Por Atawallpa Oviedo Freire*

Los partidos políticos deberían agrupar a lo más destacado de una sociedad, pero no están constituidos así. En la función pública, y especialmente en sus autoridades, debería estar lo más valioso de un pueblo, pero es lo contrario. Presidentes, asambleístas, alcaldes y demás autoridades de elección popular, tendrían que ser escogidos entre quienes hayan demostrado honestidad, responsabilidad, empatía, sensibilidad y no entre quienes hayan hecho el mejor espectáculo en una campaña electoral para engatusar a los ingenuos votantes con sus ventriloquías.

Por Carlos Pástor Pazmiño*

Tras la muerte de su padre Luis Noboa Naranjo en 1994, Isabel Noboa Pontón recibió una inmensa herencia en 1995; en 1996, Isidro Romero Carbo, esposo de Isabel (en ese entonces), fue elegido diputado por el Partido Social Cristiano (derecha-conservador) en Guayas; en 1997, Noboa Pontón conformó el Consorcio Nobis. Inicia este emporio empresarial con la Compañía Azucarera Valdez y elcentro comercial Mall del Sol. Pocos años después logró una gran diversificación con presencia en electricidad, agroindustrianegocios inmobiliarios, comercio, turismo etc. 

Por Jorge Oviedo Rueda 

Todavía la humanidad no ha inventado otra forma de dirigir sus destinos que no sea la de la confianza en sus líderes, o, dicho de otra forma, la necesidad de los líderes no ha podido ser eliminada. Esta es una verdad histórica inobjetable. Desde las sociedades primitivas, hasta las contemporáneas, el líder ha sido un factor preponderante de su cohesión y desarrollo.