron desde el principio de la campaña de escogimiento al candidato que representaría a Pachakutik hasta este momento, en que han seguido generando incertidumbres, desconfianzas, descalificaciones. Todo ello públicamente, de lo que se han aprovechado los gallinazos para lanzarse a devorar a todo el movimiento indígena, incluido ellos. 

En esto, el correismo y la derecha son más inteligentes y esconden o tapan de mejor manera sus diferencias, para que todo quede al interior y no den armas a los enemigos para que los maten. Error histórico de estos compañeros, algo que no había sucedido anteriormente. Si no, ahora Yaku tendría muchos más votos y no estaría en esta situación de perder por tan pocos votos contra Lasso. A ello se suma la actitud de los nulistas de izquierda, en que no importa el candidato simplemente votan nulo. Yo también he descreído de la democracia y he votado nulo, pero esta vez vi que había la posibilidad de que el candidato del movimiento indígena tenga una alta votación y pase a la segunda vuelta, y no me equivoqué, en cambio los nulistas jamás creyeron en esa posibilidad. Y lo mismo podemos decir de la izquierda ortodoxa y de las feministas pequeño-burguesas.

Atawallpa Oviedo es escritor, periodista y filósofo nacido en Ecuador.

¿Crees que la revuelta de Octubre le favoreció a Yaku?

Tan solo en un pequeño sector de la población, en los radicales y con aires insurreccionales, que creen que con la revolución armada van a acceder al poder. El Ecuador es un país conservador, con muchas cargas coloniales, máximo una parte de la población puede apoyar una movilización, un paro, una protesta, pero de ahí a apoyar algo más fuerte, solo se la creen ellos. Incluso algunos intelectuales, al interior y fuera del Ecuador, quieren revalorizar esta importante revuelta como un elemento para la alta votación que tuvo Yaku, lo cual es una falacia. La prueba es que Quito, que fue la ciudad en donde se produjo la protesta, le dio una baja votación a Yaku, que no olvidó lo que sucedió en Octubre-2019, incluso, Lasso en Quito recibió la más alta votación en todo el Ecuador. Hay mucha ilusión y fantasía en la izquierda. 

El resto del Ecuador que votó por Yaku no fue porque se acordaba de lo que pasó hace casi año y medio en Quito y que no vivieron todo ello como los quiteños, sino por lo que representa Yaku. Muy bien sabemos que el ecuatoriano es desmemoriado y que se deja llevar fácilmente por idealismos, pues es un pueblo con baja autoestima y por ende con muchos complejos. Recordemos que el movimiento indígena como tal, no ha alcanzado nunca más allá del 5% de votantes. En un país racista imposible una mejor votación. Yaku se abrió paso también personalmente por su acción y su discurso ambientalista y por los títulos académicos que tiene, que eso para un sector de la población es importante. Y también apoyaron los que querían marcar una tercera vía entre Lasso y Correa.

¿Qué piensas de Iza?

Lo que te voy a decir le he dicho directamente a él, no tengo doble discurso. Es un joven valioso, pero que todavía le falta vivir más, tener más experiencia para que sea menos apasionado y más sabio. Tiene la pujanza de la juventud, que por ahora le vuelve radicaloide y no radical, que le hace extremista y no equilibrado, que tiene más influencia del marxismo o de la izquierda que de la filosofía andina o del buen vivir. Iza tiene futuro y puede dar mucho, a condición de que pueda combinar radicalidad con sabiduría, de que se convierta en un guerrero del corazón y no en un guerrerista. No escucha y cree que su verdad es la única, está convencido que es él el que tiene la claridad teórica y la interpretación correcta de la realidad. Cuando sea capaz de responder desde la calma y desde el amor, y no desde la ansiedad y la ira será más valioso de lo que hoy es. Esperemos que aprenda de su precipitación y bronca al haber atacado a sus hermanos de Pachakutik y específicamente a Yaku. Ojalá aprenda a manejar adecuadamente el mandar obedeciendo, más allá de sus deseos personales. Iza puede ser alguien que supere a Yaku como líder. Veamos en el tiempo.

