La culpa es de la banca y no de la vaca

André Gunder Frank,  en 1972, utilizó el término de lumpen burguesía  para referirse a las clases dominantes de América Latina que, incapaces de implementar un proyecto nacional, devenían  en  sirvientes de  intereses de  potencias dominantes  y sus grandes corporaciones, misma  lumpen burguesía  que obtiene  ventajas del capital financiero especulativo.

Cuando le indagaron a Chavela Vargas  porque tan mexicana si ella nació en Costa Rica ella respondió: “porque cuando uno es mexicano chingon nace donde a uno le da la gana señor”.  Bien definido por Chavela lo que significa históricamente el comportamiento solidario del pueblo mexicano  y sus gobiernos. La tierra de Juárez se abre al mundo, punto de encuentro  para quienes buscan refugio de criminales a causa de sus sueños.

Mientras una derecha oportunista y ultramontana en Bolivia recurre al socorro imperialista en un nuevo plan cóndor para la región, la juventud y los movimientos populares retoman las calles, los escenarios recuperan la magnitud de la acción directa sobre los ejes ortodoxos de la política y el vaivén se acelera de izquierda a derecha en forma vertiginosa que sería ingenuo creer que no forma parte de la lucha mundial hegemónica.

Al país lo han saqueado  a lo largo y ancho de su historia y geografía, casi siempre lo han hecho los políticos y sus castas económicas, digo casi siempre porque en redistribución o compensación histórica el pueblo ecuatoriano, fundamentalmente el pueblo de Guayaquil siempre asoció; revuelta,  revolución,  relajo y saqueo contra la propiedad privada como acción contra el poder.

Karl Marx devela  el carácter alienante, explotador y a  histórico  de la economía burguesa  cuando entra en conflicto su modo de producción  con las relaciones sociales imperantes,  Marx  considera  que  el cambio de modo de producción  garantiza  el desarrollo máximo de las fuerzas productivas, perspectiva que no omite  el  análisis de los problemas ambientales.

Los intelectuales orgánicos para Antonio Gramsci son quienes  describen la vida social  científica y  culturalmente pues traducen las experiencias y el sentir que las masas no pueden articular por sí mismas, es decir, son agentes conscientes de procesos inconscientes, actores del encuentro  entre la organización y el pueblo en una relación pedagógica  creadora de  nueva hegemonía que confronta la hegemonía – ideología  imperante opresora y puede transformar revolucionariamente a la sociedad.