📌Comentario al comunicado publicado el pasado 3 de abril : https://bit.ly/3upRvkv


Por Samuel Guerra Bravo*

El Documento titulado “Por qué las izquierdas no apoyamos a Andrés Arauz” (La línea de Fuego, 3 de Abril de 2021) tiene la virtud de poner sobre el tapete de la discusión la infinita maleabilidad de los discursos. Maleabilidad significa, en este caso, que puede adaptarse a cualquier tendencia: a la izquierda por lo que dice expresamente, y a la derecha por lo que dice sin decir. Porque el lenguaje, como se sabe desde hace mucho tiempo, es denotativo y connotativo; lo cual significa que las palabras no se agotan en su significado primario, básico e inmediatamente perceptible, sino que aluden también a sentidos adicionales que obedecen a intereses y que permiten descubrir los prejuicios, las verdaderas intenciones, los juegos verbales de alusión-elusión, los objetivos ocultos. 

📌Respuesta al Comunicado publicado el pasado 3 de abril : https://bit.ly/3upRvkv


Por Jorge Oviedo Rueda*

La izquierda en el Ecuador se viene derrumbando desde que en el 2006 decidió sumarse al apoyo de la candidatura de Rafael Correa sin antes haber definido un planteamiento programático que le diera autonomía y personalidad. La equivocada tesis de que serían gobierno dentro del gobierno de Alianza País se desmoronó en el mismo discurso de posesión del primer período de Rafael Correa en el que les advirtió que aquellos que habían llegado con “agenda propia” podían regresarse por dónde habían venido.

Ecuador enfrenta la segunda vuelta entre Andrés Arauz, candidato del progresismo conservador auspiciado por Rafael Correa y Guillermo Lasso, de la derecha liberal. En ese trance político, PACHAKUTIK, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE, el Frente Unitario de los Trabajadores, FUT, el movimiento de mujeres y un gran número de organizaciones sociales y políticas de la izquierda ecuatoriana llamamos a VOTAR NULO. Esto motivó un escrito de Boaventura de Souza Santos donde señalaba su “perplejidad” por esta decisión: ¿por qué no votar por Andrés Arauz? “Si Arauz es de izquierda, al menos en comparación con Lasso, sería de esperar que las energías se canalizaran para derrotar al candidato de la derecha”. Boaventura dice que el debate debería centrarse en el programa y no en “la integridad de los candidatos”. Y, desde el punto de vista del programa, Arauz está a la izquierda de Lasso.

Por Juan Paz y Miño

Hace poco recibí el artículo “Golpismo y Neogolpismo en América Latina. Violencia y conflicto político en el siglo veintiuno”, que me envía Carlos Alberto Figueroa Ibarra, amigo de muchos años y académico de la Universidad de Puebla, México, escrito por él y por Octavio Humberto Moreno Velador, profesor de la misma universidad. Voy a referirme a sus importantes planteamientos.

Tras quince días de incertidumbres, rumores y un caldeado debate en redes sociales, el presidente Lenín Moreno, el pasado 4 de agosto, anunció que el Ecuador había culminado una exitosa renegociación de la deuda externa ecuatoriana. Sin dudarlo, el Primer Mandatario informó esta “GRAN NOTICIA” a un país golpeado duramente por la pandemia de covid-19, que se cobró una buena cantidad de muertos en las mismas calles. Le ha dicho al mundo y así lo repiten sus ministros en todos los noticiarios, que esta negociación le ahorrará al país 1.540 millones de dólares. Textualmente y con cinismo dice: “Con esto, liberamos recursos para la protección social y reactivación económica”. 

Por Carlos Pástor Pazmiño*

Tras la muerte de su padre Luis Noboa Naranjo en 1994, Isabel Noboa Pontón recibió una inmensa herencia en 1995; en 1996, Isidro Romero Carbo, esposo de Isabel (en ese entonces), fue elegido diputado por el Partido Social Cristiano (derecha-conservador) en Guayas; en 1997, Noboa Pontón conformó el Consorcio Nobis. Inicia este emporio empresarial con la Compañía Azucarera Valdez y elcentro comercial Mall del Sol. Pocos años después logró una gran diversificación con presencia en electricidad, agroindustrianegocios inmobiliarios, comercio, turismo etc. 

Por Julio Oleas-Montalvo

No existe nada nuevo bajo el sol, dice el dicho… excepto el covid-19. Luego de los dantescos efectos de la primera ola, es evidente que el agudo retroceso del bienestar humano, en unos países más que en otros, es consecuencia de algo más que la pandemia. Países con liderazgo, instituciones y recursos (científicos, tecnológicos y económicos) la han enfrentado mejor que los desorganizados, improvisados y sin instituciones.

Por Jaime Chuchuca Serrano 

La acumulación del capital históricamente se ha basado en la violencia. Las guerras (de invasión, esclavización, comerciales, de despojo) son un constituyente originario del capitalismo que reordenan las fuerzas sociales. El reordenamiento geopolítico del mundo recompone la acumulación del capital hacia los centros. La mano de obra sin remuneración, la reproducción forzada, los trabajos del cuidado sin gasto de capital, la sumisión corporal por etnia, género y edad, la conformación de centros y periferias por tecnología, son varias formas de acumulación.

Por Tomás Rodríguez León

El Ecuador es un barco que se hunde, pero a la inversa de la tradición las ratas no saltan, se aseguran adentro en el último comedor del navío. La pésima gestión epidemiológica y la falta de ética, caracterizan nuestra realidad pandémica, epidémica y endémica. Lideramos casos de muertos e infectados por habitantes y sin embargo el centro de la crisis pasa de la rapacidad política a la podredumbre moral.

Por Húgo, el búho

Ahí está. Ustedes que sentían vergüenza las 24 horas del día por tener un Presidente tan pero tan limitado, ahora les clavaron un casi Presidente por decreto. A pocos minutos del informe presidencial del 24 de Mayo, las élites, encerradas en algún sauna de la Cámara de Comercio, decidieron que el Lerdín ya no daba más, que era necesario un cuasi Presidente, que, aunque enano, dé la talla. Y ahí nomás se encargaron de redactar el decreto que le da más poderes al ex rupturita, Roldín.