He visto que has recibido muchos ataques en las redes sociales

Facebook es mi mayor medio de difusión y uno de los pocos que me quedan, pues como hago análisis crítico a la izquierda y al feminismo, me han ido cerrando espacios, en una suerte de práctica estalinista. A todos los que nos catalogan como pachamamistas nos están cercando. Por ejemplo, medios como Alai y Rebelión publicaron mis artículos por varios años, y ya no lo hacen. Las que más me atacan son las feministas neocoloniales o patriarcales, solo por ser hombre, pues mi discurso es el mismo que muchas feministas indígenas o comunitarias, pero como viene de un hombre la crítica, han procedido a aislarme y me tienen bloqueado en Twiter y en Facebook. Incluso, me han dicho que prohíben que los estudiantes lean mis libros en universidades como la Andina. 

Es una reacción inquisitorial y patriarcal la que hacen estas feministas, que tienen una presencia en ciertos medios de comunicación urbanos y en la academia. Y no solo me atacan, me insultan, me menosprecian, y quieren callarme, sino que llegan al extremo de con bajezas desprestigiarme con otros intelectuales, bajo el argumento de que estoy en contra del feminismo y de las mujeres.  Es más, no solo por ser hombre sino por ser de un fenotipo no indígena, pues en su racismo lo indígena es solo propiedad de los que tienen fenotipo andino. 

Incluso, en ciertos círculos cuando hablan de temas indígenas no me invitan porque soy visto como alguien de fenotipo mestizo, y tampoco soy considerado un intelectual indígena por esa racialización de los mismos que critican el racismo. Otros me dicen que soy new age, místico, esencialista, porque hago crítica hasta los decoloniales como Dussel y Grosfoguel. Puro calificativo, hasta ahora ni uno solo se ha atrevido a rebatir mis ideas. Pero, es tan solo de una parte de la izquierda y del feminismo pequeño burgués, pues tengo el apoyo y el respeto de muchos. 

¿Cuál es tu opinión del feminismo?

Comparto con las feministas indígenas o comunitarias que entienden que el patriarcado es un sistema social y político integral en la que hay el dominio de un modelo de pensamiento, el patriarcal o de los poderosos, que toma como eje la superioridad de los hombres ricos, racionalistas, inteligentes, pragmáticos, fuertes, duros; sobre lo que ellos consideran irracional, sensiblero, romántico, idealista, ilógico, y que dicen que es propio de las mujeres y en la que muchos hombres también son frágiles y débiles como ellas. Y en base a ello han construido un sistema de vida piramidal, estratificado, fragmentario del conocimiento, utilitarista de la naturaleza, y en cuya cumbre están estos pocos hombres privilegiados por su dios masculino, y debajo de ellos el resto de mujeres y hombres. 

Lo único que ha conseguido el “feminismo patriarcal”, como califica la feminista Casilda Rodrigañez, es que se incorporen a este sistema patriarcal a algunas mujeres blancas, ricas, heterosexuales, cristianas, entrando al grupillo de arriba, y para que unas pocas de ellas escalen puestos en la gran pirámide, y con ello creen que está solucionado. Lo demás es problema de cada uno, en que tienen que escalar puestos así sea auto esclavizándose. Para ellas, no es un problema del sistema piramidal establecido, sino un asunto personal o individual.

Esta definición de patriarcado, para las feministas neocoloniales es una afrenta, solo ellas pueden definir qué es patriarcado. Si lo hace una mujer no la aíslan, tanto como lo hacen si viene de un hombre. Este feminismo estalinista es otro desencanto, propio de mujeres pequeño burguesas, que no tiene eco dentro de las mujeres indígenas comunitarias. Vivimos en una sociedad colonial y todo lo que ella produzca viene desde ese mismo patrón. La alteridad viene solo de los que resisten al colonialismo, de quienes están fuera de este sistema de creencias y paradigmas. El feminismo, la izquierda, el ecologismo, el sindicalismo, etc., en su mayoría tiene rezagos coloniales, es decir, patriarcales, machistas, burgueses, cartesianos, inquisitoriales, reduccionistas.

“Esa es la historia de la democracia, de quien manipula mejor la conciencia de los votantes, sabiendo que en dos meses de compra y venta de voluntades se puede cambiar lo que ha sucedido en el pasado, y para ello hay que buscar un candidato que seduzca y llene de esperanzas”.

*Pacha Korikilla es una joven kichwa, estudiante de la Escuela Superior de Alteridad.

Referencias:

**Hace referencia a los grupos guerrilleros que se convierten en salvadores y cuya teoría es ir creando FOCOS de subversión en distintos espacios y formas.