Por Lenín Oña*

Cada exposición de Enrique Tábara implica un acontecimiento de magnitud porque es tal la exuberancia del repertorio plástico que maneja, y la maestría con que lo hace, que siempre hay que estar dispuesto a llevarse una sorpresa o a descubrir algo que no se logró captar la primera vez. Tratándose de una retrospectiva, la complacencia que dejan sus cuadros puede culminar en el entusiasmo. La que presenta el Museo del Banco Central (Quito, 2006) es una selección de otra mayor, con que se inauguró la sala autoral del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) de Guayaquil. 

En congruencia con esa riqueza, los seguidores del artista se ven obligados a reinterpretar el sentido de su obra una y otra vez o, al menos, a reubicar criterios para alcanzar a compenetrarse con las novedades que se prodigan como un canto a la alegría de vivir.

Redacción La Línea de Fuego

En las últimas semanas, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, ha dado entrevistas en espacios de la denominada prensa rosa, la Revista Mariela, Expresiones y otra en TC Televisión. Fruto de esa nueva estrategia posó con una camiseta cuyo estampado corresponde a una acuarela de un rostro de mujer con un ojo oculto, lastimado. Esa portada generó la reacción de quienes sufrieron la represión de octubre y de quienes se solidarizan con sus víctimas.

Natalia Sierra, socióloga y académica de la PUCE, analiza el discurso y el contexto de esa portada, justamente cuando Romo cumple dos años al frente del Ministerio de Gobierno.

Por Jorge Basilago*

Apoyado en su habitual capacidad de síntesis, Oscar Wilde sostiene en La decadencia de la mentira(1891) que “la vida imita al arte”, porque este “toma a la vida entre sus materiales toscos, la crea de nuevo y la vuelve a modelar en nuevas formas y con una absoluta indiferencia por los hechos”. Sin embargo, el autor irlandés se ve obligado a reconocer que su teoría fracasa cuando “la vida predomina y arroja al arte al desierto”. “Esta es la verdadera decadencia que sufrimos actualmente”, denuncia, por boca del personaje de Vivian.