Con bombos y platillos los dadivosos y caritativos bancos decían que donaban alrededor de unos 30 millones de dólares para “salvar vidas”. Casi todos aplaudían y vitoreaban semejante desprendimiento de los solidarios banqueros. Algo, que para ellos es solo una canita al aire, luego de haber ganado el año pasado 600 millones de dólares, es decir, su solidaridad era apenas del 5%.

Las palabras que más se escuchan actualmente en todo el mundo, desde los presidentes, altas autoridades mundiales, millonarios, filósofos, personalidades, hasta el más simple y pobre ser humano es: cooperación, solidaridad, unión, coordinación, apoyo, organización, colaboración, responsabilidad, disciplina, conciencia, comunidad, común.

Los potentados ecuatorianos y latinoamericanos de hace 200 años nunca estuvieron de acuerdo con dejar de ser parte del Reino de España. De no haberse dado la ruptura administrativa con la monarquía, la derecha ecuatoriana y latinoamericana hoy estaría enfrentando a los independentistas y republicanos, como lo hace actualmente la derecha española y mundial que defienden a capa y espada a la monarquía.

Si aplicamos la categoría derecha – izquierda a la época de Jesús o a cualquier época, Jesús fue de izquierda. Si entendemos por izquierda a aquella ideología o persona que defiende a los pobres, a los explotados, a los oprimidos, en definitiva, a quienes carecen de los mismos privilegios que otros gozan, estableciendo una situación de desigualdad y de explotación. Obviamente, que hay izquierdas que luego de haber llegado al poder han hecho lo mismo que las derechas, incluso con actitudes autoritarias y hasta fascistas.